elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

A diálogo por la isla Conejo

Concertación. Los vicecancilleres de El Salvador y Honduras anunciaron una reunión con los presidentes de ambos países. Cada uno dice que mostrará pruebas sobre la soberanía del islote


Publicada 21 de octubre de 2006 , El Diario de Hoy

Vigilancia. La Fuerza Naval vigila los contornos de la isla Conejo. Los pobladores de la zona dicen estar a la expectativa. Foto EDH

El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

La discusión entre El Salvador y Honduras por la soberanía de la isla Conejo llevó a que ambas naciones acordaran sentarse para resolver el impasse.

El vicecanciller de la República, Eduardo Cálix, se reunió con su homólogo hondureño, Eduardo Reina, para analizar un mecanismo idóneo que permita “sentarnos a dialogar”, y que incluye a los presidentes de ambas naciones.

“Lo que nosotros queremos es sentarnos a dialogar, presentarnos las pruebas, pero tenemos absoluta confianza que tenemos todo aquello que nos ampara para poder demostrarles que la isla siempre ha pertenecido a El Salvador”, sostuvo el funcionario.

Cálix aseguró de tajo que las maniobras militares que realiza Honduras en el territorio isleño son ilegales, aunque no aseguró que ese país haya reforzado el número de soldados en la zona (ver nota aparte).

Pero el diplomático advirtió que aún no hay fechas establecidas para el encuentro. “El próximo paso es que ellos recibirán una nota de respuesta a los que nos han preguntado”, informó.

Por su parte, al vicecanciller vecino pidió mesura en ambas partes para no caer en confrontaciones.

“Se debe evitar que esto tenga una escalada que a ninguno de los dos países, ni a la región, le conviene, ya que hay que bajar el nivel de confrontación y de generalidad con el que se habla este tema”, opinó Reina.

Para el funcionario hondureño, la sentencia de la Corte Interamericana de Justicia, dictada en 1992, es clarece que los espacios terrestres y marítimos son parte de Honduras.

En este sentido, el comisionado presidencial para el Golfo de Fonseca, zona donde descansa el islote, es tajante en afirmar que, en 1917, la Corte estableció, a petición de Honduras, los espacios marítimos.

Patrullaje. Agentes de la marina navegan por el Golfo. Foto EDH

De acuerdo a la sentencia, dijo, se estableció un régimen de domino en las aguas del Golfo, que permite el acuerdo entre los gobiernos para circular libremente.

Sin embargo, señala que otra opción es “pedacear” ese territorio. “Esa es la decisión que está tomando la hermana república de Honduras”, concluyó.

Tanto el país como Honduras han hecho extensiva su disponibilidad a dialogar diplomáticamente para solucionar el diferendo.

“Tenemos que encontrar los puntos que nos unen y no buscar puntos donde podamos encontrar algún tipo de diferentes opiniones”, aseguró Reina.

Según Cálix, el tamaño del islote (unos 400 metros) no es un punto de honor, sino que es un espacio con soberanía a defender.

Fuerza Naval: “Mantenemos buenas relaciones”

La Fuerza Naval mantiene una postura cautelosa respecto a la ocupación de tropas hondureñas en la isla Conejo.

El capitán de navío Oscar Ricardo Medrano Rivera, comandante de la Base Naval de La Unión, dijo que “nos mantenemos en el mismo status quo”, es decir, el dispositivo táctico naval no ha variado.

El militar advirtió que mantienen buenas relaciones con los efectivos del vecino país, al comentar que “cuando se presentan problemas con los pescadores, nuestros o de ellos, nos coordinamos y resolvemos de inmediato cualquier situación”, dijo.

Pero en la población, el sentir es aún más de expectación, y el deseo en común es que ambos gobiernos resuelvan la diferencia en cuanto a la isla.

Angelina Flores, habitante del lugar, espera que “nuestro presidente reaccione y logre, de una forma pacífica, que Honduras retire su tropa”.

Otras opiniones, en tanto, son más atrevidas, como la del lanchero Carlos Amaya, quien tiene su teoría: “No hay que discutir nada, porque está claro que (la isla) es nuestra”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW