elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Una ruta llena de sabor y Aventura

Un recorrido ideal para quienes buscan relajarse y olvidarse del cotidiano estrés

Publicada 20 de enero 2006, El Diario de Hoy

Iliana Colocho
El Diario de Hoy
vida@elsalvador.com

Para recordar A El pueblo de Nahuizalco ofrece una variedad de artículos artesanales. Foto EDH
Desde hace varios años se desarrolla en la ciudad de Juayúa, Sonsonate, el tradicional
Festival Gastronómico, en el que se le ofrece a los turistas una variedad de platillos típicos y extranjeros.

Uno de los principales impulsores de este proyecto es el señor Jaime Salgado, quien junto a otras personas decidieron crear un Comité de Turismo para atraer visitantes.

“En cada una de las ferias se ofrece música de marimba y conjuntos musicales populares en vivo”, comenta Edgar Antonio Alfaro, coordinador de guías turísticos.

“Culebra cascabel”. Con mucho ritmo y sabor, el conga bus invita a los turistas a disfrutar de una corta bailadita. Foto EDH
Gallo en chicha, gallina india, merienda, ancas de rana, paella, churrascos, mariscadas y una variedad de bebidas, como la chica de arroz y de maíz, son apenas una pequeña muestra de algunos de los muchos platos que se ofrecen en los diferentes puestos de cocina.

Cada uno de ellos tiene una especialidad diferente de acuerdo al gusto del cliente.

El palenque y el conga bus, que pasas cada dos horas, son otras de las atracciones del festival, al igual que los recorridos por caballo y carreta.

Ubicada a 84 kilómetros de San Salvador, la ciudad posee muchas actividades para los turistas; pero uno de los sitios más visitados es la iglesia Santa Lucía, dedicada al Cristo Negro. El altar mayor está elaborado de mármol y con diseños europeos.

Los artesanos

A 74 kilómetros de San Salvador, sobre la carretera a Sonsonate, emerge Nahuizalco, perfecto lugar para descansar de la alegría de Juayúa. La yuca con pepesca da la bienvenida en horas de la tarde.

Esta ciudad, la primera de la Ruta de las Flores, posee un mercado nocturno en donde los agricultores de toda la zona llegan a vender sus productos, incluso durante el día: las hortalizas, verduras y frutas inundan la ciudad.

Mirador. El volcán de Izalco y Santa Ana se observan a simple vista. Foto EDH
Pero, además, las manos de sus habitantes trabajan el mimbre y caña de la india para dar vida a una gran variedad de artesanías.

La elaboración de cestos tradicionales y muebles son la principal atracción de los curiosos y turistas.
Ningún visitante se resiste a la tentación de comprar un pequeño recuerdo.

Región de montañas y volcanes

La calle de acceso no parece conducir a
nada importante. Los restaurantes y cabañas sobre la carretera de Los Naranjos, Sonsonate, invitan a explorar la zona y tomar una que otra taza de chocolate caliente. El clima fresco y cálido lo exigen.

En Los Naranjos . Kal tepec ofrece alquiler de cabañas para seis personas. Cuenta con restaurante, bar y zona de juegos. Foto EDH

Es una curva cerrada, que se desprende con premura de la carretera. Es el desvío que conduce hacia La Majada y al festival gastronómico de Juayúa.

El viento sopla como si hablará al oído. El vehículo debe dominar el camino. Los curiosos se detienen a observar el panorama.

El volcán de Izalco y el de Santa Ana se destacan como los reyes de la zona, mientras que el beneficio La Majada y su poblado inundan las faldas de los colosos.

Los pinos verde bailan con el viento. Lugar perfecto para recargar baterías y seguir.
De repente, y en un anunciado descenso, aparece el Museo Café La Majada, donde el olor penetrante del grano es el tema de conversación.

Comodidad. Su clima frío lo hace un lugar perfecto para descansar a la par de la chimenea y tomar una taza de café. . Foto EDH

La Ruta 64 conduce hacia el poblado de Juayúa, donde la celebración de las fiestas patronales, dedicadas al Cristo Negro, llenan el parque central y sus alrededores de innumerables visitantes.

Los turistas nacionales y extranjeros se deleitan con la buena música, mientras buscan un lugar donde sentarse y degustar algún plato típico de la región.

Lugares para hospedarse

La Ruta de Las Flores cuenta con diversos restaurantes, cabañas y hoteles

- JUAYÚA: POSADA EL ENCANTO Col. Esmeralda #7677 Tel.: 2452-2187
- CASA DE HUÉSPEDES DOÑA MERCEDES 2a. Av. Sur No 3-4 Tel.: 2452-2287
- APANECA: LAS CABAÑAS DE APANECA Km 90 1/2 carretera hacia Sonsonate, Ahuachapán y Apaneca. Tel.: 2450-5106
- HOTEL Y RESORT SANTA LETICIA Tel.: 2433-0351
- LAS FLORES DE ELOÍSA A 3 km. de Apaneca sobre la carretera que conduce a Ataco. Tel.: 2433-0415
- ALICANTE MONTAÑA HOTEL Km. 93 carretera que conduce de Apaneca hacia Ataco. Tel.: 2450-5651
- EL PARAÍSO DEAPANECA Av. 15 de abril sur bulevar San Pedro Apaneca. Tel.: 2433-0025
LA CASCADA ESTANCIA ECO TURÍSTICA. Desvío El Rosario entre Apaneca y Ataco. Tel.: 2287-1380
- ATACO: LA POSADA DE DON OLI. Barrio Santa Lucí, 4 cuadras de la policía. Tel.: 2450-5155
- FINCA LOS ANDES Km. 92 1/2 de la carretera CA-8, entre Apaneca y Concepción de Ataco. Tel.: 2433-0429
- QUINTA EL CARMEN Km. 97 carretera a Ahuachapán a Sonsonate. Tel.: 2298-4188
- AHUACHAPÁN: CASA BLANCA. 2a. Av. norte. Calle Gerardo Barrios. Pte. No. 1-5. Tel.: 2443-1505

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW