elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Son viejos conocidos

Con el peso de ocho años jugando en la MLS, Ronald Cerritos sabe cómo evaluar al rival.

Publicada 3 de septiembre 2004, El Diario de Hoy

Paseo corto. Los seleccionados dieron un pequeño recorrido por los alrededores del hotel. Foto: Álvaro López

Orestes Membreño
Enviado especial Boston
El Diario de Hoy
deportes@elsalvador.com

La selección nacional cuenta entre sus integrantes a dos ex jugadores de la Liga Profesional estadounidense (MLS por sus siglas en inglés), lo que en cierta medida constituye una ventaja al momento de analizar al rival de mañana.

Uno de ellos es Ronald Cerritos, quien en el presente año se desligó de la MLS. El otro es Jorge Rodríguez, quien también tuvo un buen paso por la liga estadounidense.

Pero su trayectoria por otros equipos protagonistas de la liga privilegiada del fútbol estadounidense, como San José Earthquakes y Dallas Burn, tienen a Cerritos como importante referente.

El atacante salvadoreño ha sido compañero con jugadores de la talla de Landon Donovan y Eddie Louis, así como de haber enfrentado a casi todos los del plantel convocado por el técnico Bruce Arena.

En ese sentido, las charlas en grupo o individuales entre Cerritos y el resto de compañeros siempre llevan una alta cuota de análisis y de una diversidad de experiencias pasadas, lo cual por supuesto será muy útil al momento de enfrentar al rival.

“En la medida que he podido, he tratado de ayudar al grupo explicando sobre algunas cualidades que tienen algunos jugadores, así como de ciertas debilidades de algunos como Beasley y el mismo caso de Landon”, dijo Cerritos.

Junto a esas experiencia y a la información recopilada acerca del equipo estadounidense, el onceno salvadoreño ha armado su estrategia para el partido que debe disputar en Foxboro, Massachusetts, el sábado por la tarde.

"Hemos estudiado al equipo de Estados Unidos y sabemos del avance que han tenido sus jugadores al estar ubicados en equipos de Europa, esto por supuesto es algo que tienen a su favor", señaló Cerritos.

Será táctico

Para Ronald Cerritos, el segundo juego de El Salvador en esta fase eliminatoria será uno de los que más exigencia táctica tendrá, tanto por lo que se ha preparado por parte del equipo salvadoreño como por lo que se sabe del equipo norteamericano.

"El equipo está conciente de que el partido va a ser duro, como todos, y en este caso, Estados Unidos tiene jugadores que han prosperado y el técnico los conoce perfectamente y han formado un buen bloque", dijo.

"Vamos a jugar un partido, en lo táctico, con bastante inteligencia", añadió.

En ese sentido y por lo que conoce y se ha analizado con documentos y vídeos de partidos del equipo estadounidense, Cerritos manifestó cierto tipo de conclusiones.

"El lado izquierdo de ellos es bastante fuerte con jugadores como Eddie Louis, Landon, Beasley, los hemos estudiado y hemos visto cómo se mueven en ese bloque y sabemos que debemos tener cuidado por ese sector", indicó.

Los días previos de la preparación del equipo salvadoreño han sido marcados por el trabajo técnico-táctico-estratégico, orientado a la marcación en zona para intentar evitar el armado del equipo estadounidense.

De hecho, la convocatoria de jugadores como Edwin González y José Urbina, más la alineación de Denis Alas desde el arranque, presentan a un equipo salvadoreño precavido para mañana.

"Vamos a salir a un partido con muchísimas precauciones, hay que decirlo, así como vendría cualquier selección, y nosotros no vamos a ser la excepción", afirmó Cerritos.

Sin embargo, y como un jugador que siempre gusta de estar en la zona de hacer goles, en el funcionamiento de creación ofensiva, Cerritos no descarta que también se trabajará para poder tener presencia en ataque.

"No queremos decir que no vamos a atacar, realmente todos esperamos generar situaciones que nos ponga de cara al gol de acuerdo a las circunstancias del partido mismo", aseveró.

Finalmente, Ronald dejó en claro que la motivación del grupo es total y se puede sentir en el ambiente de la concentración en Dedham, Massachusetts, en las horas previas al juego.

"La confianza se va dando de acuerdo a los resultados. Después del partido ante Panamá el grupo agarró muchísima confianza y eso nos dice que seremos una selección que dará muchísima pelea", aseveró.


Listos y conectados

Diego Mejía y Erick Dowson Prado aprovechan el descanso para relajarse. Foto: EDH

Erick Dowson Prado y Diego Mejía comparten habitación y ambos coinciden en que mañana la Selección saldrá a dar el todo ante Estados Unidos.

Las horas de la mañana de ayer fueron para el equipo nacional de completo descanso, no así para Juan Ramón Paredes, quien dedicó buena parte de tiempo para conseguir campo de entrenamiento junto a Jorge Rajo, uno de los delegados del equipo salvadoreño.

El campo de entrenamiento del New England Revolution, de la MLS, estaba listo para recibir a la Selección a las dos de la tarde, sin embargo, el seleccionador prefirió una cancha disponible a las 4:00 p.m., misma hora del juego oficial.

Luego lograron la autorización para utilizar la cancha de una escuela de la localidad de Dedham.

Relajados

Así, Diego Mejía y Erick Dowson Prado consumieron las horas previas a la práctica de la tarde en platicar acerca del partido y de lo que significa el rival de enfrente. Después, Diego se conectó a internet.

“El partido se ve difícil porque ellos (Estados Unidos) van a salir con todo, pero nosotros lo que tenemos que hacer es hacer bien lo que hemos hablado y tratar de frenar a algunos jugadores importantes”, dijo Prado.

El volante de Metapán se refirió a algunas piezas como Claudio Reyna, Da Marcus Beasley y Landon Donovan, entre otros, por quienes circula buena parte del esquema estadounidense.

“Venimos a ganar, si venimos a buscar el empate estamos reventados porque nos meteríamos atrás”, agregó el jugador.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

elsalvador.com WWW