×

Síguenos en

REPORTAJE

Múltiples edificaciones en altura transforman el rostro de San Salvador

La ciudad vive un auge de la construcción vertical. Más de la mitad de los desarrollos corresponde a torres de apartamentos. También hay megaproyectos de oficinas.

Casa 5 es el edificio de apartamentos de 21 pisos que Inversiones Bolívar construye en la Colonia San Benito.

Por Omar Cabrera

Ene 23, 2018- 06:00

Los desarrollos inmobiliarios le están cambiando el rostro a amplias zonas de San Salvador. Las grúas de construcción abundan en la parte norponiente de la capital y en menor medida también en el sur de la ciudad.

Las colonias Escalón, San Benito y Lomas de San Francisco concentran numerosos proyectos, principalmente de edificios de apartamentos.

Según la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (Casalco), hay actualmente en desarrollo unos 56 proyectos privados de 20 unidades o más, ya sean estas oficinas, apartamentos, o locales comerciales. Este número incluye el Área Metropolitana de San Salvador, Santa Ana y San Miguel. Pero obviamente, la absoluta mayoría de ellos se concentra en la capital.

Millennium Plaza es un desarrollo de usos múltiples cuya inversión se estima en $185 millones.

Casalco ha identificado, además, unos 74 proyectos que se hallan en fase de solicitud de permisos.

“Entre lo que está y lo que viene, la inversión anda alrededor de unos 1,400 millones (de dólares)”, destacó el presidente de Casalco, Ángel Díaz.

¿A qué se debe el boom de edificios de apartamentos?

¿A qué se debe el boom de edificios de apartamentos?

Seguridad, accesibilidad y comodidad son algunas de las razones por las que las familias del segmento medio y alto prefieren vivir en apartamentos.


Este consolidado incluye el megaproyecto que la empresa Urbánica, Desarrollos Inmobiliarios, planea realizar al norponiente de San Salvador, en el sector conocido como El Ángel. Solo este megaproyecto implica cientos de millones de dólares.

Por otro lado, el estimado de Casalco no incluye otras construcciones privadas, principalmente las ampliaciones de fábricas, aclaró Díaz.

Normativa favorable

Una de las razones por las que han proliferado las construcciones verticales es que se ha facilitado los trámites para estos desarrollos, sostuvo el presidente de Casalco.

“Se ha estado trabajando en normativa que de alguna manera hace que los trámites sean menos complejos y se dé algún tipo de incentivo para que alguien pueda construir en altura porque ambientalmente eso es beneficioso, pues el impacto de una construcción vertical o en altura es mucho menor que el de una construcción horizontal,” explicó Díaz.

El empresario añadió que esta agilidad se da principalmente en trámites de permisos ambientales, pero también en los que se gestionan ante la Oficina de Planificación del Área Metropolitana de San Salvador (OPAMSS) y la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda).

Más del 60 % son residenciales

Entre los proyectos de tamaño mediano o grande que Casalco ha listado, más del 60 % corresponde a edificios de apartamentos, como se puede constatar al revisar publicaciones en medios de comunicación y redes sociales.

Condominio de apartamentos Vista Tower, de Grupo Roble.

Un segundo tipo de proyectos es el de edificios de oficinas, que también ha florecido. Un tercero es el de centros comerciales, y otro es el de proyectos de usos mixtos.

“Pasamos una etapa en la que todos los proyectos se iban afuera de San Salvador”, observó el arquitecto Juan Carlos Paredes. “Pero creo que vamos a ver un retorno de la inversión adentro de San Salvador”.

Porto Elit, una nueva torre de lujo en la Escalón

Porto Elit, una nueva torre de lujo en la Escalón

El nuevo edificio de apartamentos estará listo en septiembre de 2019. Se ejecuta al final del Paseo General Escalón, a pocos pasos del redondel Masferrer.


Más específicamente, la mayoría de proyectos de tamaño considerable se está concentrando en las colonias Escalón, San Benito y Lomas de San Francisco. Esto si hablamos solamente de la ciudad, porque si se incluyen las periferias de la misma, también se observa actividad considerable en Santa Tecla, Nuevo Cuscatlán, y en la autopista al puerto de La Libertad.

¿Por qué en esas zonas?

¿Por qué la Escalón, la San Benito y Altos de San Francisco concentran tantos desarrollos inmobiliarios? Las razones son varias. Una es que estas zonas albergan residencias con terrenos amplios, que permiten a los constructores desarrollar edificios de varios pisos en una o dos propiedades, observó Paredes.

“Ahí hay terrenos de cinco mil, cuatro mil, tres mil varas, que permiten realmente hacer un desarrollo inmobiliario o un condominio en altura que realmente pueda quedar bien”, agregó Díaz. “En lotes de doscientas varas, habría que comprar una cantidad de casas que se vuelve virtualmente imposible hacerlo”.

Otra característica de estas tres zonas es que cuentan con acceso a vías importantes de circulación vehicular, es decir que tienen buena conectividad con el resto de la ciudad.

Adicionalmente, estas colonias se caracterizan por tener niveles de seguridad ciudadana mejores que los de otras zonas de la capital.

Oportunidades y retos

Construir edificios de varios niveles donde antes había casas de un solo piso conlleva oportunidades y también desafíos.

El director ejecutivo de Casalco, José Antonio Velásquez, señaló que en el espacio de tierra donde antes habitaban o trabajaban, digamos, 10 personas, al construir un edificio lo harán varias decenas. Esto implica un aumento en la demanda de servicios públicos como agua potable, canalización de aguas negras, e infraestructura vial para el tráfico de peatones y vehículos.

En el caso del agua potable, ayuda el hecho de que los edificios normalmente tienen una cisterna que les permite mantener una reserva del preciado líquido.

Para el caso de los servicios de alcantarillado, la situación es distinta, porque a medida que estos nuevos inmuebles entren en funcionamiento, las descargas de aguas grises y negras a las tuberías públicas aumentará considerablemente.

Del lado positivo, el aumento de personas en las zonas donde se realizan estos desarrollos también conllevará un incremento en la demanda de productos y servicios en esas zonas.

A esto responde la proliferación de pequeños centros comerciales que ya se observa, por ejemplo, en la colonia San Benito, y que seguramente continuará de forma paralela a estos proyectos de construcción de apartamentos y oficinas.

Los nuevos inquilinos o empleados de estos inmuebles necesitarán restaurantes, cafés, bares, tiendas, farmacias, clínicas, y otros negocios que les permiten encontrar lo que buscan sin tener que alejarse mucho de su trabajo o vivienda.

El director ejecutivo de Inversiones Bolívar, Diego de Sola, observó que el comprador típico de un apartamento es una persona que quiere estar cerca de un núcleo urbano, en donde tiene acceso a los productos y servicios que necesita a una distancia relativamente corta.

Por este motivo, es previsible que el desarrollo urbano en altura siga creciendo en los próximos años en la periferia de la capital, en sectores como Santa Tecla, Nuevo Cuscatlán, y el norponiente, en el sector conocido como El Ángel.

Estas son zonas donde hay terrenos sin desarrollar y que cuentan con buenas vías de acceso para conectar con la ciudad.

Tags Alta 510 Ángel Díaz Casa 5 Casalco Desarrollos Inmobiliarios Diego De Sola Edificios De Apartamentos Grupo Roble Inversiones Bolivar Juan Carlos Paredes Millennium Plaza Urbánica Vista Tower

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios