elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Realizan primera Feria de intercambio de semilla criolla


La Paz. Caritas de El Salvador organizó la actividad con el objetivo el preservar el uso de la semilla nacional en el proceso agrícola

Publicada 21 de mayo 2004, El Diario de Hoy

Jesús Corvera
El Diario de Hoy

elpais@elsalvador.com

Desde hace ocho años, Caritas de El Salvador, de la Diócesis de Zacatecoluca, a través de la Pastoral de la Tierra, desarrolla un programa de agricultura sostenible en cinco parroquias. Los resultados del trabajo se vieron en la primera feria de intercambio de semillas criollas, donde los agricultores valorizaron el material genético y su potencial.

La idea es no depender de las grandes empresas transnacionales que pretenden introducir al país semillas transgénicas, con la ayuda del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).
Se espera que los agricultores con semilla criolla y que la han mejorado con el tiempo la compartan. Así otro cultivador ayuda a recuperar el uso de ella, además de colaborar a su recuperación.

El Ing. Roberto Calderón, coordinador de la pastoral de la Tierra de Caritas de Zacatecoluca, declaró que el evento tiene dos objetivos: fomentar en los agricultores el uso de la semilla criolla en todo tipo de siembras, tanto granos básicos como frutas y hortalizas, y fortalecer el trabajo de la tierra logrando que ellos sean an solidarios unos con otros.

Capacitaciones

Durante esta primera edición, se tuvo una gran variedad de especies de semillas. Algunas se repiten; sin embargo, los agricultores las nombran según quien se la entregó y el lugar de procedencia.

La gente de la pastoral está tratando de poner énfasis en ciertas zonas, entre ellas El capulín, Rocamel, Santa Rosa, San Sebastián y Cruz Roja.

Los agricultores reciben un asesoramiento, por parte de la institución, para inculcarles el rescate de la semilla nacional y de su parcela de tierra; además reciben formación técnica de cómo preservar el suelo construyendo barreras vivas, haladeras para captación de agua, fabricación de abonos orgánicos y foliares, hechos con frutas y diferentes materiales.
Todos aprenden a utilizar los recursos locales que se tienen a la mano.


elsalvador.com WWW