elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Escapada
Otto Herrera huye de prisión

Prófugo. El guatemalteco es reclamado por tres países, por el delito de narcotráfico. En El Salvador afronta un proceso penal en el Juzgado de Instrucción de San Luis Talpa, La Paz. Las autoridades locales gestionan su extradición. Se le vincula con el ex diputado Eliú Martínez, preso en EE.UU.


Publicada 15 de mayo 2005 , El Diario de Hoy

Fugitivo. Las autoridades salvadoreñas mostraron esta fotografía, en la que aparece el supuesto cabecilla de narcos en una playa salvadoreña. Foto EDH / archivo


Jaime García/Agencias
El Diario de Hoy

nacional@elsalvador.com


El presunto capo de la droga guatemalteco, Otto Herrera García, reclamado por su país, en El Salvador y Estados Unidos por liderar una red de distribución de estupefacientes, escapó de una prisión en México, confirmaron ayer las autoridades.

Según informes proporcionados por el periódico El Universal, de México, Herrera se fugó del Reclusorio Sur, y hasta el momento las autoridades desconocen la forma en que lo hizo.

Lea además
  Jueza sigue la pista a conexión salvadoreña

El supuesto capo fue capturado en abril de 2004, en la capital mexicana, cuando descendía de un vuelo procedente de Puerto Vallarta. Tres de sus presuntos colaboradores fueron arrestados durante la operación.

En El Salvador, el guatemalteco es procesado en el Juzgado de Instrucción de San Luis Talpa, La Paz, por la introducción de 36 toneladas de droga al país.

Según las autoridades salvadoreñas, Otto Herrera es responsable del trasiego, hacia Estados Unidos, de toneladas de cocaína por Centroamérica. Es considerado uno de los líderes del Cartel del Golfo, organización investigada por El Salvador, Guatemala y la Unión Americana.

Junto a él son procesados en dicho tribunal el ex diputado salvadoreño William Eliú Martínez, preso en EE.UU. a la espera de un juicio por narcotráfico, y el lanchero Sabas David Arias, enjuiciado en El Salvador. Este último será entregado por las autoridades locales a las estadounidenses, para que declare en contra del ex parlamentario.

Recompensa Estados
Unidos emitió un boletín en el que ofrecía esta cuantiosa suma de
dinero por su paradero. Foto EDH

La jueza de Instrucción de San Luis Talpa, Ana Marina Guzmán, dijo por medio de un vocero que ella ha entregado a la Corte Suprema de Justicia la solicitud de extradición de Otto Herrera, para que sea traído y afronte la justicia en El Salvador.

Agregó la funcionaria que, debido a que no ha recibido una notificación oficial sobre la escapada de Herrera, no podía manifestar qué trámites realizará sobre el caso.
La Fiscalía General de la República tampoco comentó el caso.

Sin rastro

El Universal informó que fue durante un operativo de registro implementado en dicha cárcel, la tarde del viernes pasado, que la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), notaron la falta de dicho reo al no estar en el pase de lista de la tarde.

Sin embargo, en conferencia informativa, el director general de Prevención y Readaptación Social, Hazahel Ruiz Ortega, indicó que en la lista de las seis de la tarde sí estaba el sujeto acusado de delitos contra la salud y organización delictuosa. En México, Herrera es ligado a Joaquín Guzmán Loera y El Chapo Guzmán.

Hasta las cinco de la mañana se terminó su búsqueda en algún posible escondite, y se procedió a llevar a la Procuraduría capitalina, a 45 empleados del Sur, entre ellos custodios, y al mismo director de esa prisión, Amado Azuara González.

Guatemala. La policía de ese país decomisó a Herrera 14 millones de dólares en su casa. Foto EDH

“Entre ellos está el propio director, el director mismo del jurídico, los custodios por donde presumiblemente pudo haber pasado, los responsables de aduanas de personas y de vehículos”, declaró el subsecretario de Gobierno mexicano Jesús Zambrano.

“Entonces, entre las 6:00 p.m., que había sido el penúltimo pase y las 8:00 p.m., ahí tuvo que haberse dado esta situación, esta fuga, en complicidad con alguien o con algunas de las personas encargadas de la seguridad”, sostuvo. Zambrano admitió que prisioneros de importantes casos de narcotráfico son generalmente detenidos en cárceles de máxima seguridad.

“Si era un reo peligroso que habían detenido las autoridades mexicanas con fines de extradición, pues era también muy raro que no lo hubiera solicitado la propia la autoridad federal para tenerlo en un penal de alta seguridad y haberle permitido que se quedara acá en el reclusorio”, indicó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


elsalvador.com WWW