elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Tarjetas tentación para derrochar

Las tarjetas de crédito son un medio de pago que facilita la adquisición de bienes y servicios y no debe ser un motivo de endeudamiento

Publicada 13 de octubre de 2006, El Diario de Hoy

Milady Cruz
El Diario de Hoy
negocios@elsalvador.com

¿Acostumbra a darle un buen uso a sus tarjetas de crédito o es de los usuarios que utiliza hasta el extrafinanciamiento que le han otorgado?

Sin duda, en el mundo de la banca formal, la mejor carta de presentación que un cliente debería tener a la hora de solicitar una tarjeta o cualquier tipo de producto es su propio récord crediticio, que le abre las puertas a otros tipos de préstamos del sistema financiero.

Según la banca privada, en el país hace falta crear una cultura financiera que le permita al consumidor hacer un buen uso del crédito.

Guillermo Funes, gerente de tarjetas de Scotiabank, explica que la gente está usando mejor sus tarjetas de crédito porque ya no las utiliza para compras innecesarias. “La mayoría de clientes ahora está ocupando las tarjetas sólo para emergencias.

Lo importante no es el producto en sí, sino la lógica del uso que se le debe dar. De lo que sí estamos seguros es de que hay necesidad de enseñarle al usuario a que use bien su crédito”, apuntó el experto.

Siempre es recomendable guardar un límite de porcentaje en la tarjeta para solventar cualquier tipo de emergencia, aconseja Funes.

Según el Banco Salvadoreño, las tarjetas de crédito se deben ver como un medio de pago que facilita la adquisición de bienes y servicios, por ejemplo para todos los pagos recurrentes que se realizan en el mes, como los del supermercado, el pago de servicios, gasolina y otros.

Lo indicado es aprender a usar en forma racional sus tarjetas, “no sobrepasarse de los montos autorizados en sus créditos, no sólo pagar los mínimos fijados por los bancos, sino hacer un sacrificio de pagar por lo menos el doble del mínimo”, afirma el banco privado.
Cuídese de caer en mora

Claudia Hasfura, gerente de tarjetas de crédito y débito del Banco Agrícola, comentó que es básico que el cliente cuide las fechas de pago de las tarjetas de crédito para evitar pagar intereses moratorios o recargos por pagos retrasados.

“La tarjeta de crédito es una herramienta para comprar ahora y pagar después pero hay que saber usarla. Es imprescindible saber cuánto es lo que podemos pagar mensualmente sin que se vea afectado nuestro presupuesto mensual”, precisó Hasfura.

“Tanto las tarjetas de crédito como las tarjetas de débito juegan un papel primordial en la administración del presupuesto de cada persona”, comentó la ejecutiva.

Es mejor que utilice la tarjeta a partir del día siguiente de la fecha de corte, y durante los siguientes primeros días, ya que será mayor el período de tiempo entre la compra y la fecha de pago correspondiente.

Recuerde al usar plásticos:

- Es necesario destinar la tarjeta para pagos específicos, no la utilice para efectuar compras innecesarias.
- Hay que llevar un estricto control de los gastos realizados con el plástico y conservar los comprobantes de las compras, esto permitirá comparar con el estado de cuenta para ver si el banco no ha hecho cargos indebidos.
- No es saludable tener varias tarjetas, porque con facilidad se pierde el control de los gastos. Limítese a una o dos.
- Pague el saldo completo cada mes. Si no puede, pague lo más que pueda y retire la tarjeta de su billetera, de modo que no la emplee el otro mes.

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW