Sábado 25 de marzo


René Núñez, el creador de la turbococina

La turbococina es una creación salvadoreña que tiene como objetivo minimizar el uso de la leña en el país. El invento no produce gases tóxicos y funciona con leña y electricidad

Dorys Inglés
El Diario de Hoy

¿Creería usted que se pueden cocinar todos los alimentos para un desayuno, almuerzo o cena con sólo cinco pedacitos de leña de cuatro pulgadas? Aunque no lo crea, René Núñez es un salvadoreño que inventó una cocina que tiene la capacidad para eso y más.

La turbococina es un invento nacional, hecho en acero inoxidable y es una estructura en forma de cilindro que contiene un disco de diez inyectores de aire.

Además posee un ventilador interno que funciona con energía eléctrica y una placa de acero que regula la entrada o salida del aire. Tiene un sistema de combustión presurizado, donde el calor que se produce se administra en un solo punto.

El invento no emite gases tóxicos. Las emisiones que se producen en el proceso de combustión son calor, dióxido de carbono y agua. Por ello, el creador la llama "la máquina que respira", debido a que emite los mismos componentes que los humanos. "El invento se integra al ciclo biológico de la naturaleza; el dióxido de carbono, el calor y el agua son tres elementos que absorben las plantas y lo transforman en oxígeno", afirmó.

Núñez creó la turbococina con el objetivo de minimizar el uso de la leña en nuestro país.

Además, el invento ya está patentado en el país y Estados Unidos.

Nacimiento

La idea de inventar la turbococina surgió cuando un amigo de Núñez, Francisco Serrano, le pidió que escribiera un capítulo para el libro de "Historia natural y ecología de El Salvador", sobre los recursos energéticos en el país.

Pero el inventor se negó, debido a que consideraba que era muy difícil explicar el tema a estudiantes de tercer ciclo. "Serrano me persiguió para que escribiera el capítulo y, ante tanta insistencia, acepté", aseguró.

"Al terminar de escribir el capítulo, me di cuenta de que la leña era el recurso energético más importante en el país", dijo.

Comparando la leña con la energía eléctrica, aquella representa el mayor porcentaje de los requerimientos en el país.

Comenzó a investigar y profundizar más sobre el tema, y cuando recurría a instituciones públicas, no encontraba nada escrito sobre el tema. "La inversión para resolver la disminución del consumo de leña del país es nula", declaró.

Además, buscó información por Internet. "Busqué por todo el mundo y no encontré mucho".

Comenzó a hacer cálculos y mediciones para elaborar una cocina que fuera sencilla y económica y, sobre todo, que minimizara el uso de la leña.

Primeros pasos

El interés por la investigación inició cuando Núñez conoció a Víctor Posada, médico y amigo de la familia.

El inventor afirmó que disfrutaba mucho ir a la casa de Posada, pues le mostraba casi todos los inventos. "Posada diseñó una máquina que servía para dar terapia a los parapléjicos y les hacía mover todo el cuerpo".

La soldadura bajo el agua fue otra de las creaciones del médico. El soldador se introducía en una burbuja de aire para soldar metales. "Yo soñaba con ser como el doctor Posada, que inventa cosas", afirmó.

Cuando tenía ocho años, Núñez incendió un predio baldío que estaba cerca de la casa. El alboroto fue tal que todos sus vecinos tuvieron que cooperar para apagar el incendio. "Sentía curiosidad de ver cómo la grama seca se encendía más rápido que la verde. Sin querer se me pasó la mano y comenzó a agarrar fuego el predio", aseguró.

Cuando los vecinos preguntaron quién había sido el causante del hecho, él le echó la culpa a unos vecinos.

Afirmó que el fuego fue algo que siempre le fascinó y que durante su niñez no había juguete que no se escapara a ser desarmado por sus manos.

Núñez no se preocupaba por ser el mejor en todo hasta que conoció a Ernesto Figueroa, un amigo del colegio, quien le enseñó a ser disciplinado. "Cuando salimos del colegio, me hizo prometerle que seríamos los mejores estudiantes de la universidad", recuerda.

Figueroa siempre tuvo como objetivo ser el mejor en todo lo que hacía. Núñez explicó que el compañero de clase le enseñó a luchar por todo y tratar siempre de llegar a ser el mejor.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Escenarios] [El País] [Chat]
[
Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[
RUZ'00] [Portada] [Planeta Alternativo]