elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Arroz y sorgo no pagarán impuestos


Publicada 2 de enero 2006, El Diario de Hoy

Economía globalizada
El Diario de Hoy
negocios@elsalvador.com

El sorgo, el arroz granza y el arroz procesado quedan libres de impuestos de importación, por medio de cuotas que el Tratado de Libre Comercio (TLC) abre a la industria procesadora de alimentos y a los comerciantes de El Salvador.

Desde el primer año de vigencia del acuerdo, los importadores podrán introducir 263 toneladas de sorgo, sin pagar arancel. La cuota crece 5 por ciento anual, y llega a 425 toneladas libres de impuestos, en el año 14 de implementación del TLC.

No habrá restricciones arancelarias, ni cuotas que impidan la importación masiva de sorgo, cuando el TLC tenga 15 años de vigencia.

El Tratado abre un cupo, libre de aranceles, para importar arroz granza, el cual es de 62,220 toneladas métricas que crecen 2 por ciento anual.

La cuota se incrementa a 84,740 toneladas cuando el TLC cumpla 17 años de haber entrado en vigencia. Este plazo fue acordado entre industriales procesadores de arroz y los productores del grano, para evitar que la importación masiva de arroz estadounidense desplace la siembra local.

El arroz granza estadounidense suele ser más barato para los industriales locales, porque los productores reciben subsidios para la cosecha del mismo, lo cual les permite competir en el exterior con precios bajos.

En cambio, el arroz nacional es más caro, porque los productores no tienen subvenciones del Gobierno.

Con el TLC, la importación de arroz granza se libera de restricciones arancelarias y de cuotas, en el año 18 de la implementación del Tratado.

Arroz procesado:

La cuota libre de aranceles de importación será de 5,625 toneladas métricas, durante el primer año de vigencia del TLC.

Debido a que la cifra crece 375 toneladas anuales, la cuota de importación sube a 11,645 toneladas métricas, cuando el TLC cumpla 17 años de vigencia.

Durante 17 años, la importación de arroz procesado estará restringida por la cuota, con el objeto de evitar que la industria nacional de alimentos a base de arroz, sobre todo los beneficios procesadores, sean desplazados por el arroz procesado de origen estadounidense.

Para el año 18, la importación queda libre de cuotas y de aranceles. El Gobierno elabora planes de desarrollo que respaldarán a la industria y a los productores salvadoreños, para que compitan libremente con los productos estadounidenses que entrarán al mercado nacional, sin restricciones arancelarias. Los productores locales buscan tecnificación y ser competitivos, para evitar ser desplazados por los estadounidenses.

En la cadena de cuotas agrícolas abiertas en el TLC, la de los productores de carne de cerdo ha sido la primera en ser beneficiada por los programas de respaldo gubernamental. Se les ha financiado la construcción de un rastro que utilizará técnicas avanzadas que garantizarán el trato sanitario y mejor productividad.

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW