elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

El Chaparrastique, a punto de despertar

Siguen las mediciones. Ayer se pasó de alerta verde a la amarilla fase 3. Ante el peligro, se suspendieron las clases en los centros escolares de la zona involucrada. Expertos hablan de la posibilidad de una erupción de cenizas.


Publicada 13 de octubre de 2006 , El Diario de Hoy

Haga clik en la imagen para ampliar
Eugenia Velásquez/Sonia Bernal/ Francisco Torres
El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

El temor no es generalizado en las comunidades ubicadas al pie del volcán Chaparrastique.

Algunas personas no entienden la magnitud del asunto y siguen sus actividades como si nada pasara.

Otras, como los adultos mayores, que recuerdan la última erupción (de hace 30 años), están pendientes ante cualquier señal del Chaparrastique.

Las autoridades decretaron la alerta verde el lunes, y ayer ascendió a amarilla fase 3. Esto quiere decir que está a un paso de la evacuación. De hecho, ya se han asignado diez centro escolares para que funcionen como albergue en caso de que despierte el coloso.

En San Miguel, se tienen listos 40 albergues y varios vehículos para sacar a la gente, aunque las autoridades aseguraron, ayer por la noche, que apuestan por la autoevacuación.

También se dispondrá de $100 mil dólares de Fosalud, y la Secretaría Nacional de la Familia (SNF) está pendiente de equipar los refugios. Pero a pesar de las medidas tomadas hasta el momento, las versiones percibidas de los habitantes del lugar se contradicen.

Rosario Aguilar, de 52 años, es una de las que asegura que el miércoles por la noche se despertó debido a un sismo que la obligó a salir de su vivienda. “Fue pequeño. Pero como la casa es de láminas y madera, me dio miedo de que cayera”, dijo.

Explicó que en el cantón no han podido conciliar el sueño en las últimas noches, ya que han sido lluviosas y los truenos causan alarma.

Por su parte, Miguel Angel Ramos, de 66 años, quien trabaja en una finca cuidando los cultivos, enfatizó que “aquí no se ha sentido nada extraño”, y comentó que el temor colectivo hace que muchas personas perciban temblores y hasta sonidos parecidos a los truenos.

Pero a parte de las percepciones existe la parte técnica. La que asegura que la actividad sísmica está aumentando en tamaño y frecuencia.

Aparente calma. El volcán se muesta inofensivo, aunque en su interior hay actividad. Foto EDH

Por supuesto, una de las consecuencias de esto fue el cambio de color de la alerta en el radio de 4,000 metros alrededor del cráter del volcán. Otra es la suspensión de las clases para los 16,800 alumnos de 62 centros educativos de los municipios de San Miguel, San Jorge y Chinameca.

“Tenemos un indicador (en el volcán) que preocupa”, expresó el ministro de Gobernación, René Figueroa. Por su parte, al vulcanólogo del Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET) Carlos Pullinger también le sorprende la forma en como se está comportando el Chaparrastique. La comparación con el de Santa Ana es inevitable, pero aclaró que no es nada parecido a lo que ocurrió con el volcán Ilamatepec.

Los datos que arrojan los equipos de medición de gases y las estaciones sísmicas contrastan con la aparente calma que se vive actualmente en los alrededores del volcán. Una explicación sencilla a esto es que, a diferencia del de Santa Ana, no se observan fumarolas.

Posibilidad real

El SNET tendrá hoy cifras del dióxido de azufre (SO2). Por otro lado, Rodolfo Olmos, de la UES, informó que el lunes lograron medir 150 toneladas de azufre por día a través de un equipo portátil denominado espectómetro.

Las autoridades están en alerta y esperando la información del SNET para determinar el color de la alerta. La situación es tal que se han dado 24 horas (que se vencen hoy al medio día) para determinar las acciones que seguirán en cuanto a la evacuación de los pobladores del volcán.

“Hemos instalado una docena de equipos para monitorear el volcán”, confirmó desde el lugar Salvador Rosales, director de Protección Civil, que determinará los niveles de la emergencia en los próximos días.

Tanto Pullinger como Olmos se muestran sorprendidos por los repentinos cambios en el volcán. Este último indicó que desde el lunes hasta ayer este gas había ascendido a 300 toneladas por día. Pero ayer a la 1:00 p.m. el espectómetro registró un alza repentina de 500.

“Si los valores llegan a duplicarse nuevamente estamos presentes ante una erupción de cenizas lo más probable”, expresó el especialista. El SNET lo define como una actividad “moderada, lo cual significa que existe amenaza con una probabilidad de erupción en las próximas semanas o meses”.

Esta entidad visualiza dos escenarios: el de una erupción de cenizas y una llamada freatomagmática. Es decir, con explosiones de gas acompañadas de fragmentos de lava, que podrían caer alrededor del cono volcánico en un radio máximo de 3 a 5 km de distancia.
Según Pullinger, las cenizas que lance el volcán estarían orientadas por la dirección del viento. Sin embargo, dijo que las localidades de San Jorge y San Rafael Oriente podrían ser las primeras en ser afectadas.

El SNET: “Es un indicador negativo”

Incertidumbre. Habitantes están a la expectativa. Foto EDH

A criterio de Carlos Pullinger, vulcanólogo del SNET, el modo “brusco” en que el volcán está liberando su energía es un “indicador negativo”, tomando en cuenta que su cráter está sellado por un derrumbe ocurrido en 2002. Los movimientos han seguido fluctuando entre los 125 a 300 unidades RSAM.

Ante esto, los sismos que perciben las estaciones de medición pueden ser ocasionados por dos factores. Uno está determinado porque el gas interno esté tratando de salir y al no poder hacerlo esté provocando mayor vibración al interior del volcán. Este hecho lo comparan a lo que ocurre con una olla de presión.

El otro aspecto, podría ser que realmente existe una energía interna lo bastante fuerte (cámara magmática, donde se encuentra la lava), que está provocando los impulsos sísmicos.

Los técnicos de la Universidad de El Salvador (UES) han estado presentes en la zona desde el lunes observando valores de Dióxido de Carbono (CO2). Éste es uno de los parámetros que, al igual que las señales de amplitud sísmicas (RSAM) y el Dióxido de Azufre (SO2), determinan si el volcán tiende al alza o desciende.

Según Rodolfo Olmos, físico de la UES, el miércoles midieron 21 gramos sobre metro cuadrado día de CO2. El valor normal de este químico antes de que el Chaparrastique entrara en mayor actividad era de 11 gramos M2 día. Ayer, este parámetro subió a 30.

El SNET tendrá hoy valores para conocer la evolución del volcán. Además han instalado una cámara web en el volcán El Pacayal para tener imágenes en tiempo real.


Situación está controlada, según Protección Civil

Informe. Pullinger, del SNET, en conferencia interinstitucional. Foto EDH

El Sistema de Protección Civil ha coordinado las acciones que se podrían llevar a cabo en caso de que sea necesario evacuar con el Comité de Emergencia Municipal de San Miguel, en donde participan las alcaldías de los municipios en riesgo.

Pero esto no es todo. Además participará la Fuerza Armada, la Policía Nacional Civil (PNC) y grupos de líderes locales, quienes estarán enviando información al SNET y a Protección Civil sobre los cambios que observen en el volcán Chaparrastique.

El comisionado Douglas García Funes, subdirector de Áreas Especializadas de la PNC, informó que han ordenado el cese de licencias para 2,500 policías que prestan servicio en el oriente del país, así como a 300 miembros de la Unidad del Mantenimiento del Orden (UMO) y al grupo de Reacción Policial (GRP) para que ayuden en tareas de evacuación y rescate.

“Estamos a un paso de una posible evacuación, el Sistema está esperando el banderillazo”, afirmó Salvador Rosales, director de Protección Civil en la conferencia ofrecida al medio día en Gobernación, de San Salvador.

Más tarde, en San Miguel Rosales confirmó la situación a los del comité de emergencia municipal.

“Estamos listos para proteger vidas”, manifestó el funcionario de Protección Civil. También contó que las autoridades están en alerta y esperando la información del SNET para determinar si el alerta sigue en amarillo o baja.

Por su parte, las autoridades locales aseguraron que tienen 40 albergues, entre centros escolares, iglesias y casa comunales, a disposición de la gente ante una posible evacuación.

Coloso genera expectativas

Cautela. Las poblaciones cercanas al volcán no pretenden evacuar hasta que no haya signos de peligro para las comunidades. Las autoridades locales dan informes sobre la actividad del cono.

Confiados. Estudiantes de Las Placitas guardan serenidad. 

¿va a hacer erupción?

Lo ideal sería poder responder a esta pregunta. En vulcanología nada está escrito. Los expertos hablan de “probabilidades” de que si y que no.

¿Cuándo va a hacer erupción?
Eso no se puede determinar. Puede ser hoy, en semanas o meses. Habrá que esperar más días en que el volcán siga manteniendo el nivel de actividad que ha presentado desde el lunes. “Es un día a día”.

¿Qué pasa cuando sube el azufre?
Se maneja que un volcán puede expulsar hasta 1,000 toneladas de gas al día y eso es normal. En El Chaparrastique después de 2002 que se tapó el conducto central se estuvieron midiendo entre 100 a 300 toneladas por día, pero cada volcán es distinto.

¿Qué diferencia al Chaparrastique?
El nivel de su energía está siendo liberada de una forma más brusca. A diferencia del de Santa Ana, que “iba a paso lento”, en éste se ha tenido cambios rápidos en cuestión de días.

¿Qué son lasfrecuencias?
Se miden enHertz de sonido. Éstas se han mantenido entre 3 y 7. Si llegaran a bajar de forma repentina y la sismicidad también, es un indicio de que algo puede ocurrir.

¿Habrá ceniza o lava?
Lo más probable es una erupción de ceniza. Ésta podría alcanzar hasta 2 km de distancia. Los balísticos o rocas por lo general caen alrededor del cráter. Se estima que los municipios de San Jorge y San Rafael Oriente, de San Miguel, puedan ser los más afectados por la ceniza. De darse una erupción, la dirección del viento es determinante, ya que de esto depende hacia qué lugar se dirijan los materiales que el volcán expulse.

Diversión
“Las clases siguen con normalidad”

Los estudiantes del Centro Escolar del Cantón Las Moritas, del municipio de San Jorge, del departamento de San Miguel, se ven despreocupados jugando al fútbol en un campo recreativo al pie del volcán.

Marcos Flores, profesor de Ciencias Sociales en la referida escuela, dice que “no hay una notificación oficial acerca de las acciones que se tomarán respecto a la actividad del volcán”. Seguirán con sus actividades cotidianas mientras no vean la actividad volcánica.

Atentos

El docente explica que mantienen su atención a las señales que emite el volcán, además de lo que manifiestan las autoridades de seguridad y emergencia local.

“A los jóvenes de tercer ciclo se les ha proporcionado una nota con toda la información necesaria, en caso de una evacuación”, agrega Flores.

Por ahora desconoce si las clases serán suspendidas, pero hasta no haber nada oficial seguirán con normalidad.

Mientras, ya empezaron a organizarse dentro de las posibles rutas de evacuación dentro del recinto escolar.

Incluso en le han solicitado a los alumnos que mantengan al tanto a sus familias para que sepan qué hacer en una emergencia.

Información. Los pequeños saben los riesgos que corren. 

Actividades normales
Autoridades recomiendan prudencia

Los registros indican que el Chaparrastique ha variado sus patrones de comportamiento; sin embargo, la población aún no percibe situaciones anormales en el cono volcánico.

Mientras, las entidades de seguridad prevén la situación que podrían enfrentar si se produjera una emergencia, posterior a la alerta amarilla establecida por el Servicio Nacional de Estudios Territoriales.

Los niños y maestros no advierten el peligro que corren, ya que hasta las 3:30 de la tarde de ayer continuaban con sus clases normales.

Dora Rodríguez, directora del Centro Escolar del cantón Las Placitas, dijo que “no nos han notificado nada del Ministerio de Educación, lo que sabemos es lo dicho en las noticias”.

A pesar que la docente reside en el centro de la ciudad de San Miguel, se ha informado con las población que vive muy cerca del coloso sobre los eventos anteriores para saber qué acciones tomar en una situación de alerta.

Rosario Zapata, educadora del segundo grado de la misma escuela, indica que no detecta preocupación alguna en sus alumnos, quienes a pesar de su corta edad saben a lo que se enfrentan.

Sin embargo, a los niños se les ha enseñado lo que significa vivir cerca de un volcán.

Se apoya en un material educativo facilitado por la fundación Geólogos del Mundo.

Sereno. Misael Zelaya, habitante de Las Placitas. 

Guardan calma
“No le tememos al volcán por ahora”

Misael Zelaya Ortiz, empleado del Centro Escolar Rosa Girleman del cantón Las Placitas, del departamento de San Miguel, guarda la calma a pesar de la incertidumbre que envuelve a los migueleños sobre una posible erupción del volcán Chaparrastique.

Zelaya ha visto distintos acontecimientos del coloso y guarda en sus remembranzas los momentos que más atemorizaron a la comunidad.
Los terremotos de 2001 generaron movimientos fuertes, lo que provocó que se escucharan retumbos dentro del cráter.

Zelaya recuerda la erupción de 1976, cuando el volcán lanzaba piedras y fuego, como si se tratase de una quema de pólvora.

Tranquilidad

La comunidad del cantón Las Placitas donde reside guarda la calma porque, como explica Misael, confían en que no va a suceder gran cosa, porque “su vecino”, como le llama al coloso, avisa si va a suceder algo.

“No hay necesidad de evacuar, porque no ha habido mayor cosa que nos obligue a abandonar nuestros hogares”, afirma Zelaya.

Si llega a tener la misma actividad de hace 30 años puede que estemos dispuestos a alejarnos de este lugar, donde hemos vivido con tranquilidad y lejos del bullicio, expuso.

Como cualquier otro día seguirán realizando sus labores, a pesar de lo que digan las autoridades. Ellos sabrán cuando tomar la actitud correcta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW