elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Autoridades piden precaución a población por alto oleaje

El fenómeno ha llevado al Sistema de Protección Civil a trasladar a varias familias residentes en la zona costera del país; mientras que la alerta verde se mantiene. Se prevé que estas ondulaciones podrían durar por lo menos 48 horas más.

Publicada 19 de junio de 2006 , El Diario de Hoy

elsalvador.com/agencias
El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

Fuentes de la Dirección de Protección Civil confirmaron que en las últimas horas se ha registrado un aumento de las mareas en todo el territorio nacional y el oleaje ha alcanzado en algunas zonas entre cuatro y seis metros de altura.

Según los informes, los vientos que se han originado al sur de Australia y Nueva Zelanda han desplazado una corriente marina hacia Suramérica y Centroamérica desde el pasado viernes. La fuente dijo que la marejada alcanzó territorio centroamericano el sábado.

En El Salvador, agregó, las fuertes olas han alcanzado alturas hasta de seis metros en las playas de El Tamarindo y el Cuco, en la zona oriental, donde el agua se ha introducido hasta 75 metros sobre tierra, por lo que algunas familias han sido trasladadas hacia lugares seguros.

En la zona oeste y central del país, las olas alcanzan entre cuatro y cinco metros de altura en las playas de Bola de Monte, Barra de Santiago, Acajutla, Las Hojas y los puertos de Acajutla y La Libertad.

Las autoridades han recomendado a los pescadores artesanales que se abstengan de salir mar adentro hasta que la situación se normalice.

La Dirección de Protección Civil mantiene la alerta verde que decretó a partir de la medianoche del pasado 8 de junio en prevención de inundaciones y derrumbes que puedan causar las lluvias, aunque éstas han disminuido desde el fin de semana

Por 48 horas más

El director del Servicio de Meteorología, Luis García confirmó a elsalvador.com que el fenómeno podría durar hasta el próximo miércoles; será para entonces que se registre una disminución gradual del tamaño de las olas.

Ayer muchos pobladores resultaron afectados con la crecida de las olas. Esta situación recurrente está asociada a diferentes aspectos como huracanes en el pacífico, presiones disminuidas y fuertes lluvias, que para el caso está ocurriendo en Australia.

Aunque estas ondulaciones en el agua ocurren con frecuencia, el SNET no reporte en los últimos tres años un fenómeno que haya cubierto toda la zona costera como ha ocurrido hoy.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW