elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Ventas cercan al Calvario

San Salvador. Los feligreses piden la intervención de la comuna. Las andas han tenido que ser cortadas para su uso. La alcaldía intervendrá hasta después de las elecciones del 12 de marzo

Publicada 26 de febrero de 2006 , El Diario de Hoy

Panorámica. Desde las torres de la iglesia se observa como los comerciantes están en la entrada principal. Los fines de semana es peor la concurrencia. Foto EDH

Enrique Carranza
El Diario de Hoy

metro@elsalvador.com

A escasos días del inicio de la de Semana Santa , las ventas ambulantes se han apoderado de calles y aceras en los alrededores de la iglesia El Calvario.

El templo se encuentra en el sector del mercado Central, en el barrio El Calvario, de la ciudad capital.

En ese lugar, los cuatro costados de la parroquia están bloqueados por vendedores y sus puestos, que en realidad no son tan móviles, porque tienen infraestructura de hierro.

La iglesia tiene su historia
El templo es de tendencia gótica, el original fue construido hace un aproximado 346 años
- El 10 de agosto de 1660, fray Payo Rivera, obispo de Guatemala y Verapaz, dió la autorización para la construcción de la capilla. El propósito fue atender las festividades de cuaresma y Semana Santa.
- Fue destruida por el terremoto de 1854. La segunda edificación se construyó de madera, pero fue consumida por un incendio el 24 de enero de 1908. Esta vez rescataron algunas imágenes.

Lo que preocupa a los organizadores de las procesiones es que los accesos a las instalaciones se han visto reducidos al máximo.

“Desde el año pasado a la fecha, los comerciantes de la zona se han instalado en las tres entradas”, explicó Nick Nahomar, presidente de la cofradía del Divino Salvador.

El comercio en esos sectores ha proliferado tanto, al grado que los hermanos del Vía Crucis se han visto en la necesidad de recortar las andas que utilizan para cargar las imágenes.

“No es posible que las ventas terminen con una tradición que tiene más de 400 años. Dos metros de ancho son los que se le quitaron a las andas que se usan todos los viernes”, sostuvo Nahomar.

El problema de la invasión de las ventas va mas allá , debido a que las autoridades religiosas planificaron edificar una clínica y una escuela en el parqueo norte del templo. Los puestos de venta en el costado norte no permite el ingreso de los camiones con materiales.

La municipalidad sostuvo que “por el momento no pueden hacer nada”.

“Nos hemos reunido con los vendedores y la iglesia, pero en periodo electoral hay cosas que no se pueden hacer”, manifestó Mauricio Aguilar, gerente del Distrito Centro Histórico.
Agregó que esperan el paso de los comicios para impulsar un reordenamiento en la zona.

“No es posible que las ventas en la puerta de la iglesia terminen con una tradición que tiene 400 años”

Nick Nahomar
Presidete de cofradía


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


elsalvador.com WWW