elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

La huella del coronel Monterrosa

Con el Cuscatlán IV. El mayor Domingo Monterrosa Ramírez, hijo de un legendario militar de la época de la guerra en El Salvador, estuvo destacado en la ciudad iraquí de Al Hillah, como miembro del cuarto contingente cuscatleco. Desde allá narra la influencia de su padre en su carrera castrense


Publicada 23 de agosto 2005 , El Diario de Hoy

Monterrosa hijo ayudó en las tareas de reconstrucción en Iraq. hoy inicia su
retorno al país. Foto EDH/Wilfredo Salamanca


Con las tropas en Iraq
Periodista Wilfredo Salamanca
Enviado especial
El Diario de Hoy

nacional@elsalvador.com

Sería un oficial más integrado en el Batallón Cuscatlán IV si no llevara el mismo nombre de su padre, el legendario teniente coronel Domingo Monterrosa Barrios, icono para la milicia salvadoreña durante la guerra de los 80.

Es el mayor Domingo Antonio Monterrosa Ramírez, quien de sus 39 años de edad ha dedicado 19 al Ejército.

Sin tapujos afirma que a él le estaba reservado el nombre Domingo. Es el primogénito del comandante de la Tercera Brigada de Infantería quien murió al explotar el helicóptero en que viajaba en 1984 sobre Joateca, Morazán, por una trampa de la guerrilla.

Nació en el Hospital Militar de San Salvador el 3 de abril de 1966, cuando el calendario litúrgico católico celebraba el Domingo de Ramos.

Para este joven oficial que físicamente se asemeja a su padre, llevar el mismo nombre se convierte en un reto mayor. “Al ingresar a la Fuerza Armada me di cuenta del valor histórico que representa el apellido Monterrosa”, dice.

Agrega que intenta llevar una vida militar normal, pero que se sentirá satisfecho cuando alcance el grado de teniente coronel, como lo logró su padre.
“Cuando era civil, escuchar que Monterrosa era nombrado como un héroe no me quedaba claro”, dijo.

Participarán en las celebraciones del 15 de septiembre próximo. Foto EDH/Wilfredo Salamanca

Sin embargo, al ingresar a la Escuela Militar en 1986 se dio cuenta del valor que tuvo ese hombre para la institución militar salvadoreña.

En tanto, los contingentes del Batallón Cuscatlán parecen animarse cuando escuchan el corrido dedicado al coronel Domingo Monterrosa, y que es parte del repertorio de algunos mariachis en El Salvador. También el himno del Destacamento Militar de Morazán es alusivo a Monterrosa.

“No dejo de erizarme y sentir orgullo al escuchar esas canciones, porque son otras personas que están reconociendo el valor de mi padre”.

La responsabilidad del mayor Monterrosa Ramírez en el Cuscatlán IV fue administrar las finanzas destinadas para la reconstrucción en los seis meses que estuvo Al Hillah, Iraq.

Se espera que IV contingente venga mañana

El ministro de Defensa, general Otto Romero, informó ayer que el IV contingente del Batallón Cuscatlán arribará mañana a El Salvador.

El funcionario agregó que los militares vendrán en dos grupos. El primero lo hará el miércoles. Mientras que el segundo el jueves.
Adelantó que aún se desconoce la hora exacta del aterrizaje.

Romero dijo que los efectivos vienen en buen estado de salud y sin ningún problema.
“Como los militares vienen separados no les podemos hacer un recibimiento especial, pero lo haremos en el transcurso de los días”, indicó el ministro.

Romero manifestó que los militares participarán en las celebraciones del 15 de septiembre.
Sostuvo que por el momento ya se están preparando otros contingentes.
Sin embargo, detalló que será el Presidente Elías Antonio Saca, quien dará la orden si se envía otros grupos a esa región árabe.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


elsalvador.com WWW