elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Llegan a El Salvador restos de soldado muerto en Iraq

El ataúd, que volvió a su patria cubierto con el azul y blanco de la bandera salvadoreña, fue trasladado en un avión fletado por el Gobierno de Estados Unidos y entregado a sus familiares, originarios del departamento oriental de San Miguel.


Publicada 24 de julio de 2006 , El Diario de Hoy

San Salvador/EFE
El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

El cuerpo del subsargento José Miguel Perdomo, de 41 años, fallecido en Irak la semana pasada llegó hoy al país en medio de honores fúnebres rendidos por el presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca, y el alto mando de la Fuerza Armada.

Perdomo murió el miércoles pasado cuando era conducido vía aérea hacia un hospital de Bagdad, luego de resultar herido por un artefacto explosivo dejado a la orilla del camino por supuestos grupos insurgentes en las cercanías de la ciudad de Al Kut, provincia de Wasit.

En el hecho también resultó herido otro militar salvadoreño, ambos miembros del VI contingente del batallón Cuscatlán que tiene previsto regresar al país a mediados de agosto próximo.

El cuerpo de Perdomo, quien es la tercera baja que reporta El Salvador desde agosto de 2003, fue recibido hoy en la primera Brigada Aérea, con sede en Ilopango, 9 kilómetros al este de San Salvador, hacia las 16.00 hora local (22.00 GMT).

El ataúd, que volvió a su patria cubierto con el azul y blanco de la bandera salvadoreña, fue trasladado en un avión fletado por el Gobierno de Estados Unidos y entregado a sus familiares, originarios del departamento oriental de San Miguel.

El Salvador es el único país latinoamericano que mantiene tropas en Irak como parte de las fuerzas de ocupación que lidera Estados Unidos, que se rotan a cada seis meses en grupos de 380 soldados.

El viernes pasado, el Ministerio de Defensa confirmó que otros dos soldados salvadoreños, junto a cuatro polacos y un intérprete, resultaron lesionados al ser emboscados con explosivos mientras custodiaban un convoy polaco, en las cercanías de la ciudad de Al Numaniya, en la provincia de Wasit, unos 60 kilómetros al sureste de Bagdad.

Por su parte, Saca ha manifestado su decisión de solicitar a la Asamblea Legislativa el envío de un séptimo contingente al país árabe para continuar los trabajos de reconstrucción y de ayuda humanitaria.

Saca confirmó la decisión el pasado miércoles, minutos después de lamentar la muerte de Perdomo a quien ha calificado como "un héroe en la lucha contra el terrorismo, como un soldado salvadoreño que contribuyó con el pueblo iraquí y con la paz mundial".

Perdomo, quien se encontraba por segunda vez en el país árabe, deja a su esposa y a sus hijos de cuatro y dos años, según reportes de medios locales volvió a Irak con la intención de ganar dinero para comprar una casa para sus hijos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW