elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Erick Dowson Prado: El destructor

Es duro cuando va por el balón, pero dice que no es para que se le catalogue como un mal intencionado

Publicada 11 de junio 2004, El Diario de Hoy

“El sueño de todo jugador es ir a un mundial. Se puede lograr en la medida que trabajemos y nos sacrifiquemos mucho para ello”.

Mauricio Antonio Qüehl
El Diario de Hoy

deportes@elsalvador.com

Es un trabajo sucio que alguien tiene que hacerlo. La frase le cae al pelo a Erick Dowson Prado.

Porque ya sea en su posición habitual -como contención- o en la variante que le toca hacer -como zaguero central-, el jugador cementero es cuestionado por la manera en la que suele ir a marcar.

“Sucio”, “rudo”, “tosco y “tieso”, son algunos motes que se ha ganado en las gradas. Pero eso, ni le quita el sueño ni el hambre.

“No me importan lo que digan, porque mucha gente no conoce el fútbol. Chocar es normal en este deporte, en la posición en que juego. No soy un mal intencionado”, expresa el espigado jugador. Lo hablado, lo entendido.

Si bien el estilo de Erick ha causado controversia para muchos, nadie puede negar que este le ha llevado a ganarse un lugar entre los elegidos del seleccionador Juan Ramón Paredes. Nadie premia los sucios.

Forjado en ADET

Su padre Rafael Armando influyó con su ejemplo en el Juventud Olímpica, para que Erick comenzara a enamorarse del fútbol. Tenía siete años de edad cuando comenzó a pegarle oficialmente al balón en un equipo federado de la colonia.

A los 11 pasó a formar parte de las infantiles de la Asociación Deportiva El Tránsito, ADET. Ahí jugué en todas las categorías”, asegura el jugador.

Junto a Santos Rivera y Aarón Canjura, Erick, de 17 años de edad, ascendió con ADET a Primera División. Su debut fue contra Alianza en la cancha de la Bayer.
Tras dos años con el equipo venado, Prado jugó una temporada con los albos y otra a su regreso al ADET. Después dejó al equipo de El Tránsito para nunca volver.

Su siguiente club fue FAS en donde militó por dos años y medio, para luego recalar ocho meses en el Atlético Marte. “Ahí fue donde he tenido el momento más triste de mi carrera porque fue cuando descendimos. No me lo esperaba”, recuerda.

Metapán y la selecta

Admirador de Jaime Rodríguez y Jorge Mágico González, El escudero lleva ya año y medio enrolado al Isidro Metapán. Un equipo y un departamento donde se siente cómodo
Tengo buenos compañeros en Metapán y el lugar es bonito. Ahí tenés todo, supermercado, internet y es bastante tranquilo”, cuenta el medio.

Según dice, varios son los entrenadores que han influido en su carrera como futbolista. Entre ellos figuran tanto nacionales como extranjeros.

“He aprendido mucho de (Rubén) Guevara, (Juan Carlos ) Masnick, (Saúl) Rivero, (Nelson) Brizuela y del profesor (Juan Ramón) Paredes”, detalla Prado.

Este último confió en sus atributos para incluirlo en el grupo que se prepara para enfrentar el domingo a Bermudas.

“Hemos trabajado a conciencia para derrotar a Bermudas y avanzar a la siguiente fase. Estamos convencidos de que podemos pasar”, analiza Dowson Prado.

“Tenemos que compenetrarnos y confiar en Dios de que podemos lograrlo. Pero nosotros tenemos que poner nuestra parte”, concluye el también admirador de Franco Baresi y Fernando Redondo.

Ficha:

Data: San Salvador, 25/1/76
Edad: 28 años
Posición: Mediocampista
Peso: 195 libras
Estatura: 1.92 metros
Clubes: ADET, Alianza, FAS, Atlético, Marte e Isidro Metapán.

 

elsalvador.com WWW