elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

El siglo XXI significa agua en las viviendas

La Unión. Las obras deben estar terminadas en un año. Las tareas consisten en mejorar el servicio, colocación de tuberías y construcción de una planta potabilizadora

Publicada 31 de enero 2005 , El Diario de Hoy

Satisfacción. Akio Hosono, Andrés Rovira y Efraín Ponce durante la entrega del cheque. Foto EDH / Lissette Lemus

I. Mendoza /F. Torres/L. Abrego
El Diario de Hoy

elpais@elsalvador.com


En poco tiempo, las caminatas diarias que Gumercindo Claros, al igual que centenares de pobladores hacen en busca de agua serán cosa del pasado. Esto, gracias al proyecto de introducción de agua potable en ocho municipios, de los departamentos de La Unión y Morazán.

Fueron 16 años los que su familia y otras tantas que habitan la colonia Morazán, de Conchagua, en La Unión, tuvieron que esperar para ver llegar el agua a sus viviendas.

“Además de la mía, son 58 familias las que viven aquí y la mayoría de veces, si no vamos a buscar el agua para cocinar, nos toca comprarla a precios altos para nuestra bolsa. La ropa la tenemos que ir a lavar a un río cercano”, aseguró Toribia Gómez, otra de las pobladoras.

Efraín Ponce Zelayandía, edil de esta población, manifestó que el proyecto que impulsa su comuna y las de Pasaquina, Lislique, Concepción de Oriente, Corinto, San Fernando, Torola y Perquín, tiene el propósito de solventar las demandas de agua de sus residentes.

Solidaridad

Por ello, las autoridades de cada una de estas municipalidades determinaron que era necesario llevar a cabo los trabajos lo más pronto posible y que era indispensable el apoyo de otras instituciones.

El gobierno japonés a través del embajador Akio Hosono, les entregó un cheque para la compra de materiales y contratación de personal que ejecute la obra.

El aporte nipón superó los 706 mil dólares. El resto lo dará cada alcaldía. En Conchagua la comuna desembolsará $200,000.

“Ya hemos efectuado proyectos de este tipo, pero es necesaria la cooperación de fuera, en este caso la del Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local, FISDL, con la verificación de tareas en base a normas técnicas”, explicó Hosono.

Las comunidades beneficiadas en La Unión serán los caseríos Los Mojones, Huertas, Chilamate, El Avillal, San José. Mientras que las colonias y cantones son: Gueripe, Los Ángeles, El Ciprés, Santa Clara.

En Morazán los favorecidos serán los caseríos Portillo de Lajas, La Pista, Los Patos, Los Villatoro, San Felipe, El Tablón, La Cívica, Los Positos, El Bolero, Hoja Blanca, Los Arenales, Los Mangos, Tejera, Chagüitón, La Tracesia, Rancho Quemado, La Ceiba. Y entre los cantones están San Felipe, Azucualpa, Agua Zarca.


Transparencia en los trabajos
El FISDL, en su papel de facilitador en el proyecto, efectuará una supervisión de actividades, entre éstas se incluyen:
- Hacer visitas de monitoreo para supervisar avances en las obras.
- Efectuar una auditoría de los fondos entregados a las alcaldías.
- Asegurar que los trabajos se entreguen a tiempo y concluidos.
- Evaluar el impacto social que el proyecto tendrá para la gente que tendrá el agua.

 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW