elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Golpe a ladrones
Recuperan $37 mil de atraco a blindado

Paquetes de billetes nuevos, dos fusiles presuntamente usados en el robo y testigos del hecho son las pruebas contra los arrestados. A El Guerrillero II también lo incrimina una foto tomada con su celular a un promontorio de billetes, dos horas después del asalto


Publicada 19 de mayo de 2006 , El Diario de Hoy

Jorge Beltrán
El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com
Los detenidos. La policía presentó ayer a los siete capturados. Los primeros tres hombres de la izquierda serán acusados por tenencia ilegal de armas pero la Fiscalía no descarta hacerles otras acusaciones pues en la casa de ellos también encontraron más de 12 mil dólares. La mujer sólo será acusada de encubrimiento. Foto: EDH


La Fiscalía y Policía informaron ayer que tras la captura de tres hombres directamente vinculados al robo de 714 mil dólares a un camión de transporte de valores, lograron recuperar 37 mil 130.

El dinero lo tenía Joel Antonio Leiva Galdámez, alias El Guerrillero II, quien según las autoridades, planificó y dirigió el asalto al blindado el pasado 8 de abril, en una gasolinera de la colonia Atlacatl.

Un primer paquete (más de $24 mil) lo hallaron en la casa donde capturaron a Leiva Galdámez, en Jardines del Bulevar. Estaban ordenados en pequeños paquetes, dentro de un bolso que la mujer del capturado intentó ocultar lanzándolo a una casa vecina.

Otros $12 mil los hallaron en una casa de Nahuizalco, que era frecuentada por el mismo sujeto.

Pero la emoción de Leiva Galdámez, de Mario Alfredo Flores (el Niño) y de Melvin Alexis García Monterrosa (empleado de Sersaprosa), de tener tanto dinero en sus manos les duró sólo 40 días.

Durante ese lapso, Leiva Galdámez se habría comprado un Honda Civic 2004, con todas las extras que registró a nombre de su conviviente.

Desborde de emoción

Los otros dos asaltantes habrían despilfarrado el dinero comprándose ropa de marca y dándose lujos.

Decomiso. Investigadores policiales presentan los dos fusiles AK-47 y municiones, incautados a los asaltantes. Foto: EDH

La emoción de Leiva Galdámez al tener el dinero fue tal que, quizá para recordar su hazaña, hizo una montaña de billetes y le tomó una foto con su celular, un V3.

Hoy, las autoridades usarán esa foto tomada en ese arrebato como prueba contra el imputado.

Según el fiscal Rodolfo Delgado, la investigación comenzó a perfilarse como prometedora en los últimos 15 días, aunque prefirió no revelar cómo comenzaron a hilvanar la indagación.

Sin embargo, una fuente policial, que prefirió el anonimato, dijo que la recuperación de los autos utilizados en el asalto fueron la clave.

Delgado, entre tanto, aclaró que los ladrones de los autos no son los mismos en los que perpetraron el robo de los valores.

Aseguró que Leiva Galdámez y sus secuaces se valieron de esos vehículos, que en la jerga delincuencial les denominan “carros toros” (robados para usarlos en actividades delictivas), pagando por su utilización.

Conecte de Sersaprosa

Aunque las autoridades no dan muchos detalles, acusan a García Monterrosa como el enlace de la banda en la empresa de seguridad propietaria del blindado.
García facilitó la información sobre el itinerario del blindado.

Escena. Carro blindado del que robaron 714 mil dólares. Foto: EDH

Cuando el sujeto fue capturado, alegó no saber por qué lo arrestaban aduciendo que había colaborado con las autoridades. Pero Delgado lo desmintió. García les habría dicho una sarta de mentiras al ser interrogado.

Les mintió respecto de los autos usados en el atraco, para desviar la investigación y tener coartada. Otros testigos lo contradijeron.

Sobre Mario Alfredo Flores, Delgado dijo que cuentan con testigos que lo ubican en la escena del atraco. El fiscal aseguró que Flores estuvo procesado por asaltar la agencia del Banco de Fomento Agropecuario, en San Rafael Cedros.

Además, la investigación revela que la idea de los asaltantes era deshacerse de los otros dos o tres guardias de seguridad, si éstos presentaban resistencia.

Bien armados

Además de recuperar parte del dinero (más de $12 mil), en una casa de la jurisdicción de Nahuizalco, en Sonsonate, hallaron dos fusiles AK-47 y munición para los mismos entre la base y el colchón de una cama.

Según las autoridades, esa casa era frecuentada por Leiva Galdámez. Ahí capturaron a José Humberto Rosales Zavala y a sus dos hijos, Wílber Antonio y José Fernando Rosales, bajo cargos de tenencia ilegal de armas.
La Fiscalía asegura que faltan tres o cinco sujetos más que capturar.

Usaron tres autos rápidos para asaltar

Decomiso. Automóvil P-521-556, incautado a Leiva Galdámez, el día de su captura en Altos del Bulevar. . Foto: EDH

El 7 de abril pasado, entre cuatro y cinco hombres de apariencia joven y de buen vestir asaltaron una vivienda en la colonia Bello San Juan, en los Planes de Renderos, llevándose un auto deportivo de modelo reciente.

El atraco hubiese pasado como uno más de los tres que hasta el 7 de abril habían ocurrido, pero ese resultó un tanto peculiar.

Aunque las autoridades no negaron ni aceptaron el uso de ese vehículo en el asalto al camión blindado, una fuente que pidió el anonimato aseguró a El Diario de Hoy que sí fue utilizado entonces.

A las 8:20 p.m. del 7 de abril, dos hombres y una mujer fueron encañonados en el interior de su vivienda. Uno de las víctimas estaba de visita.

Los hampones despojaron de sus pertenencias personales a los moradores, incluyendo tarjetas de crédito.

Mejor el Eclipse

En la casa también estaba una camioneta Rav 4 y se la hubiesen llevado de no ser porque un delincuente advirtió que era un carro muy lento. Prefirieron el Eclipse.

Pero eso no era bastante. Con las tarjetas en su poder, el grupo de delincuentes se dividió.
Mientras unos fueron a saquear los fondos de las tarjetas, los otros se quedaron con las víctimas.

Cuando ya estaban frente a los cajeros automáticos, los que se fueron piden por teléfono las claves de las tarjetas.

Los que se quedaron amenazaron a las víctimas para que se las proporcionaran.
Una vez sacado el dinero, los otros sujetos huyeron de la casa asaltada. Todos los delincuentes se comunicaban con palabras clave utilizadas en la jerga militar o policial.

El Eclipse fue recuperado pocos días después del atraco. El informe de robo libró a su dueño de contratiempos.

Control de vecinos


Ese fue al asalto que llevó a que los vecinos de la Bello San Juan dispusieran controlar los accesos, instalando plumas, vigiladas por guardias privados.

Por el momento, la medida y una línea de comunicación directa con la policía, ha evitado más atracos, que generalmente ocurrían por la noche.

Antes de esas disposiciones, hasta un inspector de la misma Policía Nacional Civil fue despojado de su pick up.

En otro asalto, los tipos encañonaron a los moradores de una vivienda. Se disponían a llevarse dos autos pero desistieron cuando supi eron que pertenecían a miembros de la policía.

Quien es el guerrillero II
Le han vinculado a la banda de Los Gordos

- En diciembre de 1999 fue capturado por secuestro pero fue absuelto por un tribunal de sentencia de San Salvador.
- En el año 2001 fue procesado por secuestrar a un coreano pero fue exonerado de cargos.
- Es hermano de Óscar Antonio Leiva Galdámez, El Guerrillero I, quien está preso por secuestro.
- El Guerrillero II ha sido vinculado con varias bandas de secuestradores, pero las autoridades no le han probado nada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW