elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Triángulo del crimen

Peligro. La PNC identificó los tres municipios más golpeados por la delincuencia. Allí los homicidios, asaltos, extorsiones y pleitos entre maras es lo del día


Publicada 21 de septiembre de 2006 , El Diario de Hoy

CLICK SOBRE IMAGEN
Francisco Mejía
El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

Anivel nacional el municipio donde se registra más hechos de violencia es Apopa, en San Salvador. Quezaltepeque y Colón, en el departamento de La Libertad, ocupan el segundo y tercer lugares respectivamente, según la Policía Nacional Civil (PNC).

Autoridades policiales han identificado una especie de “triangulación” del crimen en esta zona entre el norte y occidente del país, quizá la más crítica entre los 22 municipios más afectados por la delincuencia.

Allí, clicas de una misma pandilla tienen alguna relación y se comunican para planificar fechorías.

El director de la PNC, Rodrigo Ávila, explicó que en los municipios donde hay mayor violencia es donde más se concentran las pandillas.

Datos policiales indican que entre enero y septiembre se han registrado 2,013 homicidios, en su mayoría con armas de fuego. El promedio aproximado de homicidios diarios a nivel nacional fue en ese periodo de 7.4.

Rodrigo Ávila
Director de la PNC
“No hay que tener temor”
“El miedo tiene cautiva a la población, es por eso que debemos de trabajar juntos todas las instituciones para ayudar a las personas a que no tengan temor”

Las autoridades dicen que tienen localizados los focos de violencia y trabajan en reforzar las unidades policiales para ejercer un mayor control de seguridad en esas zonas.

De hecho, Ávila aseguró que hace algunas semanas lograron disminuir el índice de violencia en el departamento de Sonsonate, donde a principios de este año se dispararon los homicidios y cuerpos mutilados eran encontrados a diario dentro de bolsas negras.

Sonsonate dejó de ser el municipio más peligroso, luego que las autoridades lograron desarticular bandas delictivas y pequeños grupos que traficaban con drogas y se mataban entre sí.

Investigación

Pero es como si se apaga un incendio, y el hampa provoca otro en distinto lugar.
Ávila afirma que tratan de atacar el problema de raíz, “mejorando la inteligencia y tratando de desarticular clicas enteras, estamos haciendo a nivel de inteligencia los análisis correspondientes del problema”.

Uno de los análisis policiales de las autoridades es que los delincuentes están en constante desplazamiento, es decir, cuando la Policía realiza operativos en una determinada zona, los hampones se refugian en localidades vecinas.

Persecución
A pesar de los constantes operativos, los delincuentes están al acecho de los pobladores.

En Santa Tecla, las cifras han disminuido, pero la información que llega a la Policía es que los mismos delincuentes que delinquían en esta área se han desplazado hacia Apopa y Quezaltepeque.

“Hace unos meses hicimos un operativo en Quezaltepeque y detectamos que los delincuentes se fueron a vivir por algún tiempo a Soyapango y Cojutepeque y por eso aumentó la violencia en esos lugares”, continuó el jefe policial.

La primera semana de septiembre de este año en Santa Ana se registraban 259 homicidios y 53 extorsiones.

Los datos, según los investigadores, son cambiantes cada semana, pero les sirven como parámetro para tomar acciones y diseñar planes antidelincuenciales.

Rodrigo Ávila aclaró que la lista de los municipios más violentos no la han estructurado con base en denuncias presentadas por víctimas sino por la información que procesa la inteligencia policial.

Homicidios
Este es el segundo municipios identificado de los más violentos a nivel nacional por la cantidad de muertes que se registran.

En el mapeo policial las zonas donde menos índice de violencia reflejan son los municipios más pobres que se ubican en el departamento de Morazán.

Zonas bajo control

Las autoridades policiales niegan que los delincuentes tengan territorios bajo su dominio
- Indican que la policía puede ingresar a cualquier zona del país.
- Destacan que el problema es que intimidan a la población para que no denuncie.
- Hacen un llamado para presentar las denuncias.

PNC admite que hay “toques de queda”

El director de la Policía, Rodrigo Ávila, reconoció que en algunos poblados del país los delincuentes intimidan a lugareños imponiendo horarios nocturnos para que la gente no salga a las calles.

El jefe policial dijo que ha recibido varias denuncias de ciudadanos y han ingresado a las zonas para constatar la situación.

Mareros
En este sector se presenta una alta concentración de miembros de pandillas que imponen el pago de “cuotas” a empresarios.

“La Policía entra (a las colonias) se está un rato y luego sale y los delincuentes se quedan porque la gente, hasta cierto punto, con el miedo los encubre pero eso es distinto no es que la Policía no pueda entrar”, aclaró el jefe de la corporación policial.

Para el director de la Policía es un problema que puede ser resuelto con el apoyo de la ciudadanía denunciando a los delincuentes que les imponen los horarios.

“El tema es que la gente sabe que los delincuentes están allí, pero no dicen nada cuando nosotros llegamos”, añadió.

Unas de las barreras que tienen que eliminar las autoridades es quitarle el temor a la población para que acuda a las delegaciones o llame a los números de teléfonos de emergencias policiales.

Asesinatos
En este sector los informes policiales registran un mayor número de homicidios cometidos por pandilleros.

“El miedo tiene cautiva a la población es por eso que debemos de trabajar juntos todas las instituciones para ayudar a la gente a que no tenga miedo”, indicó Ávila.

Las autoridades señalan que una de las formas que ayuda a la población es creando una legislación más rigurosa para sancionar a los delincuentes y enviarlos a las cárceles.

Asimismo, otra forma de colaboración con la población es brindando mayor protección a quienes acepten servir como testigos durante los procesos judiciales que se siguen contra delincuentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW