elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Vehículos a gas
Una alternativa a la gasolina

Más económico. El dueño de la empresa que instala este dispositivo habla de un creciente interés de la población por el alza del precio del combustible


Publicada 13 de julio 2005 , El Diario de Hoy

Haz click en la imagen


A. Gallardo/A. Dimas/J.R.
El Diario de Hoy

nacional@elsalvador.com

Gabriel Hernández tiene un Mazda MPD del 89 y desde hace ocho meses utiliza el gas propano como combustible. “Me parece eficiente y me ahorro bastante”, comenta este usuario, quien no duda al afirmar que, aunque la gasolina bajara, se quedaría con este sistema.

A juzgar por las últimas variaciones en el precio de la gasolina, todo parece indicar que Gabriel seguirá por mucho tiempo con el gas como combustible.

Otras opciones
Cualquier opción de las presentadas es menos contaminante que la gasolina.
Algunas están en la fase de estudio.
Alcoholes
El metanol y etanol son combustibles líquidos que desarrollan alta potencia en el motor. Además
emiten entre el 80% y el 90% menos de hidrocarburos a la atmósfera.
Electricidad
Los carros con baterías
tienen la capacidad de no producir emisiones de
hidrocarburos ni Óxido de
Nitrógeno. Esta tecnología es aún limitada, pero es una apuesta para el futuro.
Gas natural
Cuando está comprimido es excelente para los
automotores. Emiten hasta un 95% menos de gases reactivos que las unidades con gasolina de tecnología avanzada.
Reformulada
Este tipo de gasolina aún está en estudio por parte de las petroleras. Eso
implicaría un cambio en el proceso de refinería para que el producto tenga
una quema más limpia.

Como él, otras 400 personas han optado por instalar este nuevo sistema, según Alan Ortega, técnico en combustibles alternativos y dueño del taller GLP Autogas, una opción al combustible tradicional en unos momentos en que el cartel de los $3 por galón de súper aparece en las gasolineras.

“Lo estamos lanzando a nivel nacional, somos los pioneros en esto del gas propano. Es la única solución real problema del precio de los hidrocarburos”, indicó el especialista, quien se trajo el proyecto de los Estados Unidos.

Como impulsor de este modelo, que curiosamente en estos momentos de crisis no ha tenido mucho eco en el Ministerio de Economía, el técnico es claro al indicar que su principal virtud es un ahorro de hasta el 45 por ciento en el gasto del combustible.

Obviamente, como cualquier novedad hay, un costo y problemas extra. La conversión del vehículo se realiza en un día y cuesta 745 dólares más IVA, más allá del modelo y el tamaño del vehículo.

Otro inconveniente es el suministro cotidiano de propano para estos vehículos. “Estamos tratando de solucionarlo con abastecimiento a domicilio mediante expendios móviles”, puntualizó el técnico, a la espera de que en un futuro se extiendan los permisos para las “gaseras fijas”. Mientras tanto, brindan este servicio móvil a los clientes que han modificado el vehículo.

El llenado del tanque de combustible permite una gran autonomía para el vehículo, entre 400 y 800 kilómetros, según la capacidad de almacenamiento del depósito instalado.
Existen desde 47 hasta 90 litros de capacidad, según las características del vehículo.

Más demanda

Rápido. El sistema de propano se instala en un día. Foto: EDH

Según Ortega, el interés de la población ha crecido en los últimos meses, en parte, por la presión del alza de los combustibles.

Conscientes de ello, esta empresa ha instalado la tecnología diésel, con el fin de atraer a otros sectores como el transporte público y de carga.

Aunque el ahorro puede ser hasta del 30 por ciento, la introducción del sistema a gas puede costar entre dos y cuatro mil dólares.

Para Ricardo Navarro, director del Centro Salvadoreño de Tecnología Apropiada (Cesta), el uso de este gas no es nuevo.

“El propano ya se aplica desde antes, es uno de los combustibles que más se emplean en transporte. Ocupa el tercer lugar a nivel mundial y lo utilizan cerca de 30 millones de vehículos, el 10 por ciento están en Estados Unidos”, explicó el ecologista.

Navarro destacó que este insumo es menos contaminante y, además, disminuye las revisiones de mantenimiento de los vehículos.

“El motor se gasta cuatro veces menos con el propano y se reduce en un 70 por ciento la contaminación ambiental”, indicó el dueño de la única empresa de este tipo en el país.

No obstante, Navarro considera que se trata de una buena opción, aunque puntualiza que “hay que tener cuidado en no confundir este recurso con una solución definitiva”.

El Gas Licuado de Petroleo (GLP) es una mezcla de hidrocarburos de petróleo, gaseosos a temperatura y presión ambiental.

En países vecinos como Guatemala y Costa Rica, esta tecnología ya se utiliza en los vehículos.

En otros como Colombia, el uso de GLP va más allá de los automóviles. Hace unos días, la empresa Ecopetrol lanzó un programa dirigido a 200 mil personas para el uso de este recurso en la zona rural como alternativa a la leña en la cocina.


“El galón de gas propano me cuesta $1.66”

Balmore Barahona, un empleado de la Asamblea Legislativa, tuvo hace tres años un golpe de suerte cuando buscaba un coche.

Protección. El tanque fue instalado en el baúl del carro. Foto: EDH

Barahona recuerda que un amigo le recomendó visitar una venta de automotores ubicada en San Marcos, San Salvador.

Cuando el trabajador llegó al lugar, preguntó por un carro de modelo reciente, pero, terminó comprando un Kia Credos, año 1997, importado desde Corea con el sistema de gas propano.

Desde entonces, dice Barahona, no se preocupa por los precios de los combustibles.

Ante los elevados costos de la gasolina, el empleado estatal recomendó a los automovilistas modificar sus carros para usar el sistema de gas propano.

“El tanque agarra 18 galones. Yo gasto un galón por 35 kilómetros y el galón de gas propano me cuesta $1.66”, dice Barahona. Afirma que es confiable, siempre y cuando se sigan las indicaciones de los expertos.

“A mí me han dicho que no se debe fumar cerca del motor y no exponerlo a altas temperaturas de calor”, expresó.

El único inconveniente que Barahona ve es que tiene que ir a cargar el tanque hasta la planta
de Tropigas ubicada en Soyapango.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


elsalvador.com WWW