Domingo 29 de agosto
Alerta por incremento de embarazos en adolescentes

De una población de mil adolescentes, 116 quedan embarazadas cada año. Esta cifra es demasiado elevada para el país

Teresa Cubías

El Diario de Hoy

Los resultados del primer estudio realizado en el país sobre embarazos en adolescentes, arrojaron "cifras alarmantes". Según la investigación, de un promedio de mil jóvenes, se calcula que 116 quedan embarazadas cada año.

El estudio, que fue realizado por la Dra. Marina Padilla de Gil, y por el que ganó el Premio Nacional de Medicina, se convierte en un reto a vencer para el Gobierno, comentó la investigadora, pues es la primera vez que se tienen datos específicos sobre dicho problema.

En la mayoría de los casos, de las 305 jóvenes censadas, provenientes de los estratos bajo y medio, las principales causas de los embarazos precoces son la deserción escolar, la desintegración familiar, los escasos conocimientos sobre la fertilidad y su baja autoestima.

Los problemas

Según el estudio, la mayoría de las jóvenes encuestadas cursó hasta el séptimo grado, lo que refleja la existencia de deserción escolar. Esta, muchas veces, se da porque provienen de hogares desintegrados y tienen que trabajar para ayudar a su familia.

Sin embargo, la Dra. de Gil aclaró que la baja autoestima de las jóvenes es la causante de crear apatía por la superación escolar y perdida de interés por superarse.

Otro de los retos en donde se debe trabajar con mucho énfasis, según la investigadora, es en la planificación familiar dirigida a los jóvenes.

A juicio de la ganadora del premio de medicina, algunas personas designadas para impartir las charlas a los adolescentes, no están preparadas para tratar con éstos, lo que crea una gran barrera entre los educadores y los jóvenes.

Los problemas mencionados deben ser combatidos de inmediato, recomendó la Dra. de Gil, para así reducir los niveles de embarazos a este nivel. En Latinoamérica, El Salvador se ubica en los primeros cinco países con mayores índices de embarazos precoces.

Pero, además de los problemas sociales que causa este tipo de embarazos, también se deben mencionar los gastos económicos que generan para cada hospital, pues cada parto de las adolescentes es de riesgo.

Las condiciones físicas de las jóvenes, quienes muchas veces presentan anemia, bajo peso y talla, influyen en que éstas tengan que ser sometidas a cesáreas, lo que incrementa los costos en los hospitales.

Algunas soluciones

Entre las soluciones planteadas en el estudio destacan el incremento de la educación en cuanto a temas de planificación, programas para fortalecer la autoestima y evitar la deserción de las escuelas.

Para la especialista, sería beneficioso crear una línea telefónica de orientación sexual, en donde los adolescentes consulten sus interrogantes acerca de las relaciones sexuales.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Espectáculos] [Departamentales] [Chat] [Foros] [Clasificados]
[Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[RUZ'99] [Portada]