elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Un héroe entre héroes

El defensor colombiano Luis Torres es el jugador más querido y popular del Vista Hermosa entre la población de Gotera, Morazán.

 

Publicada 22 de noviembre 2005 , El Diario de Hoy

Víctor Zelada Uceda

Símbolo. El defensa colombiano es todo un icono para la gente de San Francisco Gotera. Foto EDH

El Diario de Hoy
deportes@elsalvador.com

La serenidad, sencillez y humildad con que habla, así como la tranquilidad que se ve en su mirada, son el reflejo de lo que el colombiano Luis Torres hace en la cancha, donde nunca realiza una acción desesperada por despejar un balón, y menos, llega tarde a la marca de sus rivales.

Chicho, como le conocen, es quien brinda la seguridad en la zona baja del Vista Hermosa, aspecto que le ha permitido ganarse el cariño de los aficionados de Gotera, quienes aseguran que “ese hombre si se revienta en la cancha”.

Frases como “hay no pasas. papito” o “¿A quien quiere dejar este?”, son comunes entre la barra del Vista Hermosa cada vez que un delantero quiere sortear la marca de Torres, quien en cada juego deja el pellejo en la cancha.

De hecho, según las calificaciones de El Diario de Hoy, es el mejor jugador del torneo Apertura. Casi nunca baja de siete puntos y tiene un promedio de 6,76.

El preferido de todos

El jugador es considerado por la población de Gotera el héroe entre los héroes que alcanzaron el ascenso del Vista Hermosa y que le dieron a Morazán la oportunidad de volver, tras 12 años de ausencia, a la Liga Mayor.

“Chicho se da en la madre por el equipo, él es el que permite que salgan jugando y que los aficionados estemos confiados en que las delanteras rivales no van hacernos daño”, aseguró Mauricio Bustamante, aficionado de los “correcaminos”.

Mario Velásquez, otro aficionado asegura que “Chinchilla, González y Márquez son héroes para nosotros, pero Chicho es el más grande”.

El defensor colombiano nació el 5 de diciembre de 1981 en Cartagena, ciudad en la que asegura que cuando cumplió los ocho años de edad su deporte favorito era el baloncesto.Sin embargo, dos años después le fue despertando el interés por el deporte rey, al punto que ingresó a una escuela de fútbol en Bogotá, en la capital colombiana.

“A mí me comenzó a gustar el fútbol y a los 16 años debuté en un equipo de Segunda División llamado Santa Fe”, detalló Torres, quien posteriormente jugó en el Atlético Bucaramanga de Primera División.Corría entonces el año de 1999.

Torres estuvo la temporada 1999-2000 en dicho equipo, luego regresó al Santa Fe en 2000-2001, mismo año en que acudió a un mundial de reservas en Italia.

Con 22 años encima, el colombiano llegó a territorio salvadoreño por invitación del 11 Municipal, pero no requirieron de sus servicios. Posteriormente se entrenó con el Real San Martín, de la Segunda División, donde literalmente le externaron “no nos servís”. No eran tiempos buenos.

Las puertas se le abrieron en Dragón, equipo con el que jugó la temporada 2003 2004 y en el que los directivos de Vista Hermosa le vieron sus dotes para luego hacerlo estampar su firma con la divisa celeste.

Los logros

Luis asegura que aún no ha logrado nada, pese a que su aporte para el ascenso del Vista Hermosa fue importante, pues fue el cerrojo en la zona baja y además anotó el gol del triunfo contra Telecom en el juego que Vista Hermosa logró su pase a la final de la Segunda División la temporada anterior.

El colombiano fue y sigue siendo el líder de los “correcaminos” y es, además, el jugador insignia. Eso por decisión de la población de San Francisco Gotera.

“La afición me entregó una placa de reconocimiento como jugador insignia del equipo y eso es importante y es un compromiso para uno de seguir cumpliéndole a la afición que lo apoya”, detalló el Chicho.

Sobre sus metas profesionales, el jugador asegura que sólo piensa en jugar las semifinales del Apertura, aunque no descarta que si le hacen una buena oferta de otro equipo podría evaluarla, pero que independientemente de donde esté, llevará en el corazón al equipo que lo condujo a la Primera División y que está por hacer historia al meterse a semifinales en la misma temporada que ascendió, El Vista Hermosa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW