elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Pablo Escobar, de nuevo en la palestra
La amante del capo

Colombia. Una de las modelos mejor pagadas rompe el silencio. Vivió al lado del jefe de cartel de Medellín. Pero ese amor la hizo caer en desgracia


Publicada 10 de agosto de 2006, El Diario de Hoy

Virginia Vallejo. “El amor por Escobar lo pagué con veinte años de lágrimas y ya no puedo cambiar la historia”.
Foto EDH
Mauricio V ásquez
El Diario de Hoy
internacionales@elsalvador.com

Virginia Vallejo, quien durante dos décadas fue una de las figuras estelares de la televisión colombiana, símbolo sexual y, en la mayor parte de los años ochenta, reconocida amante del narcotraficante Pablo Escobar Gaviria, reveló hace unos días secretos criminales del cártel de Medellín, los cuales cambiaron la historia contemporánea de la nación sudamericana.

La ex modelo, quien ahora tiene 56 años, está escribiendo un libro y ya las editoriales se disputan los derechos de éste. Al romper su silencio las autoridades de Estados Unidos le dieron protección como testigo y fue sacada de Colombia.

La muerte del rey de la droga
Tras una larga búsqueda, Pablo Escobar fue abatido a tiros en diciembre de 1993 en una zona residencia.
- Una llamada de su hija fue la que usaron para rastrearlo.
- Antes de morir se había entregado para no ser extraditado y fue recluido en la cárcel de Envigado.
- Cuando EE.UU. lo reclamó se escapó de la cárcel. Al entrar las autoridades encontraron que la prisión era prácticamente una residencia del lujo.
- El la cárcel hotel habían obras de arte, un equipo de chefs, botellas de champaña y hasta grifos de oro.
- Escobar también logró ocupar una curul en el Congreso.

En una entrevista transmitida por el canal RCN, Vallejo ratificó la versión de que el ex ministro de justicia, ex congresista y ex candidato presidencial Alberto Santofimio se obsesionó con la muerte del entonces candidato a la presidencia Luis Carlos Galán, quien tenía grandes posibilidades de ganar y que había prometido extraditar a los reyes de la droga hacia Estados Unidos.

“Este hombre es un asesino, lo único que no hizo fue jalar el gatillo”, afirmó Vallejo respecto a Santofimio, quien guarda prisión por el asesinato de Galán.

Vallejo no tuvo hijos, habla seis idiomas y pertenece a una familia aristocrática y posee una formación en literatura e historia.

Ella sostiene que en múltiples ocasiones “oí a Santofimio insistirle a Pablo que debía matar a Galán. Eso lo supe por primera vez en el 84. Lo volví a oír en el 85 y Pablo me lo reconfirmó en el 87”.

El crimen de Galán lo concretaron sicarios de Escobar en agosto de 1989, mientras participaba en un mitin.

“La idea de Santofimio no era solamente matar a Galán, sino convertir al país en un narco estado. Todo estaba encaminado a que Santofimio fuera presidente de Colombia, acabara con la extradición y asegurara que el sucesor en el poder fuera Escobar, gracias a su labor en favor de los pobres. La idea era acabar con el estado de derecho”, dice la mujer, que lucía sus piernas en anuncios de medias.

Pablo Escobar. El benefactor y sanguinario narco. Foto EDH

“Yo conocí a Pablo en 1982. Me enamoré de él. En alguna época creo que él también me quiso.

Me enamoré de un filántropo, un hombre adorado por su pueblo”, dice la otrora diva, quien -en una ocasión- acompañó al narco a regalar diez mil casas que había construido para los pobres de Medellín.

Pero en sus años finales, Escobar derribó aviones, detonó coches bomba, asesinó funcionarios y periodistas y pagaba por cada policía asesinado y él mismo mató a socios que lo traicionaron.

“Para hacerte respetar tendrás que matar a mucha gente”, le decía Santofimio a Pablo, según ella.

Pero la vida con Escobar también castigó a Vallejo. Luego de divulgada su relación con el capo y darse una vida de lujos, fue excluida de los círculos de la alta sociedad. Fue sacada de las listas de invitados, le retiraron sus contratos y terminó vendiendo cosméticos.

“Fue completamente aislada”, dijo el cineasta Gustavo Nieto. “Antes si ella ofrecía una fiesta, todas las personas importantes asistían , pero después que se supo que era novia de Pablo, nadie quiso verla”.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


elsalvador.com WWW