elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Fraude progresó por resoluciones judiciales

Casi seis mil afectados. La Fiscalía inició la indagación el 30 de mayo de 2005, por sospechar que Agave Azul lavaba dinero. Una Cámara resolvió que era ilegal el registro que la Fiscalía hizo a la tequilera y ordenó devolverle los bienes incautados. Consumado el fraude, la FGR dice que la dejaron desarmada para continuar la investigación. La Cámara sostiene lo resuelto.

 

Publicada 20 de enero 2006, El Diario de Hoy

Fiasco. Una mujer no identificada llegó el martes a las oficinas de Agave para reclamar su dinero. La halló cerrada . Foto EDH
Jorge Beltrán
El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

Una resolución judicial habría contribuido a que se concretara el fraude de la empresa Agave Azul, que ha dejado afectados a casi seis mil salvadoreños.

El total de dinero que la empresa habría sacado del país aún se desconoce, pero por las inversiones cuantiosas que algunos hicieron, es de suponer que fueron varios millones.

En las cuentas bancarias locales de la tequilera sólo se han detectado 49 dólares, según han afirmado algunos afectados.

Lea además
  “Hicieron proceso penal con creencias”

Ayer, la Fiscalía aseguró que la responsabilidad de que no se cuente con un fondo de protección en concepto de responsabilidad civil para los miles de afectados es única responsabilidad de la Cámara Primera de lo Penal, que ordenó que el medio millón de dólares, inmovilizados y confiscados, fueran devueltos a Agave Azul.

Sin embargo, el magistrado de la Cámara Primera de lo Penal, Omar Pastor, sostuvo que la investigación sólo se basaba en sospechas o creencias, que no había suficientes elementos de juicio, y por ello ordenaron la devolución de los bienes (ver entrevista a parte).

Pero el fiscal Rolando Monroy, jefe de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), aseguró que se contaba con los suficientes elementos de juicio que fundamentaban la inmovilización del dinero.

Monroy explicó que con sólo seis meses de existencia jurídica, la empresa había captado un millón cuatrocientos seis mil dólares.

De éstos, $502 mil fueron sacados del país desconociéndose el destino y el concepto bajo el cual fueron transferidos.

Otros $534 mil fueron detectados en cuentas bancarias locales y en la caja fuerte de la empresa.

Del resto del dinero, es decir, 370 mil dólares, no hay ni rastro.

La inexistencia física del producto vendido era otro elemento que la Fiscalía valoró. La empresa había importado tequila pero la cantidad de éste no correspondía a los fondos captados.

Otro elemento de juicio era que Agave carecía de garantías para sus clientes. La empresa no tenía nada, todo con lo que operaba era rentado. “No eran dueños ni de un engrapador”, afirmó el fiscal.

Según Omar Pastor, en la resolución se ordenaba a la Fiscalía que continuara con la investigación porque había fuertes sospechas de que se pudiera cometer el fraude.

Pero la Fiscalía adujo ayer que, al ser entregados los bienes secuestrados, poco podían hacer para continuar con la investigación que siempre se mantuvo abierta aunque con pocos avances.

El jefe de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) dijo ayer que la Fiscalía avanzó hasta donde pudo y que llegaron hasta allí a raíz de la resolución que también quisieron revocar, pero que el mismo tribunal no quiso corregir la decisión.

Según la Fiscalía, la Cámara en mención se tomó atribuciones que no le competían, pues el recurso presentado por la tequilera era inadmisible según la legislación vigente. Monroy indicó que esa actitud es reiterativa de parte de esa Cámara.

Claves del proceso

La estafa de Agave Azul ha desembocado en una discordia entre la FGR y la Cámara Primera de lo Penal

30 de mayo 2005
La Fiscalía allana el local de Agave Azul y se incauta de documentación y dinero en efectivo. Además inmoviliza 10 cuentas bancarias de la empresa.

1 de junio de 2005
El juez Décimo de Paz ratifica el secuestro de documentación y dinero en efectivo por parte de la Fiscalía por sospechar de lavado de dinero.

21 de setiembre 2005
La Cámara Primera de lo Penal resuelve que la Fiscalía debe devolver los bienes a Agave Azul pero que debe continuar con la investigación.

28 de setiembre 2005
La Fiscalía interpone un recurso de revocatoria ante la Cámara Primera de lo Penal para evitar la liberación de documentos y dinero de Agave Azul.

7 de octubre 2005
La Cámara Primera de lo Penal rechaza el recurso de revocatoria contra la resolución que ordena liberar los bienes de Agave Azul.


Creen que Fiscalía debió actuar con mayor diligencia

Hoy que la estafa se ha consumado, los afectados han vuelto la mirada hacia la actuación de las autoridades y varios creen que si la Fiscalía hubiese actuado con más diligencia, el fraude se hubiese evitado e incluso se hubiera cercado a los dirigentes de la empresa.

Varios afectados dijeron que si el entonces Fiscal General, Belisario Artiga, los hubiese oído tal vez hubieran podido avanzar rápido en las pesquisas.

Una afectada dijo que durante una reunión con Artiga le sugirieron que permitiera que la empresa pudiera aperturar una cuenta únicamente para que Agave Azul les pagara las comisiones o les devolviera el dinero invertido.

Lo anterior porque Agave Azul les dijo a los promotores que no podía cancelarles las comisiones ni devolverles inversiones porque tenía congeladas las cuentas, y cualquier dinero que enviara hacia El Salvador sería congelado.

De esa manera, se hubiera podido comprobar, según los agraviados por la estafa, si Agave realmente quería cumplir, y de no hacerlo, habrían denunciado el incumplimiento.

Pero un vocero de la Fiscalía negó tales aseveraciones. Por el contrario, dijo contar con un listado de más de cien promotores de la tequilera que firmaron un documento pidiendo que se liberaran las cuentas y el dinero confiscado.

La fuente fiscal incluso recordó que un día, un grupo de afectados permaneció hasta entrada la noche en la sede fiscal con las pretensión de que se les cumpliera su solicitud.

Estudian demanda
- Los miles de afectados han organizado un comité para que los represente en eventuales demandas por la estafa.
- Pero hasta ayer al mediodía, aún no se habían decidido a denunciar.
- Sin embargo, aún persiste el temor a dar la cara, a ser identificados.
- Unos le temen a los mexicanos que lideraban la empresa, pues creen que éstos les puedan hacer daño.
- Otros, en tanto, le temen a que puedan ser objeto de burla o a los problemas familiares que la estafa les pueda acarrear.
- Hay mujeres, por ejemplo, a cuyos maridos les han dicho que es poco lo que invirtieron. Otros, en tanto, aún no les han dicho a sus parientes que fueron timados. De ahí el temor a denunciar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW