elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Cae contador por abusos y pornografía con menores

Operación. La policía dijo que las víctimas son diez, pero lo acusarán por dos casos. Las contrataba para oficios domésticos, pero luego las agredía sexualmente. Le decomisaron más de 300 fotos, en algunas aparece el acusado con las ofendidas.

Publicada 24 de febrero 2006, El Diario de Hoy

Arrestado Raúl Ramos es llevado por agentes de la división de fronteras. Negó los cargos en su contra. Foto EDH
Óscar Iraheta/Edmee Velásquez
El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

Un supuesto licenciado en contaduría pública fue arrestado ayer bajo sospechas de haber violado a una decena de menores de edad y haberlas utilizado para fines pornográficos, informó la policía.

Durante un operativo que duró más de seis horas, los investigadores capturaron a José Raúl Ramos, de 71 años, en su oficina de servicios de contabilidad “Rapid Contable”, situada en un edificio frente a la plaza Morazán, en el centro de San Salvador.

Simultáneamente los agentes allanaron la vivienda de Ramos, situada en la Urbanización Su casa, de la 27a. Calle Oriente, en la colonia Atlacatl, de la capital.

Según el fiscal del caso, Amílcar Amado Pineda, las víctimas eran originarias de zonas rurales del departamento de Sonsonate.

Pineda sostuvo que, de acuerdo con el relato de las menores, Ramos era una persona muy conocida por varias personas del cantón donde residían las víctimas y por ello los padres depositaban la confianza en él.

Engaño

Aseguró que llegaba con la promesa de ofrecerles trabajo de oficios domésticos en San Salvador, ya que decía que su esposa estaba postrada en una cama y que necesitaba que alguien le hiciera compañía.

Ramos se comunicaba con una persona en el mismo cantón, a la cual llamaba para que les contactara a las víctimas, según los testimonios. Él se encargaba de ir a traerlas a la terminal de occidente, declaró el fiscal.

“Al realizar la investigación determinamos que Ramos es soltero y vive solo. Al parecer tenía más de diez años de cometer este delito”, afirmó el funcionario.

El representante del Ministerio Público determinó que por el momento se sospecha que han sido más de 10 menores las víctimas, con edades entre los 12 y 16 años. Por el momento se le acusará por dos menores, de 17 y 15 años.

Al menos una afirma que trató de defenderse cuando fue agredida, de acuerdo con su testimonio.

Pineda detalló que el año anterior se realizó una investigación, la cual no prosperó mucho, razón por la cual se archivó el proceso.

Ramos fue denunciado ante la policía en 1997, 2001 y 2004. No fue hasta el 2 de enero de este año cuando se recibió una llamada, en donde proporcionaron datos como nombre, direcciones y así se reabrió el expediente.

Con base en esto se logró contactar a dos menores, a quienes se les realizaron reconocimientos médico genitales, evaluaciones psicológicas y se giró la orden de captura y las de allanamiento de su casa y despacho contable.

“Creemos que con el material encontrado y las dos declaraciones tenemos más que suficiente para ir a la audiencia inicial”, declaró el fiscal.

“La ley establece que si tiene relación sexual con una menor de 15 años, aunque ella lo consienta, es violación y este delito tiene una pena de 15 a 20 años”, sentenció.

Más capturas

El fiscal afirmó que no descarta la participación de más personas en los hechos y sobre todo por la participación de los papás de algunas menores, que consintieron en enviarlas.
“Si se determina que los padres tenían conocimiento de los hechos, podrían ser demandados. Los investigaremos más adelante” , advirtió Pineda.

Ramos será acusado de violación en menor o incapaz, remuneración por actos sexuales o eróticos, utilización de personas menores de 18 años, e incapaces o deficientes mentales en pornografía y posesión de pornografía.

Lugar y evidencias

La fiscalía y la policía dijeron que encontraron 300 fotografías del imputado teniendo relaciones sexuales con menores, vídeos de pornografía, casetes con contenido sexual, ropa interior femenina y otros artículos

[Segunda víctima]

“Me pidió que un día le llevara a mi hermana de 12 años y lo hice”

Amelia H., de 15 años, fue otra víctima de José Raúl Ramos, según la policía. A sus 12 años su hermana Esther, de 20 años, la trajo a la casa de Ramos manifestándole que iría a trabajar lavando ropa.

Esther la llevó a conocer la casa de Ramos. Amelia relata que él continuamente le daba regalos. Cada 15 días visitaban a Ramos hasta que un día Esther la dejó sola con él.

En un principio se hizo pasar por una buena persona muy amable y les decía que él les podía dar trabajo con buenos salarios.

Les decía que el era licenciado y les podía dar buenas oportunidades si se iba a trabajar con él.

Estando en la vivienda el sujeto abusaba de ella. Narra que el hombre le ofrecía siete dólares, regalos y ropa.

Al tener 13 años, venía a San Salvador desde Sonsonate junto con su madre, quien la dejaba en la terminal y donde Ramos la recogía.

Al llegar a la casa, Ramos la obligaba a tener relaciones por ocho dólares. Algunas veces que abusó de ella lo hacía tomando cervezas. Relata que ella intentaba escapar pero tenía mucho miedo.

Al darse cuenta de que Amelia tenía otra hermana de 12 años, Ramos la obligó a que la llevara.

Amelia la llevó unas tres veces. Por ello recibió ocho dólares más, pero desconoce si le hizo algo a su hermana. Le regalaba ropa, la cual la iba a comprar al centro de San Salvador.

Todo lo que le sucedía nunca se lo contó a nadie ya que tenía miedo de que algo malo le pasara.

Cuenta que Ramos se vestía con ropas menores para seducirlas. Pasó el tiempo y ya no tuvo contacto con él. No fue hasta el 23 de diciembre de 2005 cuando Ramos le habló que volviera a la casa.

Así fue. Su sorpresa fue que al llegar a la casa, se encontró que había varias conocidas de su pueblo que no pasaban de los 13 años.

Amelia observó fotografías de sus vecinas desnudas junto con Ramos.
Ella resultó embarazada y Ramos le dio que ya no llegara a la casa. Pruebas de ADN determinarán la paternidad.

Narra que todo lo que hizo fue por la necesidad de dinero y Ramos se aprovecho de su situación y de ella, ahora también pide que lo condenen.

Ramos se ha identificado como soltero, pero la policía dijo que su esposa e hijos se encuentran en los Estados Unidos.

Las autoridades investigan el consentimiento de las familias en estos hechos.

“Me considero inocente”

A pesar de todas las acusaciones, José Raúl Ramos afirmó a los periodistas, tras ser capturado, que se considera inocente.

Después que los investigadores le leyeran la acusación en su oficina contable, Ramos aseguró que no ha cometido delito.

El imputado fue capturado en su oficina ubicada en la 2a. Avenida Norte #29, frente a la Plaza Morazán y el Palacio Nacional. Su negocio se llama Rapi Contable.

Los demás empleados de los alrededores vieron con asombro la detención de Ramos.

Algunos murmuraron que las menores llegaban a la oficina del imputado. Ramos indicó que la menor que supuestamente tenía en su casa es porque sus padres le dieron su tutela mediante un abogado.

Explicó que las fotografías no le pertenecen y el documento que tiene es auténtico.
“Es falso de todo lo que se dice. Yo no sé nada de todo lo que acusan. A una menor la tengo con el consentimiento de los padres”, dijo con tono nervioso.

Por la noche el jefe de la División de Fronteras, el inspector Marco Tulio Lima, dijo que al parecer Ramos tuvo familia hace varios años.

Sin embargo lo abandonaron y decidieron viajar hacia los Estados Unidos.
Agregó que seguirán las investigaciones en los próximos días.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW