elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Conchagua requiere mayor apoyo policial

La Unión. Vecinos patrullan para prevenir más delincuencia mientras autoridades judiciales y otras lamentan falta de recursos

Publicada 13 de octubre de 2006, El Diario de Hoy

Zozobra. La ciudadanía espera que los GTA logren contrarrestar la acción de las maras. Foto: EDH

Insy Mendoza
El Diario de Hoy
elpais@elsalvador.com

Los pobladores del municipio de Conchagua, en el departamento de La Unión, piden un puesto de policía para contrarrestar la creciente ola de delincuencia en la localidad, ubicado a cerca de siete kilómetros de la cabecera.

Astor Escalante viceministro de seguridad, luego de juramentar a un recién formado comité de seguridad local, se comprometió a estudiar la propuesta.

Mientras un Grupo de Tarea Antipandillas (GTA) compuesto por soldados y policías, estará brindando seguridad en la zona.

Wilfredo Barahona, residente de la comunidad, dijo que la iniciativa de solicitar un puesto policial, ha sido de los líderes de los cuatro barrios de la zona urbana de Conchagua.
“Esperamos recibir el apoyo de las autoridades”, dijo el vecino.

Razones

Los conchagüenses justifican la moción, luego que el pasado 14 de septiembre, una mujer y una menor de edad que iban a la clínica local por la noche, fueron atacadas por miembros de la pandilla MS, quienes las asaltaron y las retuvieron con intenciones de violarlas.
Varios vecinos los persiguieron y evitaron el acto.

Tras ello, representantes de los barrios se reunieron para organizar patrullajes nocturnos y verificar la presencia de sospechosos.

El subcomisionado Herbert Larios, jefe departamental de la Policía, manifestó que durante 2006 se han registrado sólo ocho homicidios en Conchagua.

Decir que es una cifra reducida de hechos no significa que la policía no esté preocupada por la delincuencia, indicó.

“Recordemos que el municipio es bien extenso y no precisamente esos homicidios se han dado en el poblado”, reitera.

Añade que los GTA tienen un mes de estar funcionando en el lugar, obteniendo buenos resultados.

Cristina Álvarez del juzgado primero de paz del municipio felicitó a la población por la iniciativa de organizarse para combatir la delincuencia.

“Recuerdo que hace tres años la situación delincuencial era mínima, pero ahora ha aumentado considerablemente ”, expresa.

Explica que al igual que el resto de instituciones del estado, el sistema judicial tienen problema con los recursos existentes.

“He solicitado que me asignen tres personas más para agilizar los procesos, así como una fotocopiadora, pero no he tenido respuesta”, dijo la judicial.
José Ruiz habitante expuso que en la fiscalía, no le atendieron una denuncia de agresión de parte de pandilleros.

“Estoy decepcionado porque el fiscal me dijo que necesitaba pruebas como golpes y sangre”, mencionó.

Piden que se atienda la situación de violencia

La tranquilidad de la ciudad de Conchagua, del departamento de La Unión se ha degradado a partir de la falta de apoyo de las autoridades que se han trasladado a sitios más conflictivos, según Efraín Ponce alcalde de la localidad.

“Esta área se ha caracterizado por ser muy pacífica, pero la poca presencia de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) permite que los mareros hagan de las suyas”, dijo.

Marcos Turcios, de 75 años que reside en el casco urbano teme ir a caminar por el parque central por la incertidumbre de poder ser una víctima de los delincuentes.

“Es posible que estos jóvenes que atacan a las personas provengan de la cabecera de La Unión, ya que no son conocidos”, indica.
La ciudadanía mantiene cerradas las puertas de sus casas y se organiza para protegerse, lo que les pone en riesgo de ser agredidos.

“Necesitamos que la población mantenga la calma y denuncie los casos de agresión para evitar cualquier crimen o violación”
Efraín Ponce
alcalde

“Las autoridades deben procurar que los delincuentes dejen de atentar contra la población que se dedica a trabajar”
Wilfredo Barahona
Habitante

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW