Secciones
×

Síguenos en

JORGE QUIROGA, EX PRESIDENTE DE BOLIVIA:

“Libérense de la plaga del Socialismo del Siglo XXI”

Jorge Quiroga, expresidente de Bolivia, compartirá su experiencia sobre la importancia de la libertad política y económica en Latinoamérica. El exmandatario es el principal expositor del Encuentro Nacional de la Empresa Privada (Enade), que se celebra hoy en nuestro país.

Quiroga es un político, especialista en cooperación, macroeconomía, comercio, reformas constitucionales, jurídicas e institucionales, y otras áreas.

Por Guadalupe Hernández

Nov 14, 2017- 05:30

¿Cuál será el futuro de la democracia si el Socialismo del Siglo XXI se sigue expandiendo en Latinoamérica?, ¿cómo amenaza este modelo a países centroamericanos como El Salvador y Nicaragua? ¿Qué sucederá si se instaura una segunda Cuba en Venezuela, y una tercera en Bolivia?

Esas son algunas de las inquietudes que este día planteará Jorge Quiroga, durante la conferencia principal del Encuentro Nacional de la Empresa Privada (Enade), que se celebra en nuestro país, organizado por la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

Así lo explicó a Expansión el expresidente de Bolivia la semana pasada, durante una entrevista telefónica.

Quiroga fue el sexagésimo segundo presidente de Bolivia, del 7 de agosto de 2001 al 6 de agosto de 2002.

En 2019 El Salvador elegirá a su futuro presidente. ¿Qué recomendaciones nos da como país?
El consejo que le doy a El Salvador es el mismo que le doy a mis hermanos bolivianos y ecuatorianos: libérense de la plaga y de la peste del Socialismo del Siglo XXI, que en donde llega termina destruyendo la economía y pulverizando la democracia, como ha sucedido en Venezuela. Y es un proyecto que tiene influencias en mi país y en El Salvador.

Hay que evitar seguir el camino totalitario, abusivo y destructivo, que ha sido la peste que ha destruido a Venezuela. Nunca en la historia de la región ha habido una destrucción social, económica y política como la que estamos viendo en Venezuela.

RECOMENDAMOS: ANEP aboga por trámites ágiles e institucionalidad fuerte

Quiroga habló en exclusiva con Expansión, vía telefónica. Hoy será el expositor principal en el XVII Enade.

¿Cómo observa usted el clima de libertades económicas y democráticas de El Salvador?
No me gusta pretender saber más del lugar al que llego que los demás. Más bien estoy interesado en compartir las experiencias y desafíos que tenemos como región, como por ejemplo, los acuerdos comerciales y migratorios con Estados Unidos, cuál será el futuro de la democracia si se encumbra una segunda Cuba en Venezuela, una tercera en Bolivia, y qué podrá pasar en Nicaragua y El Salvador en donde amenaza el Socialismo del Siglo XXI.

¿Cuáles son los retos que actualmente tienen los países de Latinoamérica?
Latinoamérica tiene grandes retos, como por ejemplo, hacer que la relación con China funcione, y que pase de la China compradora a la inversionista; enfrentar de forma conjunta la relación comercial y migratoria con Estados Unidos, que sabemos quiere anular el TPS, cambiar el NAFTA, entre otros; y el principal desafío es cómo garantizar que Venezuela se libere de la “narcodictadura”, y evitar que se consolide una segunda Cuba, porque si lo hace, tendrá los gérmenes para llegar a otros países, como El Salvador y Nicaragua.

Ya que menciona a China, este país ha logrado fuerte inversión y empleo sin libertad política, y con un modelo económico también restrictivo. ¿Cuál cree que ha sido la fórmula?

Para comenzar, China sí tiene libertad económica plena, el partido comunista ha sido el más capitalista de la historia. Si uno ve la historia de China, en los últimos 40 años, puede mirar que es la segunda economía del mundo, camino a ser la primera, excepto cuando ocurrió la revolución industrial y tecnológica y quedó un tanto rezagada.

Pero sería un error pensar que el éxito de China ha sido partidario, el mismo partido destrozó la China y de ser la más grande del mundo la mandó al fondo, pero luego vino la apertura económica: las zonas francas, el libre comercio, el ingreso a la Organización Mundial de Comercio (OMC). Ahora es una potencia manufacturera, hay una política muy abierta y emprendedora.

China siempre busca lo que estábamos hablando, la seguridad de tener inversiones de largo plazo con confiabilidad. Los chinos son muy pragmáticos, tienden a preferir a gobiernos de centro derecha que tengan reglas predecibles económicas en el largo plazo.

¿Cuál es su concepción de libertad política y económica para lograr el bienestar de los ciudadanos, que es el tema que aborda este día en nuestro país?
Creo que es obvio que en la historia de la humanidad no hay ejemplos de países que hayan hecho reformas económicas puras, simplemente hay países que han luchado por la democracia y la libertad con discusiones independientes con la prensa libre.

A lo largo de la historia de la humanidad ha habido ejemplos de países que han hecho reformas de apertura económica, respeto a la propiedad privada, a la libre iniciativa. Y obviamente, la otra vertiente es la lucha por la democracia, entendida como elecciones libres, justas, transparentes, instituciones independientes, libre expresión, y poder hacer oposición.

No siempre han venido de la mano, pero se habla que en la historia de la humanidad, y en el largo plazo, la única forma sostenible de dar las mejores condiciones económicas en función de todos es buscar avanzar en esos dos frentes.

Es evidente, el ejemplo de Chile, que con un gobierno militar hizo reformas económicas, pero fue más sostenible cuando hubo democracia. Luego llegó la alternabilidad y cambiaron gobiernos de centro izquierda y centro de derecha, pero con cierto rumbo de democracia, y sobre esa dirección ha permanecido.

Sobran ejemplos de casos de reformas sin apertura política, pero a la larga es mejor cuando van de la mano para el bienestar de nuestras poblaciones.

Bolivia, por ejemplo, retornó a la democracia en 1982, pero hubo un desastre económico gigantesco. Democracia no trae necesariamente buenas condiciones económicas. Pero ahora bien, volvió la democracia, tuvimos la inversión más alta de nuestra historia, pero no fue la solución el tener un gobierno militar y autoritario.

La solución fue elegir otro gobierno, al doctor Víctor Paz Estenssoro, quien en democracia hizo la reformas económicas, de estabilización, ordenar el tipo de cambio, detener la hiperinflación, y es la ruta que mi país ha traído, hasta recientemente cuando tenemos ahora un gobierno más de corte autoritario.

¿Y en materia de atracciones de inversiones, por qué deben apostar los gobiernos?
La mejor forma de atraer inversión y generar empleo en nuestros países es garantizar las reglas claras del juego, el derecho a propiedad y componentes económicos regulatorios que inspiren confianza en el largo plazo; de lo contrario solamente se tienen inversiones de corto plazo que buscan retornos inmediatos, en función a quien conocen, y no a un sistema económico.

Lo mejor es tener la seguridad que ese marco regulatorio disperse confianza bajo un paraguas democrático donde puede haber alternabilidad, como es propio de las democracias, junto con certidumbre económica.

Los países que han tenido éxito son algunos europeos, asiáticos y algunos de América Latina que han logrado tener certidumbre económica con respeto al Estado de derecho, a la iniciativa privada, a la propiedad, reglas claras y con alternabilidad democrática. Le puedo dar el ejemplo de Uruguay, en donde hay elecciones libres y transparentes, oposición, prensa libre y seguridad. Eso da certeza a los agentes económicos en el largo plazo. Ese es el lugar al que todos aspiramos como país, pero esa no es la situación de mi país.

Si se quiere atraer inversión y generar empleo y con equidad y oportunidades para todos es con políticas sociales consistentes, gobiernos sujetos a la democracia, y reglas claras para el sector privado, e iniciativas de dentro y de fuera para generar empleo.

¿Qué países de Latinoamérica no están haciendo bien su tarea para atraer inversiones con reglas claras y certeza jurídica?
Los países que están bajo el paraguas “chavista” del Socialismo del Siglo XXI desplazaron la economía. En Venezuela, por ejemplo, la destrucción que vemos ahora no era tan evidente.

Cuando uno revisa las cifras antes de 2007 se veía que Venezuela no estaba tan mal porque el precio del petróleo estaba alto y producía millones de barriles, pero eso era coyuntural. Pero después, cuando los precios del petróleo caen y la producción también, comienzan con todas esas expropiaciones que han pulverizado al sector privado y han destrozado la economía, con devaluaciones y distorsiones en el tipo de cambio, con falta de alimentos, y con la inflación más alta del mundo.

La economía se ha contraído casi en 50 por ciento en los años del presidente Nicolás Maduro. Ni un país en guerra ha sufrido una contracción económica de semejante dimensión; prácticamente es un país destrozado. Ese es el ejemplo perfecto de que si se destruyen los factores que atraen la inversión, el empleo y las reglas claras para el sector privado, a la larga te enfrentas a lo que vive Venezuela, una debacle económica gigantesca.

Esa realidad contrasta con países como Colombia, que con problemas ha tenido reglas claras para la iniciativa privada, y ha tenido el crecimiento favorable de los tiempos chinos cuando el precio del carbón estaba alto. Ahora no esta tan alto, pero sigue creciendo. Lo mismo ocurre con Uruguay.

¿Cuál es el rol del Estado para mantener la democracia y la libertad económica y política?
El rol debe ser el de siempre. Primero, es ofrecer seguridad ante la criminalidad y el narcotráfico; garantizar los servicios sociales: salud, educación, agua potable, alcantarillado e infraestructura; y generar las condiciones para atraer inversión. Cuando se encuentra ese equilibrio es cuando se avanza hacia el desarrollo de largo plazo.

………

PERFIL:

Cargos actuales
– Vicepresidente del “Club de Madrid” que agrupa casi 100 exjefes de Estado y de Gobierno.
– Directivo del Diálogo Interamericano y
Resultados para el Desarrollo – R4D, en Washington D.C., EE. UU.

Trayectoria
– Presidente de Bolivia (2001-2002).
– Vicepresidente y Presidente del Congreso de Bolivia 1997-1901.
– Ministro de Hacienda 1992.
– Viceministro de Planificación e Inversión Pública (1990-2000).

Formación Profesional
– Ingeniero por la Universidad de Texas A&M (graduado summa cum laude).
– Maestría en Administración de Empresas (MBA) por la Universidad de St. Edwards, de Austin, Texas, EE. UU.

Tags Enade 2017 Ex Presidente De Bolivia Jorge Quiroga Socialismo Del Siglo XXI

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios