elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

El zompopo de mayo sale cada vez menos

Daño. Las inundaciones destruyen las larvas, lo que puede provocar una disminución de los insectos. En la época Prehispánica lo asociaban con el sapo, éste cuidaba las siembras.


Publicada 27 de mayo de 2006 , El Diario de Hoy

Especialista. José M. Sermeño, profesor de Entomología, de la Universidad de El Salvador. Foto EDH
Yamileth Cáceres
El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

Mayo se acaba y, con él, el tiempo para apreciar los zompopos “voladores”, que este año visiblemente fueron menos comparados con 20 a 30 años atrás, aunque científicamente no ha sido comprobado.

Tal y como lo recuerda el antropólogo de la Universidad Tecnológica, Ramón Rivas. “Los zompopos nacían inmediatamente después de una tormenta, salían se iban a dar vuelta alrededor de los bombillos”, comentó.

Para José Miguel Sermeño, Ingeniero Agrónomo y profesor de Entomología de la Universidad de El Salvador, la población de los insectos puede disminuir de un año a otro por los desastres naturales.

Un estudio realizado en Sur América determinó que un año después de un invierno copioso disminuyó la cantidad de zompopos, comentó Sermeño.

La teoría es que con las inundaciones el agua se filtra al nido y causa una mortandad de larvas, a demás de dañar el alimento.

“Si no hay suficiente comida no van a poder alimentar a la cría”, comentó. La disminución de las zonas verdes podría ser otra causa para que se vean menos insectos, ya que estos buscan la tierra para poner el huevo y vivir, comentó un biólogo independiente.

Éstos insectos con los que antes jugaban los niños, salen con las primeras lluvias para reproducirse.

Los animales que se ven en mayo con alas es la reina (hembra) y el Zángano que se encarga de fecundar.

Sermeño explicó que la reina deja su nido e inicia el vuelo nupcial, tras de ellas van los machos, sólo el más fuerte la alcanza y la aparea.

Según estudios éstos salen entre seis y siete de la mañana, luego el macho muere y la hembra busca un lugar para formar la colonia.

Fuente de proteína


Los zompopos son ricas en proteínas, en países como Méjico, Guatemala, Brasil, Colombia y Japón sirven de alimento.

Científicamente se ha comprobado que el tórax y abdomen tienen 39.33 por ciento de proteínas si están crudos y cocinados 26.27.

Este producto se comercializa en mercados locales de Colombia, una bolsa con 20 unidades puede valer de 30 a 50 centavos de dólar. Esta comida es conocida en otros países como “Zompacomer”.

En el campo, su aparecimiento marca el inicio del cultivo

En el lenguaje popular el aparecimiento de los zompopos de mayo marca el inicio de la cosecha, éste significado fue transmitido de la época prehispánica.

El antropólogo Ramón Rivas, manifestó que en ese tiempo éste tipo de insectos jugaba un papel muy importante porque estaba relacionado con el sapo.

Éste anfibio era el que cuidaba que las plantaciones no se llenarán de plagas, en ese tiempo era algo “sagrado”, comentó Rivas.

El zompopo servía de alimento para el sapo y ambos están asociados al año agrícola.
“Lo curioso es que estén desapareciendo, es una especie que viene desde la época prehispánica”, comentó el antropólogo.

Para el campesino el insecto tenía su parte misteriosa por el tamaño y a demás porque podían volar.

El simple hecho de salir después de las primeras tormentas y desaparecer al final de mayo, los volvía enigmáticos.

En Nicaragua y Honduras se les conoce como zompopos voladores. Estos se alimentan principalmente de un tipo de hongos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW