elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Capacitación en distintos oficios
Opciones de empleo

Facilidad técnica. Los cursos que ofrecen duran tres meses. Posteriormente, los participantes tienen la opción de trabajar en una de las empresas que colabora con la institución. Las autoridades buscan dar una oportunidad a los jóvenes

Publicada 29 de abril de 2006, El Diario de Hoy

Texto y Fotos: Mauricio Cáceres
El Diario de Hoy
elpais@elsalvador.com

Supervisión Guillermo Siu, de Adoc, junto a la instructora Claudia Hernández.

Cuatro paredes y un techo de lámina corriente, el piso de tierra y una lámpara de gas forman la morada de Lidia Rebeca Beltrán, de 18 años. La joven vive con su familia, integrada por 12 personas, en el Caserío La Cumbrita, Jayaque, La Libertad.

Debido a la cantidad de bocas que alimentar, y a la escasez de recursos económicos, su dieta diaria se basa en güisquiles y frijoles salcochados.

“Quiero sacar adelante a mi familia y no tengo mucho estudio, sólo primer grado, que ni lo he terminado.Apenas puedo leer un poquito” dice Lidia.

En la comunidad donde habita hay muchos jóvenes en igual condición pero, a diferencia de otros, ella no se quedó con los brazos cruzados y buscó los medios para superarse.

Instrucción
Hernández revisa el trabajo de las alumnas.

Su vida cambió, cuando a través de avisos impresos se percató de que tenía la posibilidad de aprender el oficio de operaria, en la Escuela de Costura Industrial de Adoc, en Ateos, La Libertad. El proyecto es financiado por el Instituto Salvadoreño de Formación Profesional, INSAFORP.

La entidad proporciona los mecanismos necesarios para que las personas aprendan un las técnicas para desempeñar un trabajo y puedan desarrollarse en el ámbito laboral nacional.

Los aprendices son capacitados en talleres de 12 semanas, tiempo suficiente para que dominen un oficio, según los organizadores.
Posteriormente son ubicados en una fábrica, de acuerdo a su capacidad.

Dedicación
Deysi Bolaños pone cuidado en los detalles de su trabajo, al igual que sus compañeras.

Hasta la fecha, son centenares de jóvenes los que se han beneficiado con los talleres de electricidad, albañilería, hostelería y turismo, carpintería y manejo de equipos industriales para la confección de ropa.
Además de enderezado y pintura, mecánica general y electricidad automotríz, entre otros.

El futuro

Antes de encontrar esta oportunidad, Lidia pensaba en emigrar ilegalmente a los Estados Unidos en busca de una vida mejor para ayudar a sus padres y demás familia.

Pero, gracias a las oportunidades que le dio elINSAFORP para aprender un oficio, no fue necesario. Decidió quedarse e ir a clases.

Fueron tres meses de capacitación, luego de los que cuales estaba lista para trabajar en una maquila o en una empresa de calzado.

A diario
Carolina Mata en plena jornada laboral dentro de la Planta Adoc.

Algunos de los beneficiados ya están desempeñándose en prestigiosas empresas de confección.

“A pesar de ser personas con poco estudio ellos tienen muchas ganas de salir adelante y superarse”, expresó el Ingeniero Guillermo Lino Siu, jefe de Recursos Humanos de Adoc.

Concluyó la formación y durante la entrega de diplomas, en total 25, los graduados tuvieron una sorpresa que aumentó su alegría, cuando la gerente de recursos humanos de la empresa Merlet, Maura de Marchena, les dio una solicitud de trabajo a cada uno.

Ella les explicó todos los beneficios que tendrían al trabajar para dicha entidad y manifestó que los necesitaba de inmediato

Merlet es una empresa dedicada a la confección de ropa para exportar. Es el sitio en que Lidia trabaja actualmente.

Información sobre los cursos

Superación
Además de trabajar, Lidia Beltrán estudia en casa todos los días. Ella desea continuar con su educación.

INSAFORP ofrece capacitaciones en diversos oficios, entre ellos:
- Albañilería, carpintería, corte y confección, cosmetología, mecánica automotriz, estructuras metálicas, instalaciones eléctricas residenciales, preparación de alimentos, panadería y pastelería.
- Además, refrigeración y aire acondicionado, reparación de radio y televisión, serigrafía, soldadura oxiacetilenica, sastre pantalonero.
- También aplicación de Software, bar tender, mesero, mantemiento y reparación de computadoras e inglés básico.
- Para mayor información llame al 2244-1600 o ingrese a la página web www.insaforp.org.sv

Una manera de facilitar la formación

Al recorrer las bancas de las plazas de la capital y de los distintos municipios de El Salvador se observan personas desempleadas en espera de una oportunidad.

Con cuidado
Reyna Herrera aprende cómo usar maquinaria industrial durante el curso de INSAFORP.

Aunque algunos tratan por distintos medios de encontrar un trabajo, en la mayoría de ocasiones les resulta sumamente difícil porque no llenan los requisitos establecidos por los empleadores.

Por ejemplo: ser bilingüe, tener años de experiencia en un puesto determinado, poseer un título universitario, un vehículo propio, entre otros.

Una medida paliativa a está situación es el programa “Hábil”, que significa Habilitación para el Trabajo, creado por el INSAFORP.

En casa
Lidia colabora con su madre en las distintas tareas del hogar.

Éste consiste en realizar cursos de 200 horas, que les permitan a los participantes el adquirir y fortalecer sus conocimientos y habilidades productivas.

“Durante el 2005, INSAFORP desarrolló 329 cursos, en 18 centros de formación.

En total, 8,225 personas fueron capacitadas a nivel nacional”, manifestó el director ejecutivo de la institución, Joel Antonio Morán Olmos.

La visión de la entidad es hacer de la capacitación una oportunidad y atender las necesidades de las empresas que operan en el país.

 

Premio
La joven el día que se graduó de la Escuela Técnica de Costura.

Largo camino
Todos los días, Lidia caminaba dos kilómetros para llegar a su clase.
Trabajando
Personal capacitado dentro de la fábrica.


 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW