elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Esfuerzo de ocho meses

Larga trayectoria. El pacto comercial del cual gozará el país a partir de marzo ha sido fruto de un intenso trabajo, tanto entre el sector privado y el Congreso de Estados Unidos como de El Salvador. El reto ahora será sacarle provecho a dicho convenio.

Publicada 27 de febrero 2006, El Diario de Hoy

Logro. La Cámara de representantes de EE.uu. alcanzó los votos necesarios para ratificar el paquete de leyes de aplicación del acuerdo el 27 de julio de 2005. Foto EDH

El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

La vigencia del TLC entre El Salvador y Estados Unidos abarcó un trabajo de ocho meses (desde junio 2005 a febrero 2006), colmado de cabildeos políticos en el Congreso estadounidense.

Acuerdos de última hora entre congresistas laborales e industriales textileros y azucareros definieron la vigencia del Tratado en Estados Unidos, mientras en El Salvador, la oposición no pudo impedir la aprobación de las leyes de aplicación del Tratado, aunque si dilataron por dos meses su implementación.

Notas relacionadas

Algunas fechas claves se dieron a partir del 6 de junio de2005, cuando el Consejo Nacional de Organizaciones Textiles (NCTO, sigla en inglés), de Estados Unidos, decidió apoyar la ratificación de las leyes de aplicación del convenio en el Congreso, lo que allanó el camino para que la Casa Blanca sometiera a votación el paquete legal que se necesitaba para la vigencia del acuerdo.

La NCTO dejó de rechazar el pacto comercial, a cambio de que la Oficina del Representante Comercial (USTR, sigla en inglés) negociara con el istmo un cambio a las reglas de origen de los textiles en el TLC, para que los bolsillos de los pantalones y los sacos sean fabricados con tela estadounidense, exclusivamente, en lugar de asiática.

El 14 de junio pasado, la Casa Blanca envió al Congreso un borrador del paquete de leyes de aplicación del Tratado, para que los congresistas evaluaran si reunían los votos a favor en las dos cámaras. Mientras no hubiera claridad del apoyo al Tratado la Casa Blanca no se arriesgara a someter las leyes a ratificación, de manera oficial.

Un día después, el día 15, el Comité de Finanzas del Senado ratificó el paquete de leyes de aplicación, con 11 republicanos a favor y nueve demócratas en contra, en un simulacro de votación que permitió a la Casa Blanca medir sus fuerzas.

Los demócratas que respaldaron el convenio en el simulacro lo hicieron ante el compromiso del Secretario de Agricultura, Mike Johanns, de negociar en la Casa Blanca un convenio lateral para la industria azucarera, un sector reacio al acuerdo.

Para el 16 de junio, el republicano Bill Thomas, presidente del Comité de Medios y Arbítrios, de la Cámara de Representantes, incluyó enmiendas laborales para conseguir que el pacto comercial fuera aprobado con 25 votos a favor y 16 en contra, en un proceso de simulacro.

Una de las enmiendas recomendaba al Presidente Bush que reporte los resultados sobre el respeto de los derechos laborales en Centroamérica, y el apoyo norteamericano.

La prueba definitiva se dió el 24 de junio de 2005. En esa ocasión, el presidente, George W. Bush, envió al Congreso el paquete de leyes de aplicación del TLC, para que fuera sometido a ratificación.

El 1 de julio del mismo año, el Senado de Estados Unidos aprobó las leyes de aplicación del TLC con 54 votos a favor y 45 en contra, tras 12 horas de debates.

Una fecha trascendental se dio el 28 de julio de 2005, cuando la Cámara de Representantes ratificó a media noche las leyes de aplicación del convenio, con 217 votos a favor y 215 en contra, proceso con el que finalizó la travesía del acuerdo en el Congreso.

Pendientes. El Salvador cumplió la tarea pero los otros países deben afinar detalles. Foto EDH

Sin embargo, el 29 de julio, el viceministro de Economía salvadoreño, Eduardo Ayala Grimaldi, confirmó desde Washington que la USTR, solicitaría a Centroamérica la revisión de las reglas textiles del convenio, una vez que entre en vigencia.

Posteriormente, el 26 de octubre, Centroamérica adoptó ante la Unión Americana un calendario de actividades de carácter urgente que debía cumplir, para evitar que la vigencia del TLC se dilatara más allá del 1 de enero de 2006.

Tras una reunión con la USTR, los gobiernos de C.A. determinaron acelerar las reformas a las leyes locales, para ajustarlas al TLC. Según el calendario, las enmiendas debían estar aprobadas antes del 15 de diciembre de 2005.

La modificación

El 31 de octubre, El Salvador aceptó ante Estados Unidos modificar las reglas de origen de los textiles, a partir de 2006, a cambio de que los confeccionistas nacionales usen tela de algodón y tejido plano de cualquier parte del mundo para fabricar diversas vestimentas. La región se comprometió a usar tela estadounidense en la confección de bolsillos para sacos y pantalones, en lugar de hacerlo con insumos asiáticos, como se había negociado.

El 15 de diciembre de 2005, en medio de las objeciones de los partidos de oposición, se aprobó un paquete de reformas legales requisito para la entrada en vigencia del pacto.

Como el FMLN no logró detener la aprobación del Tratado decidió retener la firma de sus directivos en los decretos con el objeto de atrasar la vigencia del Tratado. La firma la dieron el cinco de enero de 2006.

Finalmente, en una intensa jornada, el pasado 24 de febrero de 2006, el Presidente Bush confirmó a su homólogo de El Salvador, Elías Antonio Saca, que la vigencia del TLC entre ambos países será a partir del 1 de marzo de 2006.


Las fechas clave

Alrededor de 49 meses se tardó El Salvador en obtener un acuerdo comercial de largo alcance con la Unión Americana.

16/01/2002
Estados Unidos anuncia oficialmente su interés en negociar un Tratado con C.A. Este año sirvió para encuentros de prenegociación. La primera ronda de negociaciones comenzó en Costa Rica, el 27 de enero de 2003.

16/12/2003
Finaliza en Washington la última ronda de negociaciones. Sólo los ticos no cerraron la negociación insatisfechos con las propuestas estadounidenses. Hubo necesidad de rondas adicionales para finiquitar el tema EE.UU.-Costa Rica

02/08/2005
El Presidente Bush firma el documento con el cual convierte en ley estadounidense el TLC con Centroamérica. Éste “es más que un Tratado comercial’’ porque fortalece las democracias en América Latina”, dijo.


Otras naciones

Los países que aún no entran al TLC afrotan varios inconvenientes

Guatemala
El país vecino tendrá que esperar hasta abril o mayo para ingresar al Tratado con EE.UU. y Dominicana. Debido a que las autoridades estadounidenses aún no dan la fecha de la última reunión en donde recibiría el visto bueno.

Honduras
El presidente de Honduras, Ma-nuel Zelaya, dijo que el 1 de abril en-traría en vi-gor el acuerdo. “Faltan temas legales en materia de contratación del Estado, propiedad intelectual y fitosanitaria”.

Nicaragua
El Gobierno nicaragüense hará todos sus esfuerzos para que el TLC entre a más tardar en abril pró-ximo, dijo el ministro de Fomento, Industria y Comercio, Alejandro Argüello. “No logramos que se aprobaran las reformas a las leyes”, explicó.

Costa Rica
Éste es el único país de C.A. que no ha apro-bado el Tratado, el cual se encuentra en la Comisión de Asuntos Internacionales del Congreso, que deberá dictaminarlo y luego enviarlo al plenario para su posterior discusión.

República Dominicana
En julio próximo, si todo marcha como lo ha planificado el gobierno, éste país ingresará al convenio comercial, abriendo su mercado a éstos países, en especial a EE.UU. con el que desarrolla entre el 70% al 85% de su comercio exterior.

El resto de Centroamérica está a la espera del visto bueno de EE.UU.

El resto de los países de la región aún no tiene el banderazo de salida para que comience a regir el Tratado con Estados Unidos.

Guatemala, Nicaragua, Honduras y República Dominicana todavía tienen materias pendientes que cubrir ya sea por legislaciones que no se han revisado en la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR), que deben aprobar los Parlamentos nacionales o por requerimientos fitosanitarios que se deben de llenar.

En Nicaragua, la secretaria del Legislativo, María Auxiliadora Alemán, afirmó que la directiva decidió “discutir las cinco leyes pendientes con caracter de urgencia, pero su aprobación podría llevarse todo el mes de marzo”.

En Honduras los empresarios han solicitado que se acelere el acuerdo, ya que todavía se revisa el Código Penal, la ley de propiedad intelectual y controles sanitarios relacionados con los cárnicos.

El país más atrasado es Costa Rica, que ni siquiera ha ratificado el acuerdo en el Parlamento.

Al respecto, el ministro de Comercio Exterior de Costa Rica, Manuel González, comentó que la entrada en vigor del tratado “tiene que servir de campanazo de alerta a distintos grupos del país, tanto a los que favorecen como a los que se oponen al TLC, para ver que lo prudente para Costa Rica es que tomemos una decisión sobre este punto”, declaró.

Añadió que “para seguridad de la inversión y del sector productivo (el pacto comercial) tiene que quedar zanjado con prudencia, con criterio de oportunidad pero, tarde o temprano, esto tiene que quedar zanjado, porque no podemos seguir en una etapa de indefinición”, dijo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW