d

elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Comentando
La Internet, Trent Lott y los escándalos

La multiplicidad de sitios noticiosos de la Internet, las páginas web de las empresas, universidades
y ONG y los celulares y las agendas con acceso a la Internet, son nuevos medios de comunicación

Publicada 27 de junio de 2006, El Diario de Hoy


Rodrigo Chávez*
El Diario de Hoy

editorial@ elsalvador.com

La característica principal de los medios de comunicación tradicionales (radio, televisión y prensa) es que trabajan bajo ciclos noticiosos de 24 horas, los cuales necesitan puntos y contrapuntos para impulsar una noticia. Es decir, los medios necesitan que suceda un evento y una respuesta casi simultánea a ese evento. Si un diputado da una declaración criticando a un ministro por ser racista, se necesita que el ministro le contesté. Adicionalmente, se necesitaría que el partido del diputado y del ministro se involucren en el debate.

Finalmente, para que la noticia fuera perfecta, se requeriría que un periodista descubriera algunas declaraciones similares del ministro en el pasado, y que por supuesto, todos los involucrados opinaran de nuevo.

Esto haría que la noticia se transformara en una noticia de un día, a una noticia de 5 o 6 días de duración. Sin embargo, si nadie responde a las declaraciones del ministro, no hay noticia. Los medios de comunicación tradicionales operan en ciclos de 24 horas y si no hay respuesta de la contraparte, se dedican a otros temas.

Los sitios noticiosos de la Internet, en cambio, no operan bajo esta premisa. No están presionados ni viven por el ciclo de 24 horas. Por ende, si les interesa una noticia, independientemente que existe respuesta de la contraparte, ellos seguirán hablando de lo mismo.

La renuncia del líder de la mayoría republicana en el Senado de Estados Unidos, Trent Lott, en diciembre del 2002, fue un claro ejemplo de esto. Lott dio unas declaraciones controversiales en una fiesta de cumpleaños de un senador de Caro-lina del Sur, Strom Thurmond. En dicha fiesta, Lott dijo que le hubiese gustado que Thurmond hubiese sido electo presidente en 1948, cuando fue candidato de un partido abiertamente racista.

Sin embargo, cuando los medios de comunicación tradicionales, CNN, The New York Times y The Washington Post, hablaron de la fiesta lo hicieron en un tono amigable, sin mencionar las declaraciones de Lott. Sólo el canal ABC News, informó de dichos comentarios. Sin embargo, debido a que no había una contraparte que le contestara a Lott, la noticia desapareció. Ningún político demócrata ni ningún congresista negro criticó a Lott por sus declaraciones. Por lo tanto, en el ciclo noticioso de 24 horas, la noticia de Lott dejó de existir.

Sin embargo, distintos sitios noticiosos de la Internet decidieron seguir hablando de los comentarios del senador. Sitios como “instapundit.com” y “talkingpointsmemo.com”, publicaron historias sobre los linchamientos de negros en Alabama y de los abusos que estos sufrían en los años cincuentas y sesentas. Adicionalmente, le pedían a Lott que se disculpara por sus declaraciones y por haber deseado públicamente que un racista llegara a ser presidente. Otros sitios de la Internet empezaron a pedir la renuncia de Trent Lott como líder del Senado.

Cinco días después que los sitios de la Internet iniciaron sus reportajes sobre Lott, el periódico The Washing-ton Post hizo un reportaje sobre el tema, y en su editorial pidió la renuncia de Lott. Los demócratas empezaron a criticar al senador y otros medios de comunicación importantes como The Chicago Tribune, The New York Times y la revista Time, empezaron a hacer reportajes sobre la noticia. Finalmente, la Casa Blanca pidió a Lott que se disculpara y reafirmó su oposición a cualquier movimiento racista. Lott terminó renunciando a su puesto como líder del Senado y pidió disculpas por lo sucedido.

Claramente, la noticia sobre Lott jamás se hubiese conocido, si no hubiese sido por los sitios de la Internet. Debido a que éstos no funcionan bajo las convenciones periodísticas tradicionales y no están sujetos al ciclo de las 24 horas, pueden publicar una noticia por varias semanas, sin tener respuesta de ninguna de las partes involucradas.

La multiplicidad de sitios noticiosos de la Internet, las páginas web de las empresas, universidades y ONG y los celulares y las agendas con acceso a la Internet, son nuevos medios de comunicación que crearán sus propias convenciones periodísticas. Crearán sus propias reglas y sus propias formas de auto-regulación. Esto resultará en nuevos mensajes y en nuevas formar de llegar a distintos tipos de públicos.

*Columnista de El Diario de Hoy.

 

elsalvador.com WWW