elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Surgió un nuevo héroe

El nacional Edilberto Merino se adjudicó el oro en la infantil


Publicada 30 de enero 2006, El Diario de Hoy

Sorpresa. Merino, tercera raqueta de El Salvador, ganó el primer lugar en la categoría infantil del XV Torneo Centroamericano. Foto: EDH
Tomás Romero
El Diario de Hoy
deportes@elsalvador.com

No lo podía creer. Lo había pensado mucho, pero lo veía lejos de convertirse en realidad. Y es que Edilberto Merino, tercera raqueta de El Salvador, en verdad dio la sorpresa.

Merino enfrentó en la final individual infantil al mexicano Sergio Palazuelos, a quien derrotó 4-3, con parciales de 8, -12, 11, -8, 6, -3, 8.

“Cuando estábamos empatados a tres pensé que iba a perder, pero gracias a Dios me recuperé y pude ganar. Estoy muy contento”, comentó Merino luego de imponerse al mexicano en un juego lleno de emociones.

En el inicio del partido, luego de estar abajo 2-4, cuatro puntos seguidos le dieron la ventaja, que no soltó hasta el final de set, sin embargo, en el siguiente, a pesar de que logró un 3-0 a su favor, permitió el empate a seis unidades, y aunque volvieron a igualar a ocho y nueve, el salvadoreño cayó 12-14 ante Palazuelos.

El tercer set volvió a ser tan reñido como el anterior, pero esta vez, Merino hizo valer más su juego y ganó 13-11. El festejo duró poco, ya que cayó en el siguiente 8-11.

Al ganar el quinto episodio 11-6 se pensó que había tomado el ritmo, pero en el siguiente el mexicano lo aplastó al permitirle sólo tres unidades.

En el set decisivo, Merino igualó a dos, tres, cuatro, y cinco puntos, pero después aseguró sus tiros hasta lograr un 11-8 que lo llevó a lo alto del podio.

Mientras tanto, en individual femenino, la gran perdedora fue Sandra Orellana, pero no porque cayó en la final ante Angie Araya, de Costa Rica, sino porque hizo un juego emocionante de principio a fin.

La tica ganó 4-3 (8, 6, -8, -9, 2, -5, 9), pero sólo luego de batallar y sobre todo, aprovechar el desconcierto de la salvadoreña, que por momentos lució falta de concentración.

El inicio del partido fue de ir contra corriente para la jugadora nacional, aunque demostró mucho orgullo al reponerse de un 0-2 en sets.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW