elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Mercado cumplió 30 años

Aniversario. Es considerado el primer centro comercial de la capital. Fue inaugurado el 5 de abril de 1975. Comerciantes recuerdan que el edificio era inmenso y limpio


Publicada 25 de abril 2005, El Diario de Hoy

Extensión. Son 48 mil metros cuadrados de construcción. Cuenta con 10 pabellones y dos plazas. Actualmente las calles aledañas están invadidas por ventas. Foto EDH/Archivo

Guadalupe Hernández
El Diario de Hoy

metro@elsalvador.com


Las puertas del Mercado Central se abrieron por primera vez hace 30 años. El moderno inmueble de 48 mil 815 metros cuadrados de construcción albergó en un principio a más de 2 mil comerciantes.

El sueño de las autoridades municipales de aquel entonces era despejar las calles del centro que se habían abarrotado de canastos, velachos y puestos informales.
También brindar mejores condiciones laborales a las usuarias de los mercados existentes, ya que éstos funcionaban en edificios inadecuados, derruídos, antiestéticos y antihigiénicos.

El hacinamiento y la mala ubicación de éstos provoca problemas diversos a la ciudad capital. Datos históricos indican que algunos eran privados como: la Compañía, Gato Negro, Alvarenga y Santa Teresa. Pero también hubo municipales, como el Hospicio Nº 4; de Carnes Nº 5; ex juzgados; Amaya y Sitio Solo.

En 1969, el Gobierno de la República emitió el Decreto número 312 que establece la “Ley de Mercados de la ciudad de San Salvador”, debido a la urgente necesidad de crear un sistema de comercialización de los productos básicos, que incluía la construcción de nuevos inmuebles.

El mandato se comenzó a cumplir hasta 1973, cuando la alcaldía municipal puso en marcha un proyecto para la construcción de los inmuebles, gracias a un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que ascendió a 6.3 millones de dólares aprobados. El Mercado Central fue la prioridad.

1998. Un incendio destruyó el 40 por ciento del recinto. Foto EDH/Archivo

El proyecto estuvo a cargo del Consejo de Mercados de San Salvador (COMERSAN) y obligó a demoler varios mesones que se encontraban en el trazo, cerca de la Iglesia El Calvario, entre éstos los famosos “Pineda”.

La mañana del 5 de abril de 1975 las locatarias tenían sentimientos encontrados, según recuerdan, ya que estaban felices por estrenar las amplias instalaciones, pero también tristes por abandonar sus antiguos puestos.

Ese día las calles del centro lucieron despejadas y en orden, según algunas noticias escritas sobre el importante acontecimiento. Pero con el paso de los años, las ventas volvieron a ocupar las vías.

Lea además

 


Más obras para mejorar

El incendio

La noche del 30 de diciembre de 1998 un voraz incendio acabó con un 40 por ciento del recinto. Los pabellones 4 y 8, y el sótano (hoy pabellón 9) sufrieron daños totales, dejando pérdidas millonarias.

La reparación se convirtió en la principal exigencia de los vendedores. Dichas labores iniciaron un año más tarde con la remoción de escombros y obras primarias, como: pasillos, techos y rampas. La inversión fue de 19 millones de colones, con parte de los fondos del seguro por daños que alcanzó los 31 millones de colones.

La construcción de más de 24 mil metros cuadrados y la reconstrucción de otros 55 mil de infraestructura física inició cinco años después, gracias a un préstamo del Banco Centroamericano de Inversión Económica (BCIE), por $7.4 millones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



elsalvador.com WWW