elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

FAS piensa en la corona

Los santanecos regresaron a los entrenamientos con la mirada puesta en la final del domingo contra Águila. Muchos de los jugadores tienen diversas razones para ganar el título 17 en la historia santaneca


Publicada 23 de mayo 2006, El Diario de Hoy

William Alfaro
El Diario de Hoy
deportes@elsalvador.com

Aplicados. Los jugadores tigrillos entrenaron ayer en el Quiteño motivados aún por el empate ante Boca. Foto: EDH

El clima que se vive en el cubil del FAS es todo alegría y confianza.

No es para menos, los jugadores regresaron muy motivados a las prácticas después de lograr igualar el sábado anterior contra Boca Juniors, de Argentina.

Tanto, que todavía había algunas camisolas con los números dorados en los casilleros, una de ellas fue la de Cristian Álvarez, quien le pidió a Rafael Tobar que se la llevara al entreno.

Tobar es hoy por hoy el jugador tigrillo que en más finales ha estado, 10 en total. Tres con Firpo y siete con FAS. Esta será la número 11, aunque aclaró que no las ha jugado todas. En su haber tiene ocho coronas y dos subtítulos.

Explicó que tanto él como Víctor Velásquez, quien bromeó sobre los números de su compañero, han jugado en seis finales, la del domingo será para ambos las número siete.

“Como en toda final tenemos nervios, pero estamos muy confiados en que tenemos un gran equipo. Está jodido, pero vamos a salir adelante”, detalló el zaguero de 30 años que espera seguir activo unos cuatro años más. “Yo no me quiero retirar jamás”, afirmó.

Contrapartes a Tobar y Velásquez hay muchas. Basta contar los nombres de los extranjeros Néstor Ayala, Lucas Abraham y el jamaicano Wolde Harris.

En el grupo de los nacionales se suman los de Josué Odir Flores y César Larios y también el del técnico Carlos De los Cobos, quien dirigirá su primera final fuera de México.

“Ojalá y el técnico me dé una oportunidad de poder jugar mi primera final. Vamos a esperar y a trabajar en la semana como lo he venido haciendo. Me tengo mucha fe de que puedo hacer bien las cosas. Lo he demostrado, a pesar de la edad (18 años) que tengo”, afirmó Flores.

“Las experiencias que he vivido en este torneo con FAS han sido muy importantes para mí. El partido contra Boca, y llegar a una final son determinantes en la carrera y más para el futuro. Antes me tocaba apoyar al equipo desde las gradas, ahora lo haré en la cancha”, aseguró el joven delantero santaneco.

A los comentarios de Flores, se suman lo de Larios, quien de igual manera espera poder estar en el banquillo. “Vamos a esperar una oportunidad. Es un sueño para todo jugador poder estar en una final, más en una FAS-Águila”, subrayó Larios.

Dos razones de peso

Para Santos Rivera, quien jugará su primera final con FAS contra su ex equipo, hay razones suficientes para hacer un partido de ensueño.
Rivera comentó que esta será su tercera final, curiosamente la tercera contra Águila.

“Cuando estaba con Municipal Limeño jugué dos finales contra Águila. La primera, en 1999, cuando estaba Óscar Benítez (de técnico de Limeño), y otra con Agustín Castillo, en 2002.

Las dos las perdí. Esta puede ser mi oportunidad de ganar mi primer campeonato”, advirtió el “Negro”.

El cancerbero santaneco aseguró que, para él, la final no se trata de una revancha con el equipo emplumado, “será un partido más. Eso sí, una final muy importante”, acotó.

De los Cobos, por su parte, explicó que la final representa para él una fiesta deportiva. “Estamos hablando de una final especial, de un clásico nacional. Me siento halagado de ser parte de esta final. Estoy muy contento. Para nosotros las cosas no han sido fáciles, hemos trabajado duro para llegar a donde estamos”, expuso el mexicano.

Además, detalló que ha recibido muestras de apoyo de los medios mexicanos, los que han estado muy pendientes de lo que ha logrado en nuestro país.

“Ellos saben que salir de México a dirigir es un reto y que haber logrado meterme a una final habla muy bien del trabajo que estamos haciendo por acá”, confesó.

Sobre el camino que tuvo su equipo para llegar a la final, comentó que haber superado en la semifinales al Vista Hermosa los fortaleció y también el resultado contra Boca Juniors le ha dejado al equipo un espíritu renovado.

“El resultado contra Boca Juniors me ha dejado contento, porque los muchachos se pudieron medir contra grandes jugadores. Pudimos ganar el partido y eso demuestra que el equipo está haciendo bien las cosas”, concluyó.
Santa Ana vive tiempos de esperanzas.

“Es como si fuera la primera vez”

Confianza. Emerson Umaña está esperanzado en ser parte de la final del próximo 28 y en marcarle a Águila. Foto: EDH

Antes de la final del Apertura 2003, entre FAS y Águila, el delantero tigrillo Emerson Umaña recibió el premio al jugador revelación del torneo.

El atacante fue a lo largo del campeonato el cambio perfecto del técnico Agustín Castillo que utilizó la rapidez del ex de Telecom para darle la estocada final a sus rivales.

Umaña contó que aquella fue su primera final en Primera División, ahora estará en una cuarta final, de las anteriores puede contar dos títulos y un subcampeonato.

“Recuerdo que en aquella final me entregué con todo porque cuando yo estuve en el Independiente me fui a probar al Águila. El técnico era Hugo Coria, el mismo de la final del Apertura 2003.

Con la directiva todo estaba arreglado, pero él dijo que quería jugadores hechos y no por hacer. Eso me motivó más para demostrarle que estaba equivocado”, narró Umaña.

Motivado

“Esta final será difícil, para mí será como si fuera la primera vez. Águila es hoy un rival complicado, pero nosotros nos tenemos confianza”, comentó el delantero que desde que llegó a Santa Ana le ha marcado en una ocasión al Águila. “Fue en la goleada 3-0 que hicimos en San Miguel en el Clausura 2005”, explicó.

Sobre el suceso que vivió en el juego contra Boca Juniors, en el que ingresó por Carlos Menjívar y tuvo que salir a los pocos segundos por los reclamos del “Panadero” Díaz, auxiliar de Alfio Basile, dijo: “Creo que me tocó hacer un récord. Por lo menos entré y toqué la pelota. Les comenté a mis compañeros que fui yo quien acomodó la pelota. Haberla tocado nos trajo suerte”, narró entre carcajadas.

Sobre su participación del domingo explicó que todo depende del listado de convocados de Carlos De los Cobos. “Todos queremos jugar. En el banquillo estarán siete y de esos siete, tres van a jugar. Ya veremos”, afirmó.

Marvin se recupera

El defensor Marvin González comentó que después de ser sustituido en el juego contra Boca Juniors, tras sufrir un fuerte golpe en el tobillo izquierdo, llegó a pensar que se perdería la final contra Águila. “Los dolores me comenzaron en el primer tiempo y ya en el segundo, Bilos me pegó con la pelota.

Estaba preocupado, pero cuando vimos que la inflamación era menor, me preocupé menos”, afirmó González, quien ayer se sometió a un trabajo de fisioterapia con el kinesiólogo Douglas Lemus (foto), quien detalló que el jugador sufrió una tendinitis. De acuerdo con la evaluación médica, González podrá sumarse a los entrenos a partir de mañana y de no sufrir un recaída, estará listo para la final el próximo 28 contra el equipo migueleño.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW