elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Nace un niño con el corazón por fuera

Nicaragua. Le dan poco tiempo de vida. No puede ser operado


Publicada 1 de junio de 2006, El Diario de Hoy

Agencias
El Diario de Hoy
internacionales@elsalvador.com

En Managua. Los médicos dan pocas probabilidades de vida al menor porque su corazón tiene una anomalía interna y sufre de una infección general.Foto AP

Un niño que nació en Nicaragua el domingo con el corazón fuera de su caja torácica “se resiste a morir’’ y luchaba por su vida ayer en un hospital de la ciudad de León, aunque no tiene salvación, dijo el médico a cargo.

“No podemos hacer nada por él porque no contamos con capacidad técnica. Sólo fuera del país podría ser atendido’’, dijo el doctor Félix Rivera, del Hospital Escuela de la ciudad de León.

El niño, a quien sólo se le conoce como César, por el nombre de su padre, nació el domingo en ese hospital donde los médicos le daban apenas 48 horas de vida, pero ha sobrevivido con respiración artificial.

“Vamos a esperar a que muera porque no podemos hacer nada más, pero el niño se resiste a morir, a pesar de que tiene infección aséptica y serias complicaciones cardíacas’’, dijo Rivera.

“Su situación es estable, pero difícil’’, agregó.
Rivera dijo que los médicos decidieron no operar al niño luego de una junta médica.

Caso raro

El doctor Sergio Hernández, cirujano pediatra cardiovascular que lo atiende, explicó que la situación del menor ocurre con una frecuencia de un caso entre 100,000 nacidos en el mundo y que sólo se conoce de dos niños que han sobrevivido, uno de ellos en los Estados Unidos, y que no tenía anomalías en su corazón.

“Lo tenemos con respiración artificial en sala de cuidados intensivos”, agregó.
El caso se conoce científicamente como “ectopía torácica”, que es un defecto en la pared del tórax.

Producto de la malformación el hígado está desplazado y comprime uno de los pulmones.
La madre del niño es originaria del municipio de Malpaisillo, 68 kilómetros al occidente de Managua, y aparentemente, no se sometió a controles prenatales y tomó tratamientos contraindicados durante su embarazo, según el médico.

Las condiciones médicas existentes en Nicaragua hacen prácticamente imposible realizarle las operaciones quirúrgicas necesarias para acomodarle el corazón dentro del pecho.
Los médicos temen además que por su estado delicado de salud tampoco resista que le apliquen la anestesia.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


elsalvador.com WWW