elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Ruidos permitidos, hasta 70 decibeles

Ley. Los diputados esperan que el marco de contravenciones sea aprobado el viernes.

Publicada 14 de septiembre 2004, El Diario de Hoy

Contaminación. Será infracción grave el hecho de perturbar la tranquilidad ciudadana. Foto EDH

Regina Miranda
El Diario de Hoy

nacional@elsalvador.com

Los diputados han acordado modificar el proyecto de Ley de Contravenciones Administrativas en lo referente a la regulación del ruido permitido en iglesias y establecimientos comerciales.

Los cambios incluyen la clausura definitiva de los comercios que usen para otros rubros los permisos concedidos por las comunas.

En cuanto a la contaminación sonora (Art. 18), los legisladores de la comisión de Seguridad Pública decidieron que el máximo permitido fuera 70 decibeles en aquellas zonas donde se perturbe el descanso o tranquilidad pública.

La medida se aplicaría a iglesias de cualquier dominación, bares y otros lugares de concentración pública.

Para hacerse una idea del ruido que se permitiría, la bocina de un automóvil liviano puede producir unos 100 decibeles.

En una discoteca, la cifra asciende a unos 120. Después de este nivel se llega al umbral del dolor auditivo.

Quienes incumplan este mandato cometerán una infracción grave, la cual será sancionada con una multa equivalente a tres salarios mínimos.

En el caso de las clausura de establecimientos, la iniciativa surge porque varios negocios trabajan bajo un disfraz y no para el rubro autorizado.

De acuerdo con el diputado de ARENA Ernesto Angulo, muchos establecimientos tienen permiso para ser cafeterías, pero en realidad venden licor; y otros son prostíbulos.

La enmienda referida al cierre fue incluida en el artículo 7 del proyecto, que habla sobre las sanciones contravencionales, luego que éste fuera retirado del pleno hace dos semanas a solicitud de los jefes de fracción.

La comisión se reunirá hoy para ultimar detalles del documento y revisar si aún existen recomendaciones de los ediles.

Miguel Bennett, diputado del PCN, manifestó que esta ley busca el ordenamiento de los municipios. “Esta ley es más de carácter informativo para el ciudadano; ojalá la aprobemos cuanto antes”, expresó.

A pesar de las modificaciones presentadas, la fracción del FMLN se niega a dar sus votos bajo el argumento que la ley viola la autonomía de las alcaldías.

Modificaciones
- El primer documento producido por los diputados decía que las comunas podían clausurar todo comercio que cometa una falta “contravencional”.
- La enmienda ratifica que son sujetos sólo los negocios que trabajan bajo licencia autorizada por las alcaldías.
- Ayer vencía el plazo para que los ediles entregaran sus recomendaciones al Órgano Legislativo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


elsalvador.com WWW