elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Barbarie
Matan a cuatro hermanos en La Libertad

Interrogantes. Autoridades desconocen la identidad y cantidad de los agresores, así como el móvil del cuádruple homicidio. Hipótesis. La PNC dice que pudo deberse a tráfico de droga, porque les encontraron un puro de marihuana, o a una rencilla entre pandillas

Publicada 26 de marzo 2006, El Diario de Hoy

CLICK SOBRE IMAGEN

Edmee Velásquez
El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

Fueron encontrados ayer asesinados en la cuesta Las Placitas, en las cercanías de donde vivían, al sur de Comasagua, en La Libertad.

Las víctimas son José de Jesús, de 27 años; Vicente, de 21; Benedicto, de 18; y Fidel, de 15, todos de apellidos Martínez Alvarado. Los cuatro son originarios del cantón La Chila, en Comasagua.

Los cuerpos presentaban disparos en diversas partes del cuerpo así como múltiples heridas hechas con machete.

Las autoridades desconocen la causa del crimen así como la identidad y el número de las personas que participaron en el hecho.

Los cadáveres fueron descubiertos por pasajeros de la Ruta 104, que hace su recorrido desde el puerto de La Libertad a Comasagua, quienes dieron aviso a la policía aproximadamente a las 7:00 de la mañana.

Según las autoridades de la zona, que pidieron el anonimato, el cuádruple asesinato pudo haberse perpetrado el viernes por la noche, ya que el padre de las víctimas manifestó que estos salieron de su vivienda por la tarde.

Reconocidos. Los hermanos José y Benedicto Martínez (en la bolsa y en la calle) fueron los que se encontraron más cercanos. Foto EDH

“El señor dijo que vio salir a los cuatro a las 6:00 de la tarde y que se acostó a dormir sin saber el paradero de los mismos”, dijeron.

Asimismo, vecinos del cantón afirmaron haber escuchado a dos de ellos mandar saludos a unas muchachas, en la radio de la localidad, entre 7:30 y 8:00 de la noche. “No precisaron cuales de las víctimas eran”, agregaron.

En una vereda


Un solitario camino vecinal se convirtió en la complicada escena del crimen.

Desperdigados se encontraron casquillos calibre 9 y 25 milímetros, además de un puro de marihuana sobre una piedra.

Los cadáveres estaban a grandes distancias entre sí. Los que se encontraron más cerca eran los de José de Jesús y Benedicto, quienes quedaron boca abajo a la orilla del camino, a 15 metros.

A más de 30 metros, se encontró el cuerpo de Vicente, quien estaba entre espinas y varas secas, a la orilla de un barranco.

El ataque. Lugar donde las víctimas fueron sorprendidas. Foto EDH

Sin embargo, el cuarto cuerpo, el de Fidel, el menor de ellos, fue hallado en un precipicio, de unos 50 metros de profundidad.

Las autoridades presumen que fue el impacto de la caída lo que le provocó la muerte.
“Iba lesionado porque hay rastro de sangre que dejó al caer. Al final la autopsia develará la incógnita”, subrayaron.

Entre los presuntos móviles, la policía cree que pudo haber estado relacionado con el comercio de drogas o por rencillas entre maras, ya que tenían conocimiento que estos se llevaban con la pandilla 18.

“En la delegación teníamos conocimiento que estos muchachos eran ladronzuelos, que robaban gallinas y cosas así. También otros dos hermanos que le sobreviven”, dijeron unos agentes.
Aunque no de manera directa, el padre de las víctimas no negó esta teoría.

“Al único que lloro es a Vicente, él era un muchacho tranquilo”, comentó entre sollozos el progenitor.

Sin escape. Vicente Martínez intentó huir de los asesinos. Foto EDH

Aunque todavía se desconoce la identidad de los atacantes, familiares dijeron que los jóvenes habían sido amenazados.

“Mis otros hijos salieron de la casa en la mañana porque iban a bañarse al río y después vinieron corriendo a avisarme que los encontraron muertos”. No se registraron detenciones.

En los tres primeros meses del año, al menos cuatro matanzas se han cometido en el país.

La larga espera de los cuatro reconocimientos

- Aunque el hecho fue registrado a la policía a las 7:00 de la mañana, los cuerpos fueron reconocidos legalmente hasta las 2:30 de la tarde que llegó la Fiscalía y Medicina Legal.
- Bomberos ayudaron al rescate del cadáver del menor Fidel Martínez, quien fue el último en ser identificado.
- Ante el fuerte sol del mediodía, los cuerpos de José de Jesús y Benedicto empezaron a descomponerse.

Pese a los esfuerzos policiales, las matanzas colectivas continúan golpeando a la nación. En pocos casos las autoridades identifican a los sospechosos de perpetrar los crímenes. Los asesinos cometen sus atrocidades con impunidad

22/enero/06 Ocho personas, entre ellas un pandillero, fueron asesinadas en una cancha de fútbol en Zacatecoluca, La Paz.

22/marzo/06 En los penales de Quezaltepeque y de Ciudad Barrios fueron asesinados seis presos casi en forma simultánea.

18/marzo/06 En el kilómetro 36 de carretera del Litoral, cerca de San Luis Talpa, fueron acribillados cuatro empleados de la Ruta 540.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW