elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Corten, está muerto

El dicho “hay que dejarlo todo en escena” muchas veces llega a ser realidad. Algunas muertes súbitas ensombrecen al celuloide

 

Publicada 27 de septiembre 2005, El Diario de Hoy

 

Gustavo Rico
gustavorico@elsalvador.com
El Diario de Hoy
vida@elsalvador.com


En 1982, The Twilight Zone The Movie, del director John Landis, pasó de ser una serie de televisión a la gran pantalla, debido a la gran demanda que generó entre la audiencia. Vic Morrow, quien inmortalizó al sargento Chip Saunders en la serie televisiva de los 60 ¡Combate!, sería el protagonista.

A la orden de ¡acción!, el veterano actor corrió de un lago sujetando a un niño y una niña en cada brazo. Atrás, un helicóptero los perseguía con una potente luz blanca, mientras fuertes explosiones sucedían alrededor de la aeronave.

De repente, el piloto no pudo controlar uno de los estallidos y cayó encima de los tres actores. La nave decapitó a Vic Morrow y aplastó a los pequeños. Los tres murieron al instante.

Los tripulantes salieron ilesos, pero John Landis fue acusado de homicidio involuntario. El director llegó a la corte y después de un prolongado juicio fue absuelto, no sin antes haber dejado al descubierto una serie de irregularidades al interior de dicha producción: los niños trabajaban ilegalmente, de noche y en circunstancias muy peligrosas.

No se utilizaron muñecos de hule, porque John Landis, antes de rodar la escena, mencionó: “no se ven reales’’. Otros directores que participaron en el rodaje fueron Steven Spielberg, Joe Dante y George Miller.

En El Salvador, en los 80, existía una serie televisiva que ganó mucha audiencia: “Viajeros’’ (Voyagers), protagonizada por Jon-Erik Hexum y Meeno Peluce.

Hexum, durante un receso en el set de filmación de la serie Cover Up, en 1984, jugó con una 44 y sin querer se mató con una bala. No hubo muchas explicaciones del suceso.

El hijo del héroe

Otra de las muertes que causó conmoción fue la de Brandon Lee, hijo del legendario Bruce Lee. Brandon, por mérito propio, forjó una carrera cinematográfica rápidamente. Estaba entusiasmado con su protagónico en el film El Cuervo. Interpretaría a un espíritu que regresaba de la muerte para vengarse.

Brandon Lee, de 28 años, fue asesinado la madrugada del 31 de marzo de 1993. No, en la escena del tiroteo de la mesa como se promulga en muchas páginas del Internet, sino cuando Funboy (Michael Masee) dispara a Eric (Brandon Lee), con un revolver calibre 44.

En la escena, Eric entró a una habitación donde alguien era atacado. Brandon apareció en el set con una bolsa de sangre bajo la ropa. Una bala atravesó la bolsa y penetró en el abdomen de Lee alojándose cerca de una de sus vértebras. Trece horas después murió en el hospital.

Las escenas de su muerte fueron destruidas.

Una investigación descubrió que se habían comprado balas reales en una tienda local, para hacer una bala de fogueo y ahorrar dinero. Tampoco habían expertos en armas para ahorrar los gastos.

El actor Michael Masee fue absuelto y nunca se presentaron cargos criminales en su contra.
Lo irónico de la muerte es que era la última escena con armas y al mes siguiente, él contraería nupcias con su novia Eliza Hutton.

La película se terminó sin el actor y las escenas se recrearon con efectos digitales. El estreno estalló las taquillas, y motivó a producir dos secuelas más.

En 2000, Oliver Reed, de 61 años, interpretaba al dueño y entrenador de una cuadrilla de gladiadores. Faltaban tres días para terminar la película ganadora de Óscares, Gladiator, cuando Reed falleció bebiendo y echando pulsos con unos marineros. Sus escenas fueron terminadas gracias a los efectos digitales.

La mayor
1927 Ben Hur
Durante el rodaje de esta cinta hubo cuatro muertos y varios heridos. Fotos EDH

John Ritter fue toda la vida un cómico de series familiares. Su papel en la comedia Threes Company, en el papel de Jack Tripper, le dieron fama. En 2000, rodaba 8 Simple Rules for Dating My Teenage Daughter’s, en el papel de Paul Hennessy, comedia de ABC.

En 2003, mientras filmaba la serie en el set de los estudios en Burbank, Ritter sufrió un problema arterial no detectado y falleció a los 54 años. El actor cayó frente al equipo de filmación, dejando a la gente perpleja.

Jack ganó premios Emmy, Globo de Oro y People’s Choice. La serie continuó sin el padre de familia y aún sigue siendo vista por mucho público.

John Candy se hizo famoso por películas como El pelotón chiflado y Splash. Su batalla por perder peso le hizo enfermar durante el rodaje de Caravana al Este.

El esfuerzo en el rodaje, los fuertes dolores y la debilidad propia de un régimen duro le provocaron un ataque al corazón mientras dormía. Caravana al Este se estrenó con éxito días después de su muerte.

Del Exorcista, mucho se especula que nueve personas vinculadas directa o indirectamente con el rodaje fallecieron durante la filmación. Entre ellos, el actor Jack McGowan.

David Hemmings, actor británico, murió en su camerino luego de rodar las tomas de la película Samantha’s Child, en Rumania. Al entrar a la habitación cayó de golpe.

Gloria Foster, quien encarnó a Pitonisa en Matrix 1999 y en Matrix Reloaded en 2003, murió por la diabetes mientras rodaba las escenas de la segunda parte de la trilogía.

No sólo en Hollywood

El actor mexicano Edgar Ponce, integrante del show Sólo para mujeres, falleció en un accidente que causó varios heridos y muchas dudas.

Mientras filmaba un vídeo para el programa No Manches de Galavisión en una autopista de ciudad de México, el actor y tres integrantes de Sólo para mujeres fueron atropellados por un auto conducido a exceso de velocidad. Ponce falleció por fracturas en el cráneo.

En 2003, Flavio Peniche, hermano del actor Arturo Peniche, mató accidentalmente al extra Antonio Velasco, durante la filmación de Juana la Alacrana, en ciudad de México.

En la escena, Peniche le dispara al extra tras discutir con él. En el juicio, se dijo que no se esperaba que el arma estuviera cargada. Pero mientras las cámaras rodaban la cinta, Antonio Velasco cayó muerto en el set.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW