elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

“El cálculo del crecimiento económico es inadecuado”

Manuel Enrique Hinds afirma que la economía ha crecido más dinámicamente de lo que muestran las cifras gubernamentales. Sostiene que el país no es el mismo de 1978, y que ahora existe un mejor desempeño en la industria, construcción y servicios.


Publicada 10 de julio 2005 , El Diario de Hoy

Pendientes. Según Hinds, hay proyecciones de inversión esperando el momento oportuno para entrar al país. Foto EDH

José Luis Henríquez
El Diario de Hoy
negocios@elsalvador.com


El ex ministro de Hacienda, Manuel Enrique Hinds,ha estremecido el mapa económico nacional al asegurar que las autoridades financieras no están calculando el PIB correctamente.

Según el FMI el cálculo del PIB es anticuado porque no toma en cuenta las nuevas tecnologías y formas de producir...

Cuando se trabaja en encuestas anticuadas y no se suman las nuevas actividades económicas, la tendencia es a subestimar el PIB, y eso puede hacer la diferencia en una economía que cambia a una velocidad muy grande como la salvadoreña.

¿Cuáles son estas nuevas actividades ?
Cuando se hicieron estas encuestas, a principios de los 90, el país todavía dependía del café y de otras actividades agrícolas. Además estaba poco diversificado. Ahora han aparecido empresas de servicios, industria y agroindustria que proveen una serie de servicios que no existían antes.
Por otro lado, hay empresas que desaparecieron, las cuales, al calcular el PIB, inciden para que éste baje.
Para darle una idea de lo trastocadas de las cifras oficiales vea que según ellas ahora tenemos menos ingresos por habitante que en 1978. Antes, al ir al campo, se veían muchos ranchos; ahora todavía hay casas humildes pero construidas con concreto. También ya no se ve gente descalza.
En la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples de 2004 aparece que la pobreza se redujo de 59.7 por ciento en 1991 a 34.6 por ciento en 2004.
Además, la tasa de analfabetismo ha bajado y la escolaridad promedio ha subido, al igual que el ingreso por hogar.

¿No está esa mejora influenciada por las remesas?
No, porque sólo el 22 por ciento de los hogares recibe remesas, aunque definitivamene hay una gran influencia de éstas.
El punto es que si usted recibe remesas gasta el dinero en el país, genera actividad económica y eso debe medirse en el PIB.
Este año vamos a tener 3,000 millones de dólares en remesas. Suponga que quienes las reciben sólo compran cosas importadas. Eso quiere decir que tendría 1,500 millones de dólares de generación de actividad económica. Sólo eso le puede dar un tres por ciento de crecimiento del PIB. Entonces que me digan que creceremos al 1.5 por ciento no tiene sentido.
Ademásm la construcción de vivienda está creciendo. Sólo en Chalchuapa hay un proyecto de 10,000 viviendas.
El número de carros también ha aumentado. Esto que le estoy mencionando causa problemas en la estimación del PIB en la industria, agricultura y en los servicios en general.
Sólo tomando en cuenta el error que puede haber en los servicios, calculo que la economía ha crecido 2 puntos más de lo que dicen las cifras oficiales en los últimos 10 años.

Mucha gente no percibe esa mejora y opta por emigrar...
El hecho de que una economía crezca no quiere decir que a todas las personas les va bien. Eso sería una falacia de composición. Hay gente que cree que puede mejorar en Estados Unidos pero no quiere decir que la economía no este creciendo.
Es importante observar que la gente es ahora más demandante porque existe más competencia y la gente debe esforzarse más, pero eso es parte del proceso de desarrollo.

“Ahora hay más servicios básicos de energía y abastecimiento de agua en el campo” Foto EDH

La gente se queja también por la dolarización porque dice que es una inflación disfrazada, ya que antes pagaba cinco colones por una bolsa de frutas y ahora paga un dólar...
Eso depende. Usted puede obtener fruta más barata si se mueve un poco. El costo de los frijoles y del maíz es casi igual a cuando yo estaba en el Gobierno. Incluso hubo una época en que estaban más caros. O sea que decir que las cosas están más caras no es verdad.


¿Cómo percibe que varios nicaragüenses trabajen en el agro, cosa que los salvadoreños ya no quieren?
Si la gente está contenta con las remesas que recibe no se va a mover por menos. Eso demuestra que en El Salvador el desempleo es bajísimo porque si fuera cierto que hay una pobreza horrible, ¿para que se van a traer nicaraguenses?

¿Que tan bajo es el desempleo?
Es muy bajo: anda por el 7 por ciento.

¿Usted también plantea que el sector industrial es de los que más crece en Latinoamérica?
Es el primero o el segundo en América Latina. Incluso con las cifras subestimadas del PIB somos de las industrias manufactureras que más crecimos desde 1996 a 2003, y si calculamos de 1999 para acá somos el primero, empatados con Chile.

¿Pero los industriales se quejan del bajo desempeño?
Acá lo elegante es decir que todo le va mal. En Estados Unidos a esa gente les dicen fracasados.

¿Pese a que varias maquilas y otras empresas se han retirado?
Eso es parte de la transformación que está sucediendo. Una economía no puede seguir creciendo si mantiene sus mismas actividades. Hay empresas que ya no podían pagar los salarios de El Salvador y se fueron a Nicaragua en donde pagan la mitad. Pero, igual hay compañías que están viniendo, como call centers o empresas textiles como Lacoste.

“El crecimiento de las telecomunicaciones ha sido impresionante. Los celulares, Internet y servicios asociados antes no existían”

“Ahora hay más servicios básicos de energía y abastecimiento de agua en el campo”

Existe una situación fiscal razonable

¿Como ve la situación fiscal con una deuda que llega al 40% del PIB?
El 40 por ciento es razonable. En otros países el promedio anda en 50 por ciento. Lo que pasa es que teníamos el 24 por ciento, y con el terremoto subió. En la Unión Europea anda por el 60 por ciento.

¿Hace poco el Presidente Saca dijo que “vamos coyol quebrado, coyol comido”?
Acá tenemos comprometidos todos los fondos del presupuesto; tampoco es que se cuente con bolsas adicionales.

¿Con esos problemas no es paradójico que Hacienda no pueda pagar el draw back, pero quiere subsidiar a los buseros?
Puede ser que una persona gane suficiente para pagar todos sus gastos pero con un gasto extraordinario necesite un préstamo, que cancelará cuando reciba su pago. Ese es un problema de caja, no de solvencia.
Pero, efectivamente hay un problema al añadir más gastos porque habrá “apretazón” en todos lados.

¿Sobre todo si tomamos en cuenta el costo de pensiones?
El alza en el gasto de pensiones es fuerte y va más allá de una situación normal, pero si quitamos las pensiones hay superávit.

¿Con la reforma fiscal se podrá cubrir esa carga?
A la larga habrá que hacer más cosas pero ya estamos llegando a la fecha pico de la carga de pensiones, que es en 2007, y después comienza a bajar.

¿Y esas otras medidas cuáles podrían ser?
Si quiere que haya más escuelas y servicios de salud tiene dos alternativas: quitarle a otras instituciones para darle a esas carteras, o subir los impuestos.

¿El déficit como lo ve?
Es sostenible aunque debería estar abajo del 3%.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


elsalvador.com WWW