elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Una bebida para cada platillo

Para las próximas fiestas, disfrute de una rica cena sin olvidar la bebida indicada para acompañar sus platillos. Existe una amplia gama que usted merece conocer

Publicada 2 de diciembre 2004, El Diario de Hoy



Iliana Colocho
ilico77@elsalvador.com
El Diario de Hoy
vida@elsalvador.com

Si hay una tradición navideña bien arraigada es la de agasajar a nuestros invitados más queridos y compartir con ellos alrededor de una mesa nuestros mejores bocadillos y tragos. Por eso es necesario presentar un amplio abanico de bebidas que les haga felices desde el aperitivo hasta el brindis final.

Si en casa predomina el gusto por el vino, puede seguir algunas sugerencias de Juan Franco, gerente de Restaurante Escorial, del Hotel Real Intercontinental.

Este experto explica que muchas veces se opta por algunas bebidas de manera equivocada. Un ejemplo de ello es el de acompañar las carnes con vino rosado.
“La mayoría de personas prefiere hacerlo con carnes blancas, pero lo recomendable es acompañarlo con un postre”, aseguró.

Para este tipo de platos sugirió el vino blanco, que es el ideal para acompañar todo tipo de pastas, pescado, pollo o cualquier tipo de mariscos. Esto se debe a que los mariscos tienden a ser un poco simples y el vino blanco tiene un pequeño toque de acidez y la combinación da un mejor sabor al paladar.

Ahí la razón de por qué es muy usado en la cocina. Todas las salsas que se hacen para acompañar los mariscos incluyen vino blanco.

Si el plato principal son carnes rojas, como un corte de cerdo o res, el vino tinto es el más adecuado. Por la consistencia que tiene la uva del vino tinto, el tanino (parte amarga que poseen los vinos tintos) y la acidez (mayor que el vino blanco), lo hace ideal para combinarlo con éstas.

Burbujas

La champán es una bebida que normalmente no se combina con ningún tipo de carne. Queda a opción de la persona si quiere acompañarlo con un platillo en especial. Siempre y cuando no sean éstos carnes o mariscos.

El mejor acompañamiento son unas fresas, frambuesas o alguna fruta exótica, porque si se combina con algún tipo de carne, le mata el sabor original del champán. “Jamás se acompaña con un plato fuerte”, reitera Franco.

Ésta es adecuada para un brindis, para pasar una velada romántica o acompañar un plato de quesos, ya que éstos son genéricos.

La mejor forma de servir la champán es dejar caer dentro de la copa una fresa. La burbuja o la efervescencia de esta bebida es mucho mejor. Se combina la acidez de la fresa y la dulzura de la bebida.

Fresas con un toque de chocolate

Ingredientes:
1 libra de fresas frescas grandes o medianas
1 bolsa de chocolate para fundir
Palillos y pinchos

Preparación:
Se lavan las fresas enteras y se dejan escurrir. Mientras, en una olla aparte, caliente un poco de agua y coloque otro recipiente que soporte el calor. Luego añada los trozos de chocolate hasta que se funda, a fuego medio. A este proceso se le conoce como “baño María”.
Una vez fundido el chocolate, se pincha un palillo a cada fresa y se introduce dentro del recipiente para bañarla con éste.
Colóquelas en un recipiente. Una vez estén todas cubiertas y frías, se ponen en refrigeración por unos minutos. También puede crear pinchos de fresas, siguiendo el proceso anterior.

Filete con salsa de Vodka

Ingredientes:

4 bistec de res
1/2 Chile dulce rojo
1 Diente de ajo
2 Hojas de laurel
1 Chile dulce rojo
1 Cuch. de alcaparras
Perejil
1 Cuch. de vodka
2 Anchoas
Sal al gusto

Preparación:
Se saltean los bistec en una sartén, junto con las hojas de laurel. Se sazona con un poco de sal. Luego sofría el ajo picado en el fondo de cocción del bistec con el chile picado, las anchoas y las alcaparras. Agregue un poco de agua, lo deja cocer durante 15 minutos y agregue los bistec a este cocimiento. Se rocia con vodka y se sirve. Decore con perejil picado.

Al momento de servirlo
Existe una forma clásica y antigua de descorchar el champán. Se utiliza un sable, con el que se le pega en la parte del sello. Es más elegante y original.
Si se hace a mano, como es la costumbre, se debe poner el dedo en el corcho para evitar que salga volando y no cause un accidente.
El vino tinto tiene una forma más protocolaria de servirlo. Esta es descantando un vino (se hacen con vinos de cosecha antigua). Debe abrirse una hora antes de servir la cena, así respira lo suficiente para que tenga su sabor original.
La temperatura adecuada de los vinos es 16 grados para el tinto y 12 grados para el blanco.

Una copa para cada vino
Al servir la champán o un vino espumoso hágalo en una copa flauta. Sólo varía la decoración de la cristalería.
Para los vinos, por lo general se sirven en una copa borgoña, aunque existe una amplia variedad que se adecua a las diferentes vides, en el especial al vino tinto.
Los especialistas recomiendan servir 3/4 de la capacidad de la copa como máximo.

Otras bebidas
Para el gerente de bares del hotel Real Intercontinental, Rigoberto Franco, la sidra, ponches, cocteles, cerveza y gaseosas son perfectas para acompañar entremeses o las populares boquitas. U optar por la gaseosa, los jugos naturales y la cerveza. Los primeros tres son aplicables para cualquier momento, en especial si participan niños en la mesa.
Si realiza una cena más familiar y entre amigos, la cerveza no desentona.




elsalvador.com WWW