elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Magia y diversión

La tía Bubu estará en las tablas con una historia ecológica llena de aventuras. Le acompañan dos reptiles simpáticos que son víctimas de una reina maquiavélica

Publicada 29 de julio 2004, El Diario de Hoy

Aventuras: La tía Bubu, Pericles y el profesor Juan pasarán muchas aveturas. Foto: EDH/Herbert Saravia

Morena Azucena/Rosemarié Mixco
El Diario de Hoy

vida@elsalvador.com

La malvada soberana del reino Epaminondas se ha propuesto exterminar a todos los reptiles en el Bosque de los Niños. Es el dinero el motor que impulsa a sus malvados planes.

La reina tiene en sus manos el negocio más rentable de todos: crear una línea de bolsos y carteras gracias a las pieles coloridas de cientos de lagartijas y tortugas.

Pericles, un debilucho sujeto sin personalidad que la reina domina a su antojo, está a cargo de la recolección de los animales.

A ninguno le importa las consecuencias que tal exterminio provocará al ecosistema. Uno de ellos es el desequilibrio y la posible extinción de dichas especies.

“Leí los textos y me inspiré en varias épocas. Para los reyes me basé en el siglo XVI”
Juan Miguel Molina
Diseñador
“En la primera temporada se quiso incluir teatro
infantil, pero no funcionó como esperábamos”
Roberto Salomón
Director

Sólo dos personajes pueden evitar que los maquiavélicos planes de la soberana de Epaminondas lleguen a concretizarse: tía Bubu y el profesor Juan, un científico que ama la Naturaleza.

En el afán por proteger a los reptiles y salvar la vida silvestre del Bosque de los Niños, Bubu y el profesor guiarán a chicos y grandes a través del mágico relato escrito por Ricardo Lindo: Tía Bubu, Tita y Lipe en el reino de Epaminondas.

La obra de teatro infantil se estrenará el sábado 31 de julio, a las 11:00 de la mañana, en el Teatro Luis Poma, en Metrocentro.

Cinco actores y tres títeres garantizan que padres de familia e hijos gozarán de una puesta en escena cargada de imaginación, humor y mucha fantasía.

Cincuenta minutos bastarán para que los espectadores compartan momentos de diversión y reflexionen sobre el deterioro ecológico.

Tales propósitos definen los objetivos de esta coproducción realizada por el Teatro Luis Poma y Producciones Capirucho.

La ciencia: Juan Barrera, director de la obra, interpreta al científico protector. Foto: EDH/Herbert Saravia

Regina Cañas (Tía Bubu) y Roberto Salomón, director del Teatro Luis Poma, coincidieron al expresar que la oferta escénica infantil en El Salvador es escasa.

Con la historia en el reino de Epaminondas, el equipo tras el telón pretende ofrecer una producción con vida larga que salga de las fronteras del Luis Poma, a todos los rincones del país.

La idea fue planteada en la Primera Temporada de Teatro de dicha institución, pero los resultados no fueron los esperados.

Esta vez, el Luis Poma abrirá sus puertas durante todo el período de vacaciones, para que padres e hijos puedan disfrutar de este espectáculo. La obra se presentará del 31 de julio hasta el 8 de agosto.

Luego, se realizarán otras dos funciones el 14 y 15 de agosto. Su costo será de $3 general.

Los actores de la obra
Cinco personas y tres títeres conforman el elenco de la producción. Ellos son algunos:
Regina Cañas
Tía Bubu
Lucha para salvar a los reptiles.
Jaime Ruano
Pericles
La mano derecha de la malvada Reina.
Jennifer Valiente
Reina
Es ambiciosa y quiere ganar mucho dinero.
Juan Barrera
Profesor Juan
Ayuda a Tía Bubu a salvar a los reptiles.
Lipe
Tenguereche
Vivirá la aventura al lado de Tía Bubu.
Tita
Lagartija cabeza roja
Acompañará a Lipe y a Tía Bubu.

Calidad actoral

Salomón destacó la labor realizada por Cañas y Juan Barrera (el director de la obra), y por los actores del Grupo de Teatro La Bocha: Jennifer Valiente (Reina, Tita y la Tortuga), Jaime Ruano (Pericles) y Óscar Guardado (Rey y Lipe).

La Bocha ya ha ofrecido al público salvadoreño obras de teatro en la que interactúan con títeres. Ejemplo de ello es La burra de Suchitoto y El arbolito mágico.

El director del Luis Poma resaltó el trabajo artístico realizado por Juan Miguel Molina y Elizabeth Ventura, con la escenografía y el vestuario; y el de Óscar Flores, creador de los títeres, el libro mágico del profesor Juan y accesorios de la utilería.

Regina Cañas comentó que la producción estará disponible para instituciones y centros educativos interesados.

Reino de Epaminondas, un mundo de fantasía

Érase una vez un reino fantástico en donde Tita, una lagartija de cabeza anaranjada; Lipe, un tenguereche; la tía Bubu, un Rey, una Reina y un científico dieron vida a una historia escrita por Ricardo Lindo y personificada por los actores del Teatro Luis Poma, Producciones Capirucho y Bocha Teatro.

La magia de animación y recreación de Epaminondas recae en el pintor Juan Miguel Molina y el titiritero Óscar Flores (a) Zompopo.

El sello del primero se nota en el vestuario de cada uno de los actores y en la decoración escenográfica del reino.

“Pensé en una especie de tendedero que se convierte en teatrino (un escenario pequeño y desmontable), el cual se cierra y se abre como un libro de cuentos”, dice el artista.

Es así como el bosque está plagado de plantas multicolores y de personajes ataviados con un vestuario acorde a su personalidad.

Juan Miguel confiesa que para este montaje se inspiró en los libros de cuentos infantiles y en la combinación de diferentes épocas.

En especial, dice, ha retomado los siglos XVI y XVII para la concepción de los trajes de los monarcas.

En cuando a Tita y Lipe, los reptiles protagonistas de la historia, fueron hechos con plastilina, papel periódico y pintura. “El diseño ha sido una búsqueda (inspiración), porque los títeres toman vida en el escenario”, dijo Óscar Flores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


elsalvador.com WWW