elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Palabras
La luna del mediodía

Existen lunas a plena luz del día. Son lunas trasnochadas que se duermen y despiertan hasta el día siguiente. Son lunas del mediodía, al igual que existen soles de la medianoche.

Publicada 20 de enero 2006 , El Diario de Hoy

Carlos Balaguer
El Diario de Hoy

editorial@ elsalvador.com

Argentinos satélites de la utopía. Días que se convirtieron en luna y lunas que se convirtieron en albor. Ilusiones blancas al fin, redondas, de plata y de nostalgia.

Si hay un día con luna es que una noche se quedó sin su luna. Igual a un sol que perdió su día. Una noche sin luna y un día sin sol. Muy parecidos al corazón humano. Ese rojo planeta palpitante del universo interior. A veces sin luna, a veces sin sueños.

Mañana tal vez sea posible el anhelo y la ilusión. Habrá otras lunas que se duerman y sueñen. Como esas damas de la noche que dormitan hasta bien tarde. Como esos astros perdidos en el cosmos de un día cualquiera.

Esos satélites sin noche que brillan durante el día y sueñan por la noche. Como todos soñamos tal vez el “tiempo mejor” que dure eternamente. Aunque queden noches sin luna y gente sin ilusión. Siempre vendrán a brillar lunas del medio día y soles de la medianoche.

Mañana tal vez sea posible el anhelo y el delirio. Quizá otras lunas vuelvan a resplandecer sobre la vida, a plena luz del día. Tal vez torne el corazón a convertirse en luna.

(palabrasbalaguer@gmail.com)


Día a día
Ignorando normas sociales

Con un suéter barato, de los que hacen los campesinos bolivianos, se presenta el presidente electo de Bolivia ante los mandatarios europeos, alegando “no entender de protocolo”. Y en verdad su atuendo, lo que dice, sus exabruptos y su general actitud lo comprueba: “No entiende de esas cosas”, de lo que son costumbres, normas sociales, modos de comportarse, de lo que es elegante y correcto, de lo que separa al hombre civilizado del palurdo.

Pero por allí anda Evo Morales paseando por las cancillerías y los palacios de gobierno europeos, con el disfraz puesto como anda la Menchú ataviada de india, aunque en su vida normal viste ropa normal.

 

elsalvador.com WWW