elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Paso libre en fronteras Guatemala y El Salvador

Comercio. Se eliminan las inspecciones rutinarias en aduanas para el transporte de mercancías originarias de ambos países, a partir de hoy

 

Publicada 15 de noviembre 2004, El Diario de Hoy

El salvador 6% disminuyó la luz roja del semáforo a los bienes guatemaltecos, desde agosto de 2004. El país lo tenía que aplicar desde noviembre.

Guatemala 15% bajó la señal roja del semáforo a los bienes salvadoreños, desde agosto. A los chapines les correspondía hacerlo en diciembre.

Comercio $3.2 millones es lo que genera el comercio de productos entre los cincos países centroamericanos, según fuentes oficiales.


GuadalupeTrigueros
El Diario de Hoy

negocios@elsalvador.com

Los productos guatemaltecos y salvadoreños pasarán libremente por las fronteras de ambos países, ya que desde hoy se elimina el sistema de selectividad o control de productos, conocido como “semaforización”.

Los transportistas comerciales que vayan de El Salvador a Guatemala o viceversa, sólo pasarán por un punto de control, donde se les verificará el pago de impuestos, sin que haya una luz roja de semáforo que indique demoras por la revisión de la mercadería.

Si los impuestos han sido pagados anticipadamente, por vía electrónica, la carga pasará con sólo presentar el recibo. Caso contrario, por igual habrá facilidades para los que prefieran pagar en el momento de pasar la frontera. El trámite se reduce de 30 a cinco minutos.

A la vez, se remueven casetas, túmulos y se prohíbe el estacionamiento de furgones y camiones en las calles aledañas a las aduanas correspondientes, las cuales ya han sido señalizadas por las carteras de transporte de las dos naciones, dijo René Salazar, encargado de la Dirección de Administración de Tratados Comerciales, del Ministerio de Economía salvadoreño, al dar a conocer las medidas.

“Este es un paso importante para el proceso de integración aduanera del istmo y facilita el comercio entre El Salvador y Guatemala”, comentóSalazar.

Explicó que también la mercancía en tránsito que vaya de ambos países hacia México o al resto de Centroamérica tendrá las mismas facilidades, sin necesidad de pasar por las aduanas de cada país, para obtener autorización.

Los Ministerios de Economía de Guatemala y El Salvador se encargarán de garantizar que el comercio sea fluído en ambas vías, sin que haya barreras técnicas, fiscales o físicas contra el intercambio. Cualquier anomalía, dijo Salazar, será denunciada en la matriz de obstáculos comerciales que controla la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca).
Cualquier denuncia en dicha matriz, es inspeccionada por Sieca, que se encarga de instar a los gobiernos a eliminar barreras comerciales o, de lo contrario, a someterse a los procesos de arbitraje instaurados en la zona.

Vilma Calderón, presidente de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport), resaltó que las medidas disminuyen a los empresarios los costos en tramitaciones y pérdida de tiempo.

Sin trabas en las transacciones de dos principales socios centroamericanos, señaló, el mercado se resume en más de 18 millones de habitantes, con un intercambio comercial superior a los $824 millones. El año pasado, Guatemala exportó a El Salvador $463.6 millones, mientras el país le vendió bienes por un monto de $361.2 millones.

Proceso

La luz roja de los semáforos aduaneros comenzó a eliminarse en agosto, con un acuerdo entre los directores de Aduanas de Centroamérica.

Guatemala disminuyó a 15% de la semaforización en sus aduanas a los productos salvadoreños, en agosto. A cambio, El Salvador bajó las inspecciones a 6%.

El acuerdo original planteó que El Salvador eliminaba la semaforización en noviembre y Guatemala lo haría hasta diciembre. Pero, los gobiernos se adelantaron y desde este lunes 15 de noviembre ambas naciones no aplican semaforización a sus mercancías, confirmó Salazar.

La eliminación de la semaforización no significa que los controles ha desaparecido, aclaró, porque funcionarios aduaneros, policiales y migratorios mantendrán las revisiones aleatorias en las carreteras de Guatemala y El Salvador.

Se espera que el resto de Centroamérica se sume a la inicitiva guatemalteca y salvadoreña, en el marco del proceso de unión aduanera que se efectúa en la región.

Si Honduras se suma a Guatemala y a El Salvador, en diciembre, el libre tránsito de productos entre los tres países equivaldrá al 75% del comercio intrarregional. Los cinco países de la zona transan más $3,200 millones, según cálculos oficiales.

En agosto, Honduras se comprometió a disminuir gradualmente la semaforización en las aduanas, en la medida en que supere sus fallas en el sistema informático de transmisión de datos.


Paquete de medidas y normativas acordadas

Guatemala y El Salvador tienen teoricamente, desde el viernes, los mismos aranceles industriales, medidas sanitarias, fitosanitarias, reglas de origen, registros en alimentos y medicamentos, e iguales reglamentos técnicos que estandarizan los procesos de distribución y producción.

Unidos.
Guatemala y El Salvador comparten aranceles industriales. El nuevo mecanismo, impulsará el pago anticipado de impuestos vía electrónica.. Foto EDH

Esta armonización fue acordada por los grupos técnicos de los gobiernos y organismos empresariales de ambos países, por mandato de los Presidentes respectivos, confirmó Rigoberto Monge, coordinador de la Oficina de Apoyo al Sector Privado para las Negociaciones Comerciales Internacionales (Odasp).

La vigencia de las mismas dependerá de la agilidad de las Asambleas Legislativas. Por ahora, dijo, “el acuerdo se constituye en un paso trascendental y muy estratégico, para renovar el impulso de la unión aduanera centroamericana”, debido a que el consenso se alcanzó un mes antes de la fecha límite planteada por los gobernantes.

Desde ya, explicó, Guatemala y El Salvador han armonizado el arancel externo común de sus productos industriales. En agosto, toda Centroamérica tenía 411 fracciones de bienes arancelarios pendientes de armonizar en una sola cantidad; de tal cifra, 211 son bienes industriales y el resto, agrícolas.

Monge aclaró que los que quedan sin armonizar, es debido a que deben consultarse ante los socios de la Organización Mundial el Comercio (OMC), entre otras razones técnicas.
Hasta la fecha, Centroamérica ha armonizado el 92% del universo arancelario de la zona, integrado por 6,194 rubros, de los cuales, 5,698 ya tienen arancel externo común.

Pendiente

Con las fracciones industriales recién armonizadas entre Guatemala y El Salvador, sólo resta trabajar en menos de un 6.39% del universo arancelario centroamericano, integrado en su mayoría por bienes agrícolas. Esa meta debe alcanzarse en diciembre próximo por el resto de países de la región, según datos del gobierno salvadoreño.

Entre los agrícolas pendientes de contar con un arancel externo común están el arroz, los granos básicos, el azúcar, las carnes de cerdo, de res, de pollo, productos avícolas y los lácteos. En reglas de origen, Guatemala y El Salvador también las igualaron en casi su totalidad. El acuerdo se facilitó, debido a que las partes se basaron en las normas negociadas por ambas en el Tratado de Libre Comercio (TLC) con México.

Por ende, Guatemala o El Salvador exigirá los mismos requisitos de contenido a los productos mexicanos que ingresen a sus territorios. Ninguno impondrá más que el otro, para determinar el arancel a cobrar o, para permitir el libre paso de la mercadería.

Tambien comparten lo mismos reglamentos para el registro de medicamentos y alimentos, sin necesidad de duplicar permisos de importación. A la vez se adopta la figura de ficha técnica para la reglamentación que estandariza la distribución y producción de bienes, explicó.


Comercio entre
El Salvador y Guatemala
(En miles de dólares, al 2003)
Año Exportaciones Importaciones
1999 284.1 384.5
2000 318.8 478.1
2001 323.2 435.4
2002 343.9 418.6
2003 361.2 463.6
* Fuente: BCR.




elsalvador.com WWW