Miércoles 16 de junio


El rol del sistema financiero para el nuevo milenio

Por Diego Salcedo

En la actualidad, el sistema financiero de El Salvador opera como un simple intermediario entre los depósitos del público (ahorro público) y la demanda de crédito por parte de los sectores productivos de la economía. Bajo este esquema, las ganancias de la banca dependen de la diferencia entre la tasa de ahorro (tasa pasiva) y la tasa de interés (tasa activa), conocida en el ámbito como el "spread" financiero, al cual se le deben restar los costos del encaje y los costos de operación, para obtener las ganancias brutas (utilidades) del sistema. Bajo este enfoque, los bancos aparentemente juegan un rol pasivo y marginal en el proceso de desarrollo económico de la nación.

Es decir, la banca no se involucra de manera activa en ofrecer servicios de valor agregado que aumenten la productividad de las inversiones financiadas a través de sus préstamos. En su rol de intermediarios, los bancos simplemente "colocan" los fondos y se sientan a esperar que las actividades que financian generen ganancias.

Para tener un verdadero proceso de desarrollo económico en el país, se necesita de servicios que, de forma proactiva, ayuden a las empresas usuarias del sistema financiero a ser más rentables. Estos servicios de apoyo a la producción incluyen información de mercados (precios, análisis de la evolución de la oferta y demanda de productos, contactos con demandantes en el exterior, etc.) así como de asesoría técnica para lograr optimizar los procesos productivos (nuevas técnicas agrícolas, tecnologías agroindustriales, etc.) Sin embargo, la actual predisposición del sistema financiero de servir como simple intermediario, no involucra al sector en un rol de apoyo activo hacia la producción.

Vale la pena recordar que, en términos de desarrollo de la economía, el sector financiero no es un sector aislado que tenga importancia en sí mismo. Por el contrario, el sector financiero adquiere sentido económico sólo cuando sirve de apoyo a la producción. En otras palabras, el sector financiero debería existir en función de la producción.

Con esto en mente, el sistema financiero del país debería repensar su rol dentro de la economía para el nuevo milenio. Esto es de vital importancia sobre todo en lo que se refiere a las gerencias agropecuarias de los bancos. Si consideramos al agro como un sector estratégico para el futuro económico de la nación, se debería apoyar la producción agrícola a través de servicios que dinamicen al sector volviéndolo más productivo, más eficiente y más rentable, buscando su inserción en la economía global, y recordando también su importancia nacional en cuanto a la seguridad alimentaria de la población interna se refiere.

Bajo este nuevo enfoque, el rol de las gerencias agropecuarias de los bancos pasaría a ser una de asesoría a los productores. Asimismo, las ganancias del banco en este rubro tendrían que dejar de depender del "spread" financiero, y orientarse hacia servicios de consultoría, que en términos reales aumenten la productividad de las actividades del campo y que le provean al sector un valor agregado a sus productos, que pueda ser capitalizado en los mercados nacionales, pero sobre todo en nichos a nivel internacional.

No está de más recordar que el gobierno tiene también responsabilidades que cumplir para que este enfoque tenga éxito. El buen manejo macroeconómico, incluyendo la disminución del riesgo cambiario, así como la evaluación y ajuste de los encajes legales para incidir en las tasas de interés, son atribuciones indelegables del gobierno. Asimismo, la inversión pública en infraestructura de apoyo a la producción rural, como por ejemplo la mejora de caminos rurales, es otro aspecto a tener en cuenta. Finalmente, la reducción del riesgo país, sobre todo la disminución de los riesgos reales de la delincuencia rural, es otro aspecto que debe tener prioridad dentro de las políticas de Estado.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Espectáculos] [Departamentales] [Chat] [Foros]
[Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[RUZ'99] [Portada]