elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Resucitó el campeón

Porto avanzó, pero sufrió más de lo pensado

Publicada 8 de diciembre 2004, El Diario de Hoy

Héroe. Benny McCarthy celebra el segundo del Porto, que venció al Chelsea y logró el boleto agónicamente. Foto EDH / AP

DPA
El Diario de Hoy
deportes@elsalvador.com


El sudafricano Benny McCarthy, autor del segundo tanto del Oporto en el minuto 86, clasificó al equipo que entrena Victor Fernández para los octavos de final de la Liga de campeones al vencer al Chelsea inglés (2-1), resultado que unió a la derrota del PSG frente al CSKA de Moscú para pasar de ronda.

Los vigentes campeones europeos entraron en el campo sabiendo que se jugaban el todo o nada, pero comenzaron mal, con un juego desorganizado y sin creatividad frente a un combativo Chelsea, que ya estaba clasificado antes el partido como primero de grupo.

El juego del Chelsea fue conducido por Lampard y Duff que, siempre por la derecha, aprovecharon todos los espacios que el Oporto dejó para entrar en el área. De esta forma, Duff inauguró el marcador a los 32 minutos con un bonito remate que no pudo detener Nuno.
El ataque del Oporto fue dirigido casi en exclusiva por el ex jugador del Celta de Vigo, Benny McCarthy, hasta ayer único goleador del equipo en Champions, que buscó el tanto insistentemente.

De hecho, de sus pies salieron las ocasiones más claras que tuvo el campeón europeo. Lanzó dos libres directos que salieron fuera rozando el poste.

Tras el descanso, el Oporto entró con más energía y comenzó a subir por las bandas, logrando penetrar en el área del Chelsea.

Seitaridis, en una de sus muchas internadas, centró al área y Diego, de cabeza, mandó el balón al fondo de la portería de Cech e igualó el partido.

El empate insufló adrenalina al equipo de Fernández, que comenzó a atacar y en diez minutos creó más ocasiones de gol que en toda la primera mitad.

La explosión de alegría en el estadio del Dragon llegó en el minuto 86 por mediación de Benny McCarthy, que marcó tras un pase del ex barcelonista Quaresma, tanto que dio la clasificación a su equipo y supuso el número cien de los marcados por el Oporto en la Liga de campeones.

El partido también significó el regreso del entrenador José Mourinho, el que logró el título con el Porto, al estadio de su antiguo club.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW