×

Síguenos en

MERCADOS

Amazon introduce una selva tropical en sus oficinas

El gigante del comercio electrónico instaló en sus oficinas de Seattle tres gigantes esferas transparentes llenas de plantas, para el bienestar de sus empleados.

Por Expansión

Feb 06, 2018- 05:00

WASHINGTON. “Alexa, abre las esferas”. Con esta frase, Jeff Bezos, fundador de Amazon, inauguró sus nuevas oficinas temporales en Seattle. Allí, en medio de una jungla de cemento, el gigante del comercio electrónico ha colocado su nuevo cuartel general: ‘Amazon Spheres’.

El complejo está compuesto por tres enormes esferas de cristal que albergan en su interior un espacio de trabajo único repleto de
vegetación.

En estas bolas de vidrio y acero, de las cuales la más grande tiene unos 30 metros de altura y 40 de diámetro, “los empleados de Amazon pueden trabajar en un entorno que parece más una selva tropical perdida entre las nubes que una oficina”, sostuvo la multinacional, en un comunicado.

Las esferas, ubicadas en los predios de Amazon en pleno Seattle, “no tienen oficinas cerradas, espacios para reuniones o puestos de trabajo, y los empleados pueden reunirse en cabañas suspendidas en árboles de más de 10 metros de altura” o “en caminos que serpentean entre cascadas”, explicó Amazon.

De acuerdo con el grupo, este tipo de entorno “puede inspirar la creatividad e incluso mejorar el funcionamiento del cerebro”.

“Las plantas, los árboles, la luz del sol, la tierra y el agua son los protagonistas. El sonido del agua que fluye y el aroma de las plantas en flor crean inmediatamente una inmersión botánica que aleja a los visitantes del entorno urbano”, añadió.

Hay 40,000 plantas de 400 especies diferentes de todo el mundo, dice la compañía, que afirma que la gente que no trabaja en la firma también puede ingresar de visita en estos imponentes globos de vidrio.

Más ganancias

El gigante del comercio electrónico también reportó que el año pasado ganó 3,000 millones de dólares, un 20 % más que en el año anterior.

En el último trimestre, la compañía tuvo unos ingresos de 1,900 millones, frente a los 749 millones que registró en el mismo período de 2016.

Esta ganancia vino impulsada en gran medida por la reforma fiscal aprobada en diciembre por el presidente estadounidense, Donald Trump, que en su caso se tradujo en un crédito que situó provisionalmente en 789 millones de dólares,
informó.

La compañía, que presentó sus cuentas trimestrales, obtuvo un beneficio neto por acción de 6.15 dólares a lo largo de 2017, por encima de los 4.90 logrados en el año anterior.

Asimismo, los ingresos de la tecnológica entre octubre y diciembre, de 41,325 millones (un 34 % más en comparación con los 30,629 del mismo período en 2016), fueron superiores a lo esperado.

El resultado operativo anual decreció un 2 % al registrar los 4,100 millones de dólares, comparado con los 4,200 millones del año anterior.

Bezos destacó la importancia del producto estrella de la marca, Alexa, un asistente virtual que pretende hacer más fácil la vida cotidiana en el hogar.

“Nuestras proyecciones de 2017 para Alexa fueron muy optimistas, y las hemos superado con creces. No vemos sorpresas positivas de esta magnitud muy a menudo”, señaló Bezos, que agradeció el apoyo a clientes y socios.

El “cerebro” de Alexa se aloja en la nube digital de Amazon Web Services (AWS), por lo que sus “habilidades” están disponibles para clientes antiguos y nuevos de dispositivos como Echo.

Además, Amazon anunció su intención de crear una compañía que atenderá las necesidades médicas de todos sus empleados, una iniciativa conjunta con el principal grupo bancario de Estados Unidos, JPMorgan Chase, y la firma financiera del multimillonario Warren Buffett (Berkshire Hathaway).

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios