elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Tributo por su aporte al rock

Edwin Marinero recibió el premio a “Toda la vida” en Subterránica 2006


Publicada 13 de octubre de 2006, El Diario de Hoy

Nuria Romero
El Diario de Hoy
vida
@elsalvador.com

Visionario. El roquero es el motor de Rockers Club. Foto: EDH

A casi dos meses de cumplir 15 años como Rockers Club, Edwin Marinero fue homenajeado en Subterránica 2006 con el premio a “Toda la vida”

“Vale la pena un reconocimiento a todo un esfuerzo. Y lo mejor de todo es que es en vida y no después”, agradeció el integrante de la banda Arcane.

Su incursión en el rock viene desde que tenía 14 años. “Comencé yendo a los conciertos en las casas comunales. Más tarde, como a los 17 años, me entró la inquietud de formar un grupo de jóvenes”, relata el roquero de 34 años.

A esa edad intentó organizar un concierto, pero los esfuerzos fueron en vano. “Nos faltaba madurar la idea”, añade.

Fue cuatro años más tarde, ya como Rockers Club, que ejecutan el primer concierto en el Auditorio de la Facultad de Derecho de La Universidad de El Salvador. “Tocaron Sepelio,
Trash, Metal Doom y Sepulcro. Eran las más pesadas en esa época. Habían otras reconocidas pero nosotros nacimos para manejar lo underground, los grupos menos comerciales”, sostiene.

El siguiente año, la fama de Rockers Club creció a nivel centroamericano a través de los eventos. Venían bandas extranjeras como Cenothap de México y Mantra de Costa Rica.
“Fuimos los primeros en traer agrupaciones de rock internacionales”, expresa con orgullo.

Mientras manejaba la asociación, aprendió a tocar la batería con Gerardo Sibrián, sobrino de Chente Sibrián. En 1997 decidió formar su propia banda de death metal llamada Souls Dying Path, después tocó en Angelus, y ahora con Arcane.

Una de sus mayores satisfacciones es la creación de los festivales centroamericanos y el más emblemático del país: El Salvador Metal Fest. En febrero 2007, se efectuará la décima segunda edición.
A Rockers Club también se le debe el Independence Fest.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW