elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

El Caballito se va de Chalate

René Ramos recibió la notificación de la directiva a pesar de que todavía tiene contrato. Podría volver al Metapán


Publicada 11 de Junio 2006, El Diario de Hoy

René Ramos
Ex jugador de Chalatenango
“Todavía me deben mes y medio y los premios. Me quieren cambiar la deuda por el finiquito” Foto: EDH

William Alfaro
El Diario de Hoy
deportes@elsalvador.com

El carrilero René Ramos fue separado del Chalatenango y destapó la caja de pandora a raíz de la notificación de parte de la directiva norteña con autorización del técnico Agustín Castillo, quien ayer viajó a Perú, su país de origen.

Ramos explicó que fue el vicepresidente del equipo, Roberto Quijada, quien le comentó que ya no continuará con los norteños para el siguiente torneo.

“Me dijeron que el técnico ya no cuenta más conmigo y que busque equipo”, aseguró Ramos, quien agregó que la directiva todavía le adeuda mes y medio de salarios y parte de los 20,000 dólares que prometieron repartir de premio si salvaban la categoría en la serie de repechaje contra el Municipal Limeño, además de 1,000 dólares más por el tanto que anotó en el primer juego disputado en Chalatenango.

El jugador afirmó que se irá del equipo, pero a la vez espera que le salden la deuda y le entreguen el finiquito para poder negociar con otro plantel, incluido su ex club, el Isidro Metapán.

“Ellos me hicieron una oferta que no me parece. Quieren darme el finiquito a cambio de la deuda. Eso no puede ser. Me dijeron que me olvidara de eso y que me darían los papeles”, comentó el Caballito.

Por su parte, Quijada argumentó que el defensor ya está arreglando con otro equipo y que será la directiva la que se encargue de arreglar con el equipo que lo pretenda.
“Todavía tiene contrato por año y medio. Pero él ya no va con el equipo”, sostuvo el dirigente.

Malos recuerdos

Ramos también reveló algunas razones por las que la Chochera ya no lo quiere en el equipo con el que jugó apenas el Clausura 2006.

“Ya teníamos problemas con él (Castillo), pero no sólo yo. En el equipo desde hace mucho tiempo no hay unión. Él estaba con su gente (la que llevó al Chalatenango), con los extranjeros, y el resto del plantel, por nuestra cuenta. Para él todo lo que hacía siempre estaba mal y los extranjeros nunca les dijo nada por su rendimiento, jamás les exigió. Así no se podía trabajar”, confesó.

De momento el jugador detalló que ya entró en conversaciones con los metapanecos y espera terminar su relación con los alacranes para vestir una vez más la elástica de los jaguares para el Apertura que arrancará el 12 de agosto en el Juan Francisco Barraza, sede del campeón Águila.

Las declaraciones de Ramos se suman a las de varios jugadores que denunciaron a inicios de la semana la deuda de mes y medio de la directiva y a la que salió al paso Castillo y Quijada.

Con la baja de Ramos, también se suma la de Emerson “Chamagua” Véliz (ver nota secundaria), quien volverá a las filas de Luis Ángel Firpo, equipo dueño de su pase.

Días atrás, Castillo dijo que la actitud mostrada por los jugadores al hacer pública la deuda demostraba falta de personalidad y explicó actuaron con envidia con los extranjeros, a quienes les cancelaron antes que a los nacionales. Situación que cuestionaron, al igual que las nuevas contrataciones antes de saldar la deuda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW