elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Revancha

Coca Cola, hoy Nacional 1906, perdió la final pasada con Vista Hermosa y se fue al repechaje, donde eliminó a Municipal Limeño. Hoy se vuelven a ver las caras


Publicada 14 de mayo 2006, El Diario de Hoy

Byron Sosa
El Diario de Hoy
deportes@elsalvador.com

Recuerdo. Coca Cola y Municipal Limeño en el segundo partido del repechaje, el 3 de julio de 2005. Acá lloró Limeño.. Foto EDH

Esto es así, como una herida. Si bien han pasado 10 meses desde que Municipal Limeño descendió a manos del Coca Cola, hoy Nacional 1906, en el repechaje, la herida parece haberse abierto (deportivamente hablando) al unir hoy el destino a estos dos equipos en la final de la Segunda División.

Y es que para ambos cuadros tienen su propia revancha. Nacional 1906 tiene una deuda pendiente con su afición al haber perdido la final (de la Liga de Plata, el campeonato pasado) contra el Vista Hermosa.

Eso los llevó a disputar el repechaje con el Municipal Limeño, quien peleaba por mantener la categoría en la Primera División.

El destino, o quizás otras cosas o personas, le jugaron una mala pasada a los santarroseños, quienes salieron perjudicados al perder el primer juego en la mesa por culpa de un seudo aficionado que le lanzó una soda en lata a un árbitro durante el primer partido del repechaje, en Santa Rosa de Lima.

Los puntos les fueron dados a los ex refresqueros y en el segundo juego Limeño no pudo ganar (0-0) para forzar al tiempo extra, y quizás tiros penales, lo cual fue lo que sepultó al equipo y lo mandó a la Segunda División donde se ha mantenido todo este tiempo.

Sube y baja

Coca Cola, quien ascendió a Primera División, decidió venderle la categoría al Chalatenango (y hasta Limeño estuvo a punto de comprársela), por lo que regresó a la segunda.

Pero esta vez cambiaron el nombre del equipo por el de Nacional 1906 y su visión es subir en primera instancia (no por repechaje) y quedarse en la Liga de privilegio.

Los dos equipos se propusieron subir y esta tarde, a partir de las 2:30 en el estadio Mágico González tendrán la oportunidad de hacer su sueño realidad.

Limeño mantuvo el 60 por ciento del equipo que descendió, a excepción de los llamados “grandes” jugadores que llegaron para salvar a Limeño del descenso, y fue hasta el final que se rearmó por completo con el colombiano Fran Torres, Roberto Carlos Vásquez y Carlos Quintanilla.

Y para dar el golpe de gracia, los “cucheros” trajeron como técnico al argentino Hugo Coria, con el único objetivo de ascender.

Mientras que el Nacional 1906 cambió prácticamente solo su nombre, ya que la plantilla quedó casi igual.

Comandada por su líder Elías Montes, seguido por Francisco Ramírez y revolucionando con Carlos Ayala; eso sí, bajo la tutela del técnico Carlos “Cacho” Meléndez.

Por esos, y por muchos ingredientes más, esta será una verdadera final de la Segunda División en la que la revancha está garantizada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW