elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

VMT niega autorización a examinadora cerrada

Sanción. Copasyco perdió el permiso porque cometía fraude. En enero avalaron a un ciego que nunca tocó el volante ni se examinó. Cerró el 22 de abril.


Publicada 13 de octubre de 2006 , El Diario de Hoy

Comercio. Venezuela es el único país latinoamericano productor de petróleo que integra el cartel mundial de la OPEP. 
Alejandra Silva
El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

Hasta el primer trimestre de este año, Corporación de Pilotos Automovilísticos Salvadoreños y Conexos, S.A. de C.V. (Copasyco), con sucursales en San Salvador y San Miguel, era una escuela autorizada para examinar a automovilistas que necesitaban una licencia de conducir. Sin embargo, el Viceministerio de Transporte la clausuró.

La sanción se la granjeó luego de que El Diario de Hoy publicara que la empresa avaló a un ciego como conductor sin haberle realizado el examen teórico y práctico. El único requisito era pagar dinero extra por cometer el fraude.

Lo curioso es que el 22 de septiembre pasado Copasyco hizo un nuevo intento por abrir nuevamente sus puertas.

Con en el nombre de Conesa pretendía ofrecer los mismos servicios, es decir que aplicó para funcionar como escuela de manejo y examinadora a futuros conductores. Esta solicitud fue revisada por Eduardo Martell cuando aún era el director de Tránsito del VMT.

El entonces funcionario informó que la nueva petición les fue denegada por el historial que acumulaba la empresa, que también hasta el año pasado era la que más alumnos reprobados tenía en la reevaluación teórica al azar que hace el VMT.

El caso del no vidente continuó, ya que fue seleccionado para realizar la prueba teórica en las oficinas del viceministerio. Pero debido a su dificultad visual, otra persona usurpó su identidad. Esa vez el alumno reprobó la prueba. Pero la segunda otro sujeto se hizo pasar por el futuro conductor y aprobó.

“Querían funcionar bajo otro nombre, pero no hubo autorización para esa solicitud. Se les acaba de denegar”, afirmó un vocero del VMT, cuando los propietarios de La Oriental salían de su oficina. La escuela fue cerrada el 23 de abril, por “falta de diligencia”.

El corto camino para el cierre
El VMT investigó luego de una publicación de este medio
- La empresa tuvo oportunidad de presentar pruebas de descargo.
- Se le realizó entrevistas a varios empleados de la empresa y se encontraron varias contradicciones.
- La falta de credibilidad de Copasyco y no administrar de forma adecuada la responsabilidad que se le dio fueron las causas del cierre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW