elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Llega la magia de la Navidad

El otoño se apodera de la época navideña. Para esta temporada, predominan los tonos tierra, el dorado y el plateado


Publicada 2 de diciembre de 2006, El Diario de Hoy

Karina García
El Diario de Hoy
vida
@elsalvador.com

Experta. Puede consultar a Carolina Calderón al 2242-2280. Foto: EDH

Se acerca una de las épocas más bellas del año: la Navidad. Los hogares se visten de gala. Lucen sus mejores vestidos para celebrar el nacimiento del Niño Dios.

En algunas viviendas, el árbol es colocado pocas semanas antes del 25 de diciembre. Hay familias que lo ponen a finales de noviembre, sobre todo aquellas que tienen niños.

Para esta temporada, la diseñadora Carolina Calderón señala que los colores de moda vienen inspirados en el otoño. Naranja, café, crema y dorado toman protagonismo. Arriban también el blanco y el plateado.

La época experimenta dos tendencias: la sobriedad y la fantasía. Por un lado se pretende una ornamentación limpia, no saturada, que permita que se aprecien las ramas del árbol. Y por otro, se juega con los follajes brillantes, que, en ocasiones, pueden resultar costosos para el bolsillo.

Ambas son ideales para hogares donde no hay niños pequeños. Si se desean combinar colores, Calderón recomienda usar un máximo de tres. Si se quiere crear un efecto elegante, las luces deben ser blancas y fijas. Como adornos pueden utilizarse flores, listones y bolas.

Árbol. Se debe tratar de que los adornos no luzcan saturados.Foto: EDH

Para disminuir el gasto de dinero, la diseñadora aconseja que en vez de ramas cubiertas de brillantina, se opte por espigas, mallas o ramas secas de eucalipto. Éstas últimas pueden decorarse con spray de color.

Si se desea colocar chongas, éstas pueden hacerse manualmente con linos o tafetas. Con ellas, incluso, pueden construirse pies de árbol. Una forma práctica de crear uno, explica Calderón, es acomodar un pedazo de tela alrededor del árbol.

Para propiciar un ambiente armonioso se deben mezclar los mismos colores o detalles que se han utilizado en el árbol en el resto de ornamentos: guirnaldas, centros de mesa, macetas, entre otros.

Para los hogares donde hay niños, la decoración es más libre. Pueden utilizarse varios colores, peluches, guías de muñecos y dulces. La idea es transmitir alegría.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW